Peritación de un tata indigo, avería mecánica

Informe pericial de tata indigo con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un tata indigodiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Tata Indigo.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día 03/09/, se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. Localizamos en la presente visita la orden de entrada en taller, el permiso de circulación, la ficha técnica y el histórico de mantenimientos. Según nos indica el jefe de taller, el vehículo llegó a las instalaciones en grúa. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. ROTURA JUNTA CULATA: Ponemos en marcha el motor del vehículo sin encontrar luces de avería en el cuadro de instrumentos, no encontramos anomalías en el sonido del motor a ralentí. Pasados unos minutos y sin parar el motor nos acercamos al vano comprobando manualmente que el circuito de refrigeración del motor toma presión. Inspeccionamos ocularmente las tuberías del circuito sin observar fugas de refrigerante hacia el exterior. Somos conocedores de que en este tipo de motorización es frecuente la rotura del termostato con el posterior aumento de temperatura del motor por lo que solicitamos el desmontaje de culata y termostato, bajo autorización del propietario del vehículo, para verificar orígen de la avería y alcance de daños. Quedamos a la espera. Desmontada la culata verificamos mediante regla que el plano de la culata se encuentra alabeado y el inyector del cilindro número 1 se ha quedado empotrado en su alojamiento. Apreciamos marcas de gripaje en los cuatro cilindros, y holgura en las cabezas de los pistones, sobre todo en los cilindros 2, 3 y 4. La cavidad interna del termostato presenta muestras o restos anaranjados, posiblemente del óxido desprendido de las paredes de la parte interna del bloque motor y radiador por haber usado agua en lugar de refrigerante. A modo de cronología de los daños, hemos de indicar que tras la rotura del termostato y posterior aumento de temperatura en el circuito de refrigeración, se ha deteriorado la junta, se deformado el plano de culata, se han gripados los cuatro cilindros y debido al consumo interno de refrigerante por los motivos referidos y no haber detectado fugas de liquido refrigerante al exterior, es necesaria la reposición de refrigerante, en este caso agua ya que hemos encontrado gran cantidad de barro anaranjado (óxido) en el cuerpo del termostato, síntoma inequívoco de que el vehículo ha estado circulando con este líquido en el sistema de refrigeración. Observamos ocularmente los inyectores 2, 3 y 4 en los que encontramos gran cantidad de suciedad en el cuerpo y restos de carbonillas en las puntas, nos indican que esta situación es normal. Solicitamos bajo autorización del propietario el envío de la culata al especialista para que sea comprobada, y determinar de este modo el grado de deformidad, daños internos y si existe la posibilidad de que sea reutilizada. 15/09/ Seguimos a la espera de la comprobación de culata por parte del especialista. Recibimos informe por parte del especialista en el que se indica que la culata tiene una deformidad de 0,15mm debido a un exceso de temperatura. También nos indican que para el desalojo del inyector número 1 será necesaria su rotura, no pudiendose recuperar. Nos comenta el jefe de taller que no se han comprobado el resto de inyectores del vehículo (2, 3 y 4) y que cabe la posibilidad de que una vez montados el funcionamiento de alguno de ellos no sea correcto. No se realiza diagnósis debido a que por la simplicidad de este modelo, no se pueden extraér parámetros relacionados con temperatura, fechas o kilometraje del momento en que sufre el sobrecalentamiento. Tampoco existen en el cuadro de instrumentos advertencias luminosas o sonoras que indiquen exceso de temperatura durante el trabajo del motor, solamente la aguja indicadora que advierte con la suficiente antelación de la temperatura del circuito de refrigeración y por tanto de la temperatura del motor ascendiendo progresivamente advirtiendo al conductor para detener el funcionamiento del motor y evitar que alcance la zona rota (sobretemperatura). Procedemos a realizar la valoración de daños más económica propuesta por el taller que pasa por la sustitución del motor completo, recambio que ellos poseen que está compuesto básicamente por bloque, cárter y culata; se trata de un motor cerrado sin accesorios. Este motor tiene un uso de unos 15.0kilómetros según nos indican.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí