Peritación de un suzuki grand, avería mecánica

Informe pericial de suzuki grand con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un suzuki granddiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Suzuki Grand.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día de enero de , se procede a identificar el vehículo asegurado, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente, confirmándonos que el vehículo entro en sus instalaciones por sus propios medios. En primer lugar constatamos que tanto la ficha técnica como el permiso de circulación se encuentran en el interior del vehículo, estando ambos permisos en regla, pudiendo constatar la cilindrada del motor que asciende a 1.9cc, rindiendo 1cv de potencia. Tras concretar que este tipo de vehículo debe pasar las revisiones cada 20.0km, comprobamos que el vehículo no contiene el libro de mantenimientos en su interior, ni el taller cuenta con histórico alguno del vehículo, de ahí que desconozcamos las revisiones obligatorias realizadas así como la periocidad de las mismas. Realizadas las comprobaciones que se han estimado oportunas, se procede a inspeccionar el vehículo, comprobando que el vehículo presenta desmontados dos calentadores, el radiador de motor y parte del circuito de combustible en el momento de nuestra visita. En cuando al radiador, el mismo taller nos confirma que este acusa una fuga de consideración en su panelado, producto bien de un impacto o bien a través de su empaquetadura lateral, pero ya que su sustituían correrá a cargo de propio taller, quedara excluido de la tasación adjunta. Respecto al motor el taller nos comunica que en el momento de su recepción esta manifestaba un fuerte cabeceo, corroborando el fallo motor reclamado, de ahí que se realizase una lectura de defectos, la cual reconocía un fallo de combustión en el cilindro nº 1, de ahí que el taller optase por la realización de una prueba de retorno, cuyo resultado confirmaría el correcto funcionamiento de los 4 inyectores, descartando un posible origen de la avería, de ahí que se optase por la realización de una prueba de compresión, cuya operación solicitamos que se haga nuevamente en nuestra presencia, pudiendo comprobar como la compresión medida en el cilindro nº 1, es de 0,5bar, mientras que el nº 2 alcanza 19,5bar, confirmando así la perdida de compresión del motor, que respondería al cabeceo reclamado así como al código de avería vigente. Por ello solicitamos al propietario la autorización pertinente para que el taller pueda proceder al desmontaje de la culata, para posteriormente confirmar el origen y causas de tal perdida de compresión. A día de enero de , puestos en contacto con el taller reparador nos comunican que el desmontaje de la culata permanece paralizado, dado que unos de sus inyectores permanece gripado en su alojamiento y por el momento no han logrado su extracción, de ahí que continúen los procesos de extracción, que de resultar ineficaces, requerirán la destrucción del inyector, de ahí que todos estos procesos deban ser previamente autorizados por el propietario. A día 3 de febrero de , puestos en contacto con el taller reparador, nos comunican que se mantienen los procesos iniciados para la extracción del inyector nº 3, gripado en su alojamiento. A día 4 de febrero de , personándonos de nuevo en las instalaciones del taller reparador comprobamos que han procedido al desmontaje de la culata, para cuya extracción ha sido necesaria la destrucción del inyector nº 3, ya que el gripaje sufrido impide su total extracción, pudiendo observar que parte del vástago del inyector permanece gripado en su alojamiento, el cual deberá ser extraído por el propio rectificador. En cuando al plano de la culata y junta, concretamente en la cámara nº 1, válvulas y sus proximidades, no se observa ningún tipo de desperfecto notable o anomalía que respondiese a la perdida de compresión constatada en primera visita, de ahí que deba ser traslada al especialista para su comprobación. De igual modo confirmamos el correcto estado aparente de bloque así como de su pistón, no observándose grietas u otro tipo de anomalías en sus cuerpos, además de constatar ala ausencia de un cabeceo notable del pistón. Quedamos a la espera de la comprobación de la culata en especialista, previamente aprobada y autorizada por el cliente. Tras ponernos en contacto con el taller reparador el día 9 de febrero de , nos comunican que siguen a la espera del comprobando del rectificador. A día de febrero de , puestos en contacto con el taller reparador nos trasladan el informe del especialista, el cual ha podido confirmar la deformidad sufrida por los vástagos de las 4 válvulas del cilindro nº 1, dato que responde a la perdida de compresión constatada en primera visita, al igual que ha confirmado el correcto estado de los vástagos del restos de válvulas de los cilindro 2, 3 y 4, descantado de este modo un posible desfase de la distribución, ya que en ese caso los daños se habría manifestado en el restos de válvulas al igual que en las del cilindro nº 1. Observaciones: Dado que los precios adjuntos en el presupuesto del taller reparador, corresponden a un recambio alternativo, y ya que el modelo objeto de informe no aparece en el programa tasador utilizado, debemos realizar la tasación adjunta de forma manual.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí