Peritación de un renault megane, avería mecánica

Informe pericial de renault megane con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un renault meganediesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Renault Megane.

Estado del Vehículo

Personados en primera visita en el taller de gestión Autos J. Rivada R., S.L.U. el día de noviembre de , se procede a identificar el vehículo Renault Megane Scenic con matrícula , para verificar las reclamaciones efectuadas por el propietario del vehículo. En el vehículo localizamos el permiso de circulación y la ficha técnica. Según nos indica el jefe de taller el vehículo llegó al taller por sus propios medios para revisar ruido motor y tira la dirección a la derecha. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. En primer lugar ponemos la llave en contacto observando que los testigos funcionan correctamente, ponemos el motor en marcha y se apagan todos los testigos de anomalía. El motor del vehículo presenta un ralentí estable. A medida que el motor del vehículo coge temperatura detectamos como comienzan unos ruidos considerados anormales procedentes de la zona caja de cambios. Engranamos la primera marcha y soltamos el pedal de embrague sin apreciar ninguna anomalía de funcionamiento. Tras las comprobaciones realizadas, bajo autorización del propietario, hemos solicitado el desmontaje caja de cambios y kit de embrague con el fin de verificar su estado y poder determinar así la causa de la anomalía presente en el vehículo. Personados en segunda visita en el taller de gestión el vehículo se encuentra con la caja de cambios y kit de embrague desmontado. En primer lugar verificamos el estado del volante bimasa constatando como en la cara de fricción contra el disco de embrague no encontramos síntomas de patinamiento, ni de sobrecalentamiento. Comprobamos la holgura radial del volante motor apreciando que es exagerada en ambos sentidos de giro, a la vez que detectamos como las masas inerciales apenas nos ofrecen resistencia. Verificamos la holgura axial del volante siendo también excesiva, a la vez que se producen ruidos al desplazarlo axialmente. Posteriormente comprobamos el kit de embrague y observamos que en la maza y en el disco de embrague no se presentan síntomas de sobrecalentamiento por patinamiento, sino un desgaste acorde al kilometraje del vehículo alcanzando su final de vida. Verificamos el estado del collarín hidráulico de embrague apreciando que al girarlo produce el típico zumbido a rodamiento dañado. Tras las comprobaciones realizadas determinamos que el ruido procedente de la zona caja de cambios se debe al deterioro progresivo de los resortes internos del volante bimasa encargados de la amortiguación del par motor sufrido durante el uso del vehículo durante los 157.5km recorridos, repercutiendo sobre el collarín hidráulico de embrague. Como solución será necesario la sustitución del volante motor y collarín hidráulico de embrague.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí