Peritación de un skoda octavia, avería mecánica

Informe pericial de skoda octavia con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un skoda octaviadiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Skoda Octavia.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día 3 de Septiembre de , se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. Se encuentra el libro de mantenimientos, además de que existe histórico de mantenimientos en el taller donde se perita el vehículo. Se encuentra el permiso de circulación y la ficha técnica. Según se indica en la OT el vehículo llegó al taller por sus propios medios, el vehículo no entró en grúa. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. Inspeccionado el vehículo se realiza una prueba en carretera con el mismo a través de la cual no se aprecian anomalías durante su circulación habitual, no apreciando pérdida de potencia en su motor, además de que tampoco se aprecian tirones durante su circulación. Finalizada la prueba en carretera se realiza una diagnosis sobre el vehículo a través de la cual no se detecta avería en ninguna de las unidades electrónicas del vehículo. Durante la diagnosis se comprueba el grado de saturación por acumulación de partículas de hollín que presenta el filtro antipartículas, confirmando como la saturación de dicha pieza es de un 33,2%, no superando ni tan siquiera el 50%. Posteriormente se realiza gestión con el taller y se nos indica que el vehículo entró en sus instalaciones hace aproximadamente dos meses con los testigos de avería de motor y del sistema de precalentamiento iluminados en el cuadro de instrumentos, y que tras realizar una diagnosis sobre el mismo se detectaron dos averías en el filtro antipartículas. Finalmente se realizó un borrado de las memorias de avería y se entregó el vehículo a su propietario, volviendo en la actualidad al taller por los tirones que genera el motor durante su funcionamiento en frío, reclamado por su propietario. Dado que en el momento de la visita pericial no se detecta ninguna avería mediante diagnosis y el filtro antipartículas tampoco presenta un alto grado de saturación por acumulación de partículas de hollín, nos encontramos a la espera de que el taller siga diagnosticando el vehículo para comprobar la causa de los tirones reclamados por su propietario, además de corroborar dichos tirones. A fecha 9 de Septiembre de , se realiza una nueva visita pericial al taller de reparación para comprobar el estado en el que se encuentra el vehículo. Una vez realizada una larga prueba en carretera con el vehículo se comprueba el porcentaje de de saturación del filtro antipartículas, comprobando como el mismo se encuentra a un 20%, sin embargo mediante la realización de la diagnosis se comprueba como el filtro antipartículas memoriza dos averías localizadas en un funcionamiento incorrecto del banco 1 del filtro. De esta manera se comprueba como el filtro antipartículas vuelve a reproducir las averías que presentaba en Julio y Mayo de , tal y como se puede observar en el histórico de intervenciones del vehículo. Por determinar que el filtro antipartículas del motor de este vehículo presenta una excesiva acumulación de partículas de hollín en su interior, que le impiden regenerarse adecuadamente mediante la realización de una regeneración forzada, ya que ha quedado demostrado que tras realizar dos regeneraciones forzadas del filtro antipartículas en Mayo y Julio de , el filtro vuelve a reproducir las mismas averías lo que demuestra su mal estado interior y su poca capacidad para realizar una correcta regeneración. A este respecto se indica que el filtro antipartículas es una pieza que se encarga de acumular partículas de hollín que son expulsadas del sistema de escape del motor para que no salgan al exterior y evitar así una excesiva contaminación, confirmando como la acumulación de partículas de hollín en el interior de filtro antipartículas se produce de manera progresiva durante la vida útil del vehículo, por lo tanto se determina que la causa del mal funcionamiento del filtro antipartículas deriva de la acumulación progresiva de partículas de hollín que presenta en su interior, ya que no es capaz de eliminar la totalidad de partículas de su interior mediante la realización de una regeneración forzada, entendiendo de este modo que NO corresponde indemnizar el coste total de la reparación del vehículo al derivar la causa de su mal funcionamiento de la progresiva acumulación de partículas de hollín en su interior durante la vida útil del vehículo. Indicar que para realizar una correcta reparación del vehículo se hace necesaria la sustitución del filtro antipartículas junto con el sensor de presión del mismo. OBSERVACIONES: Observando el elevado coste que tiene la sustitución del filtro antipartículas existe la posibilidad de enviar la pieza a un taller especialista, Rectificados Corega (Telf.9) donde primeramente se realizaría una limpieza del filtro antipartículas que tiene un coste aproximado de 2euros más IVA, y en caso de no surtir efecto con dicha limpieza se procedería con la sustitución de la cerámica interior del filtro antipartículas, que tendría un precio aroximado de unos 5euros más IVA.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí