Peritación de un toyota verso, avería mecánica

Informe pericial de toyota verso con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un toyota versodiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Toyota Verso.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día de febrero del , se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. Según nos indica el jefe de talleres el vehículo llegó al taller por sus propios medios. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado y habiendo sido sustituido previa visita según alega el jefe de taller el termostato y el sensor de temperatura Inspeccionado el conjunto motor podemos observar en la zona adyacente al depósito de expansión restos de líquido refrigerante, lo que denota a que a existido un rebosamiento del mismo. Además podemos comprobar como al soltar el tapón del depósito se libera una fuerte presión llegando a expulsar una pequeña cantidad de anticongelante, síntoma de haber adquirido una fuerte presión el circuito de refrigeración. El jefe de taller nos informa que previa visita el nivel de líquido refrigerante ha sido rellenado, así como tras ser sustituido el termostato. El nivel de aceite motor es correcto. A continuación procedemos a la puesta en marcha motor comprobando como el mismo ralentiza correctamente y en el cuadro de instrumentos no se indica ningún testigo de avería, no obstante, podemos observar como a medida que el motor adquiere mayor temperatura el anticongelante del depósito de expansión burbujea, hecho que es provocado por la comunicación del circuito de refrigeración con los gases de la combustión motor y por ello el mismo adquiere presión. Para verificar el origen de la avería será necesario el desmontaje de la culata. Personados en segunda visita en el taller de gestión a día de febrero procedemos a verificar el vehículo con la culata desmontada. Inspeccionado el bloque motor podemos observar como no existen daños visuales, ni tampoco indicios de haber soportado un exceso de temperatura. Si bien, la cabeza del pistón nº1 se encuentra con menor restos de carbonillas (lavada) lo que apunta a que su combustión ha podido estar en mezcla con refrigerante. Inspeccionada la culata no se localizan daños visuales ni tampoco existen indicios de haber soportado un exceso de temperatura, ya que además la base de culata no muestra deformaciones. Cabe informar que existe una nota técnica del fabricante Toyota donde se indican los antecedentes mencionados alegando que debido a la acumulación de carbonillas en las cabezas de los pistones se provoca una falta de estanqueidad en junta de culata propiciando la comunicación de la cámara de combustión con el circuito de refrigeración. En acuerdo con el jefe de taller proponemos que la avería en cuestión sea informada a asistencia técnica del fabricante para ser solicitada aportación comercial en la reparación. A día 3 de marzo el taller sigue a la espera de recibir aportación comercial por parte del fabricante en la reparación. Informar que se acepta una aportación comercial por parte del fabricante de un 30% sobre el total de la reparación que el fabricante informa, precisando la sustitución de los pistones por unos modificados para evitar la acumulación de carbonillas en cabeza y juego de segmentos. A día 9 de marzo quedamos a la espera de la resolución de estado de culata por un taller especialista (Talleres Intemar, 0) para garantizar la reparación. Mediante informe de taller especialista se descartan daños en la culata precisando tan solo de su reacondicionado para ser reutilizada. Se confirma el compromiso de pago al jefe de taller y nos mantenemos a la espera de realizar seguimiento final de reparación. A día de marzo nos encontramos a la espera de confirmar reparación final acordada. A día de marzo nos comunica el jefe de taller que el operario se encuentra en proceso de montaje. A día de marzo el vehículo se encuentra reparado, quedando a la espera de acordar presupuesto final de reparación según aportación comercial del fabricante. Confirmado la aportación comercial del fabricante mediante acuerdo en reparación se procede al cierre del presente informe.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí