Peritación de un volkswagen touareg, avería mecánica

Informe pericial de volkswagen touareg con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un ford mondeodiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Ford Mondeo.

Estado del Vehículo

. ANTECEDENTES El vehículo Ford Mondeo matrícula fue depositado en talleres Norauto de Barakaldo en fecha de Octubre de para realizar una revisión de mantenimiento, en la que efectuó cambio de aceite, filtro de aceite y filtro de aire, además de revisión de varios puntos de control (dirección, suspensión, frenos, etc.). . El cambio de filtro de gasoil no se llevó a cabo el mismo día por falta de existencias, así que el vehículo fue depositado de nuevo el día de Octubre y se procedió al cambio del filtro de gasoil. El día 6 de Noviembre, circulando con el vehículo, el conductor advierte salida de humo por el capó y detiene el vehículo, tras lo cual se percata de un pequeño incendio en la parte superior del motor. Al día siguiente, el día 7 de noviembre de , el vehículo es trasladado en grúa hasta las instalaciones de Norauto donde se encuentra actualmente. INFORME PERICIAL Personado en las instalaciones del taller Norauto de Barakaldo el día de noviembre de se procede a identificar el vehículo de referencia para así poder verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. Por parte de Norauto se nos facilita una copia de la Orden de Taller, correspondiente a los trabajos efectuados sobre el vehículo y copia de la factura del servicio. En una primera inspección verificamos que el vehículo se encuentra sin desmontar. Hemos de indicar que el vehículo no presenta impactos de consideración en su carrocería que pudieran guardar relación con el incendio sufrido. Asimismo no advertimos signos de forzamiento ni manipulación en el capó delantero que indiquen un posible acto vandálico como origen del incendio. Una vez levantamos el capó se aprecia como el vehículo ha sufrido un pequeño incendio en la parte superior del motor, zona alta de la culata. La tapa embellecedora del motor se encuentra parcialmente calcinada y, cuando desmontamos la misma, podemos verificar como los inyectores y su instalación eléctrica han quedado muy dañados por la acción del fuego. Una vez identificados los daños que ha sufrido el vehículo localizamos el foco del incendio en la parte alta de la culata, en la zona de ubicación de los inyectores. De este modo pasamos a revisar los diferentes elementos sobre los que intervino el taller Norauto para determinar si existe relación entre los trabajos de Norauto y el incendio sufrido por el vehículo. La primera intervención de Norauto del día de octubre consistió en el cambio de aceite motor, filtro de aceite y filtro de aire, así como revisión de diversos puntos de control del vehículo. Revisamos el nivel de aceite, el cual se encuentra correcto, así mismo el filtro de aceite no tiene pérdidas de aceite ni anomalías aparentes, y por último el filtro de aire se encuentra correctamente colocado y no se han causado daños en elementos adyacentes durante su instalación. La segunda intervención de Norauto que se llevó a cabo el día de octubre consistió en el cambio del filtro de gasoil. Realizamos inspección del filtro y comprobamos que el mismo va situado en la parte trasera del vehículo, junto al depósito de combustible. El filtro se encuentra correctamente instalado en su ubicación y no existen pérdidas de gasoil en su zona de ubicación. Atendiendo a la reclamación del propietario del vehículo, donde indica que "existieron complicaciones durante el cambio del filtro de gasoil", consultamos al responsable de Norauto en que consistieron dichas complicaciones. En taller nos indican que el vehículo se puso en marcha normalmente tras el cambio del filtro pero transcurrido un minuto aproximadamente el motor se paró y ya no se ponía en marcha, todo ello debido a la presencia de aire en el circuito de alimentación. Cuando suceden episodios de este tipo nos explican en Norauto que tienen un protocolo el cual siguen con todos los vehículos. Dicho protocolo se siguió con el vehículo de referencia y consistió en soltar las tuberías de alimentación y retorno que llegan desde el depósito, para después aspirar con la máquina de extracción y así conseguir purgar el circuito eliminando cualquier presencia de aire. Además, en algunos casos, se ayudan pulverizando "autoarranque" (éter) sobre la toma del filtro de aire, con el fin de enriquecer la mezcla y conseguir así la puesta en marcha del motor. En la inspección del vehículo verificamos que las tuberías de alimentación y retorno de combsutible sobre las cuales intervino el operario de Norauto se encuentran correctamente colocadas en su ubicación y no tienen pérdidas. . Con el vehículo en el elevador verificamos como el protector delantero de bajos o cubrecárter muestra restos de gasoil que se han vertido desde la parte posterior del conjunto motor, concretamente estas pérdidas de gasoil se han producido en las tuberías de los inyectores dada su ubicación. A este respecto hemos de indicar que el taller Norauto no intervino sobre dichas tuberías según nos indican y según tienen ademas establecido en su protocolo de actuación. Ayudados de una llave de mano hemos comprobado el apriete de las tuberías de los inyectores, no encontrando ninguna tubería suelta que pudiera haber provocado pérdidas de combustible. Por las comprobaciones realizadas queda constatado que el origen del fuego se encuentra en una pérdida de combustible localizada en las tuberías de los inyectores, parte alta de la culata, dicho combustible ha escurrido hacia la parte inferior del motor hasta que ha llegado a un punto caliente como es la línea de escape, y ha prendido dicho combustible provocando el incendio. OBSERVACIONES El mismo día 6 de Noviembre que se produce el incendio el vehículo entró en Norauto para revisar un supuesto olor a gasoil. El técnico de Norauto que recepciona el vehículo indica al cliente que no pueden revisarle la incidencia instantáneamente debido a la carga de trabajo que tienen pero que deje el vehículo que lo revisarán a lo largo de la jornada. El cliente decide retirar el vehículo sin ser revisado por Norauto, produciéndose el incendio ese mismo día mientras se circulaba con el vehículo. Cabe reseñar por tanto que si se hubiera revisado el vehículo por parte de los técnicos del taller Norauto con toda probabilidad se hubieran percatado de la existencia de una pérdida de combustible por la zona de los inyectores y el incendio no hubiera llegado a producirse. A fecha de 01/12/, nos encontramos a la espera de las indicaciones de la compañía. Puestos en comunicación con el responsable del taller Norauto, a fecha de 12/12/, nos informan que el vehículo ha sido trasladado al servicio oficial de Ford, talleres Taramona, motivo por el cual nos personamos en dicho taller para comprobar el estado del vehículo. Comprobamos que se han iniciado los trabajos de reparación sobre el vehículo y que los mismos han sido autorizados por el propietario del vehículo, pudiendo comprobar que se ha procedido por el momento a la sustitución de diversas instalaciones eléctricas, sustitución del conjunto de zona de inyección, distribución, así como divesos protectores y embellecedores plasticos. El responsable del servicio oficial Ford que nos atiende, Sr. Yosu, nos comunica que este modelo de vehículo ha dado muchos problemas a la hora de la sustución del filtro de gasoil porque resulta difícil purgar el circuito tras el cambio del filtro, indicándonos que han tenido que acudir a varios talleres no oficiales para ayudar a arrancar el motor tras un cambio de filtro de gasoil. Por nuestra parte hemos realizado diversas gestiones con dos Concesiones más de la marca Ford, donde todos los talleres coinciden en la dificultad de purga para esta morización tras el cambio del filtro de gasoil. Asimismo indican que al aflojar la tuerca superior de las tuberías de suministro de gasoil a los inyectores, muchas veces se afloja sin querer el cuello de la tubería (zona de entrada del gasoil al inyector) de tal forma que al volver a colocar la tuerca superior, el cuello inferior no se aprieta, pudiendo derivar en fugas de gasoil. A fecha de 26/12/, nos encontramos comprobando los montajes correspondientes DE IGUAL MODO QUEDAMOS PENDIENTES DE REALIZAR COMPROBACIONES SOBRE UN VEHíCULO DE SIMILARES CARACTERíSTICAS, CON EL FIN DE COMPROBAR LA INCIDENCIA QUE SE NOS COMUNICA EN RELACIóN A LA HORA DE AFLOJAR LA TUERCA DE DE LAS TUBERíAS DE INYECCION, Y DE ESTE MODO, EMITIR DICTAMEN PERICIAL. Puestos en comunicación con el taller en el que se encuentra reparando el vehículo nos informan que se encuentran realizando las últimas pruebas y comprobaciones al vehículo para determinar que no existen más elementos afectados que los ya sustituidos hasta la fecha. De igual manera les comunicamos que, tras realizar una prueba sobre otro vehículo del mismo modelo y misma motorización, hemos podido constatar como al realizar el aflojado de la tuerca de la tubería de los inyectores, igualmente se afloja parcialmente al mismo tiempo el puente o tubería intermedia de unión entre el inyector y la propia tubería del inyector, estimando que es muy probable que este hecho pudiera ser el origen de la fuga de gasoil que posteriormente ha originado el siniestro que nos ocupa. A fecha de enero de hemos de indicar que el vehículo ha sido ya reparado y funciona correctamente. Una vez verificada la relación de piezas sustituidas certificamos la correcta reparación y procedemos al cierre de la valoración de daños.

Peritación de un volkswagen touareg, avería mecánica

Informe pericial de volkswagen touareg con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un volkswagen touaregdiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Volkswagen Touareg.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día de Noviembre del , se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. Comprobamos que el permiso de circulación y la ficha técnica se encuentran ausentes del vehículo, apreciamos que el libro de revisiones original se encuentra a bordo del vehículo. El vehículo presenta una motorización de tipo BPE con cc y 1C.V. Preguntado el jefe de taller por el vehículo nos indica que el vehículo entró en el taller reparador circulando por sus propios medios, apreciamos que en el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. 1.1. Realizadas las comprobaciones que se han estimado oportunas, se procede a inspeccionar el vehículo. Examinamos el cuadro instrumentos del vehículo, sin observar anomalía alguna en la información facilitada por dicho cuadro. Comprobamos que todos los testigos e indicadores del cuadro de instrumentos funcionan correctamente. Revisamos el nivel de aceite lubricante de motor y de líquido refrigerante comprobando que ambos niveles son correctos. Procedemos a realizar una prueba de arranque del vehículo comprobando que el vehículo arranca correctamente y una vez arrancado su ralentí es estable, verificamos la ausencia de ruidos o trepidaciones anormales durante el arranque del motor del vehículo. Efectuamos una prueba dinámica del vehículo comprobando que, cuando llevamos menos de dos kilómetros recorridos y el conductor pisa a fondo el pedal del acelerador el vehículo comienza a acelerar para, de forma súbita, perder potencia para ser incapaz de superar los kilómetros por hora pese a que circulamos por una calzada con el firme llano y con el conductor pisando el acelerador a fondo, lo cual, unido a que el testigo del cuadro de instrumentos que nos indica la presencia de una avería eléctrica en el motor del vehículo comienza a parpadear de forma constante, nos indica que la unidad de control del motor ha registrado un fallo en su memoria de averías y se ha colocado en el modo de emergencia restringiendo la potencia del motor del vehículo. Conectamos el ordenador de diagnosis al vehículo comprobando que el ordenador de diagnosis nos indica la presencia de un fallo registrado en la unidad de control del motor debido a que la presión en el sistema de sobrealimentación del motor es anormalmente baja incapaz de alcanzar los valores mínimos establecidos. Procedemos a inspeccionar el sistema de sobrealimentación del motor del vehículo constatando la ausencia de fugas o roturas en los tubos y conductos del sistema de sobrealimentación, comprobamos que el turbocompresor y el sistema de vacío que controla el sistema de geometría variable del turbocompresor están correctamente conectados y sin indicios de fugas. Para comprobar las causas y el alcance de la avería es necesario desmontar el turbocompresor por lo que solicitamos la autorización del cliente para realizar dichas operaciones quedando con el taller para cuando éstas se hayan realizado. Personado en segunda visita en el taller de gestión el día de Noviembre del comprobamos que el turbocompresor ha sido desmontado del vehículo. Tras inspeccionar el turbocompresor podemos indicar la ausencia de holguras entre el eje y los cojinetes del turbocompresor, verificamos que las turbinas de admisión y escape del turbocompresor se encuentran en correcto estado, procedemos a mover el sistema de geometría variable del turbocompresor constatando que el sistema de geometría variable del turbocompresor está agarrotado debido a la acumulación de carbonillas y la corrosión del sistema, constatamos que al mover el sistema detectamos irregularidades en el recorrido del sistema de geometría variable del turbocompresor que son mayores al comienzo del recorrido del sistema de geometría variable del turbocompresor. Preguntado el jefe de taller por el posible envío del turbocompresor a un taller especialista nos indica que ellos son un concesionario Audi, nos indica que el fabricante, ante un caso como el que nos ocupa, contempla únicamente la sustitución del turbocompresor del motor del vehículo. Para la correcta reparación del vehículo es necesario sustituir el turbocompresor. El perito propone la NO indemnización de la reclamación. El precio de la MO en la tablilla del taller para el público es de 65,29? por hora más IVA.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí