Peritación de un seat len, avería mecánica

Informe pericial de seat len con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un seat lendiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Seat Len.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día 9 de Febrero del , se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. Comprobamos que la ficha técnica y el libro de revisiones original se encuentran a bordo del vehículo, apreciamos que el permiso de circulación se encuentra ausente del vehículo. El vehículo presenta una motorización de tipo CAYC con cc y 1C.V. Preguntado el jefe de taller por el vehículo nos indica que el vehículo entró en el taller reparador circulando por sus propios medios, indicamos que en el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. 1.1.Realizadas las comprobaciones que se han estimado oportunas, se procede a inspeccionar el vehículo. Comprobamos que el cuentakilómetros del vehículo nos indica que el vehículo ha recorrido kilómetros, verificamos que la última operación de mantenimiento se efectuó, según el histórico del vehículo en el taller y el libro de revisiones del vehículo cuando el vehículo contaba con kilómetros lo cual nos indica que el vehículo ha recorrido 7 kilómetros desde la última operación de mantenimiento, el fabricante del vehículo indica los intervalos de las operaciones de mantenimiento de este vehículo deben realizarse cada, como máximo, 0 kilómetros recorridos o dos años por lo que entendemos que es necesario realizar la operación de mantenimiento programado. Verificamos que el elemento de fricción de las pastillas de freno de las ruedas traseras del vehículo nos indica que las pastillas de freno traseras han alcanzado el final de su vida útil por lo que es necesario sustituirlas. Para el correcto mantenimiento del vehículo es necesario sustituir el aceite lubricante de motor y su filtro, el filtro de aire, filtro de polen, filtro de combustible y las pastillas de freno traseras. 1.2.Procedemos a efectuar una prueba de arranque del vehículo comprobando que el vehículo arranca correctamente, apreciamos que una vez arrancado su ralentí es inestable, verificamos que el régimen del motor dle vehículo oscila arriba y abajo de forma constante con el motor al ralentí, apreciamos la ausencia de ruidos anormales en el momento del arranque del motor del vehículo. Comprobamos que el vehículo, con el motor al ralentí trepida, revisamos el vano motor del vehículo apreciando que el motor cabecea al ralentí, apreciamos que el ruido del motor al ralentí es anormal, comprobamos que la intensidad del ruido de las combustiones del interior de los cilindros varía de forma cíclica, desmontamos la tapa insonorizante del motor del vehículo comprobando que el estado de los componentes del sistema de inyección de combusitble del motor a la vista es correcto y sin indicios de golpes, roturas o fugas, apreciamos que el estado de la cablería y los conectores de los inyectores es correcto y sin indicios de contactos defectuosos o fogueados, desconectamos el inyector de combustible del cilindro número uno comprobando que el funcionamiento y ruido del motor del vehículo apenas varía lo que nos indica que el inyector del cilindro número uno presenta una disfunción, constatamos que al desconectar el resto de los inyectores el motor falla de forma más ostensible y es incapaz de mantener el ralentí. Procedemos a desmontar el filtro de combustible del motor del vehículo comprobando que el estado del combustible es aparentemente normal, indicamos que su olor, textura y color son los usuales sin detectar este perito barrillos, suciedades o elementos en suspensión en el combustible del motor del vehículo. Efectuamos una diagnosis de los sistemas del vehículo comprobando la ausencia de fallo alguno registrado en las diferentes unidades de control del vehículo, entramos en el modo de medición de la unidad de control del motor constatando que la unidad de control del motor realiza correcciones en el caudal del inyector del cilindro número uno del motor del vehículo, lo cual nos indica que se están produciendo combustiones en el interior del cilindro número uno inadecuadas y que la unidad de control del motor intenta corregir llegando al tope máximo posible de la corrección. Para comprobar las causas y el alcance de la avería es necesario desmontar los inyectores de combustible y enviarlos a un taller comprobador especialista por lo que quedamos con el taller para cuando se hayan realizado dichas operaciones. Personado en segunda visita en el taller de gestión el día de Febrero del comprobamos que los inyectores de combustible del motor han sido desmontados y enviados a un taller comprobador especialista. Personado en el taller comprobador especialista verificamos que los inyectores permanecen sin comprobar, le indicamos al jefe de taller la necesidad de comprobar el funcionamiento de los inyectores lo antes posible a lo que el jefe de taller nos indica que tienen mucho trabajo y que no han podido comprobar los inyectores, nos indica que los colocarán en el banco de pruebas hoy. Personado en tercera visita en el taller de gestión el día de Febrero del comprobamos que los inyectores de combustible acaban de llegar de vuelta del taller comprobador especialista después de ser comprobados. Tras revisar el informe del taller comprobador especialista podemos indicar que el inyector de combustible del cilindro número uno del motor del vehículo presenta un valor de retorno de combustible muy elevado y por encima del valor máximo de tolerancia que indica el fabricante del vehículo lo que provoca que el inyector de combustible del cilindro número uno sea incapaz de pulverizar el combustible en el interior del cilindro número uno causando la ausencia de combustiones regulares en el cilindro número uno, verificamos que el resto de los inyectores de combustible del motor del vehículo se encuentran en correcto estado y pueden ser reutilizados en la reparación del vehículo. Para la correcta reparación del vehículo es necesario sustituir el inyector de combustible del cilindro número uno por lo que acordamos mantenernos en contacto con el taller reparador para comprobar el correcto funcionamiento del motor del vehículo una vez reparado. Personado en cuarta visita en el taller de gestión el día de Febrero del comprobamos que los inyectores de combustible han sido montados en el vehículo y el del cilindro número uno ha sido sustituido. Procedemos a realizar una prueba de arranque del vehículo comprobando que el vehículo arranca correctamente, verificamos que una vez arrancado su ralentí es inestable, inspeccionarmos el vano motor del vehículo apreciando que el motor cabecea al ralentí, indicamos que el cabeceo del motor del vehículo se transmite a la carrocería del vehículo apreciándose trepidaciones leves en la misma. Conectamos el ordenador de diagnosis al vehículo comprobando que el ordenador de diagnosis nos indica la ausencia de fallo alguno registrado en las diferentes unidades de control del vehículo, entramos a revisar los parámetros del sistema de inyección del motor del vehículo constatando que la unidad de control del motor está intentando corregir el caudal de combustible de los inyectores de los cilindros dos, tres y en menor medida el cuatro para conseguir estabilizar el ralentí del motor del vehículo lo que nos indica que la inyección y pulverización de estos inyectores es inadecuada, le indicamos al jefe de taller, dado que los datos aportados por el taller comprobador especialista, a la vista del funcionamiento del vehículo, son dudosos, la necesidad de montar en el motor del vehículo unos inyectores de combustible en los cilindros dos, tres y cuatro de un vehículo similar, que, constatamos se encuentra en el taller reparador. Puestos en contacto con el taller reparador una hora después de nuestra marcha, el jefe de taller nos indica que han probado a intercambiar los inyectores de los cilindros dos, tres y cuatro del motor del vehículo por los de un vehículo similar del que disponen en sus instalaciones y, realizado prueba de funcionamiento viendo que de forma inmediata, el funcionamiento del motor del vehículo que nos ocupa es correcto, ante lo cual le indicamos que sustituya los inyectores de los cilindros dos, tres y cuatro. Personado en quinta visita en el taller de gestión el día de Febrero del comprobamos que los inyectores de combustible han sido sustituidos. Realizamos una prueba de arranque del vehículo comprobando que el vehículo arranca correctamente y una vez arrancado su ralentí es estable, verificamos que los cabeceos, fallos de combustión y trepidaciones han desaparecido por completo del motor del vehículo por lo que entendemos que la disfunción ha sido solucionada y el vehículo, por tanto, reparado. Para la correcta reparación del vehículo es necesario sustituir los inyectores de combustible.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí