Peritación de un suzuki sx4, avería mecánica

Informe pericial de suzuki sx4 con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un suzuki sx4diesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Suzuki Sx4.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día de Febrero del , se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. Comprobamos que el permiso de circulación y la ficha técnica se encuentran a bordo del vehículo, apreciamos que el libro de revisiones original se encuentra ausente del vehículo. El vehículo presenta una motorización de tipo D19AA con cc y 120CV. Preguntado el jefe de taller por el vehículo nos indica que el vehículo entró en el taller reparador circulando por sus propios medios, apreciamos que en el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. 1.1.Realizadas las comprobaciones que se han estimado oportunas, se procede a inspeccionar el vehículo. Examinamos el cuadro instrumentos del vehículo, sin observar anomalía alguna en la información facilitada por dicho cuadro, apreciamos que todos los testigos e indicadores del cuadro de instrumentos funcionan correctamente. Comprobamos el nivel de aceite lubricante de motor y de líquido refrigerante constatando que ambos niveles son correctos. Realizamos una prueba de arranque del vehículo comprobando que el vehículo arranca correctamente y una vez arrancado su ralentí es estable, apreciamos la ausencia de ruidos o trepidaciones anormales durante el arranque del motor del vehículo. Aceleramos el motor del vehículo comprobando la presencia de un ruido a chirrido que aparece de forma intermitente y aleatoria durante toda la gama de revoluciones del motor del vehículo, verificamos que no hay una relación directa entre el régimen del motor de vehículo y el ruido a chirrido que aparece en el vano motor del vehículo. Efectuamos una prueba dinámica del vehículo constatando que la potencia del motor del vehículo es correcta, indicamos la presencia de ruido a chirrido el cual se produce de forma intermitente y aleatoria, verificamos la ausencia de irregularidades en el funcionamiento del motor del vehículo durante a prueba dinámica del mismo. Conectamos el ordenador de diagnosis al vehículo comprobando la ausencia de fallo alguno registrado en la unidad de control del motor del vehículo. Para comprobar las causas y el alcance de la avería es necesario revisar el sistema de sobrealimentación del motor, la correa de accesorios y las poleas por lo que solicitamos la autorización del cliente para realizar dichas operaciones quedando con el taller para cuando éstas se hayan realizado. Puestos en contacto con el taller reparador el día de Febrero del el jefe de taller nos indica que al realizar desmontajes y revisar el sistema de sobrealimentación detectaron la presencia de una fuga en la junta que asegura la unión entre el colector de escape y la culata por lo que es necesario desmontar el conjunto colector de escapeturbocompresor. Para comprobar las causas y el alcance de la avería es necesario desmontar el colector de escape por lo que solicitamos la autorización del cliente para realizar dichas operaciones quedando con el taller para cuando éstas se hayan realizado. Personado en segunda visita en el taller de gestión el día de Febrero del comprobamos que el conjunto colector de escapeturbocompresor ha sido desmontado del vehículo. Tras inspeccionar el conjunto colector de escapeturbocompresor podemos indicar que la zona del colector correspondiente al cilindro número cuatro está ennegrecida en su zona exterior lo que nos muestra la presencia de una fuga de considerable entidad en la zona del colector de escape correspondiente al cilindro número cuatro. Procedemos a comprobar el plano de apoyo del colector de escape contra la culata del motor del vehículo con una regla, constatando que el plano del colector de escape está deformado en la zona izquierda, la que corresponde, al orificio de escape del cilindro cuatro, verificamos que la deformación en dicha zona del colector de escape es superior a los dos milímetros lo que impide un correcto apoyo del colector de escape contra la culata, verificamos a su vez que la elevada deformación impide el rectificado del plano del colector de escape debido a la falta de espesor del material en la zona del plano del colector de escape, el jefe de taller nos indica que las tuercas y los espárragos del colector de escape estaban muy apretados siendo necesario calentarlos para poder desmontarlos Examinamos la junta del colector de escape comprobando que el estado de la junta del colector de escape nos indica que dicha junta ha sido recientemente sustituida, verificamos la ausencia de indicios de óxidos, deformación o temperatura en la junta del colector de escape. Constatamos que la junta del colector de escape presenta indicios de fogueados graves y deformación en la zona de la junta correspondiente al orificio de la culata correspondiente al cilindro número cuatro del motor del vehículo. Preguntado el jefe de taller por la junta del colector de escape sustituida nos indica que el cliente les llevó el vehículo poco después de adquirirlo para preguntarles por un leve ruido a chirrido que aparecía de forma intermitente, nos indica que cuando el ruido aumentó hasta hacerse molesto, el cliente les llevó el vehículo para su reparación, nos indica que ellos no han intervenido nunca en el vehículo y no han sustituido la junta del colector de escape. Ante estos hechos podemos indicar que la sustitución reciente de la junta del cojunto colector de escapeturbocompresor del motor del vehículo nos indica que la deformación del colector de escape del motor del vehículo y la fuga de gases fue detectada con anterioridad a la venta del vehículo y a la realización del contrato de garantía, se intentó subsanar dicha fuga mediante la sustitución de la junta del colector de escape y el apretado al máximo de las tuercas de anclaje del colector de escape, obviando la deformación del plano del colector de escape, dicha reparación fue infructuosa debido a que, por la deformación del colector de escape éste se apoyaba de forma débil contra la culata y la junta en la zona del cilindro número cuatro terminando por foguear la junta y fugándose los gases de escape del cilindro número cuatro a través de la unión entre la culata y el colector de escape. Para la correcta reparación del vehículo es necesario sustituir el conjunto del colector de escapeturbocompresor por uno del mercado alternativo.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí