Peritación de un renault megane, avería mecánica

Informe pericial de renault megane con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un renault meganediesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Renault Megane.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día de septiembre de , se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. En el interior del vehículo se localiza el libro de revisiones, donde constan los mantenimientos expuestos en el apartado anterior. Según nos indica el jefe de talleres el vehículo llegó al taller en grúa. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra con la correa de accesorios y admisión desmontada. En primer lugar comprobamos que el nivel de aceite está por debajo del mínimo. Al accionar el arranque el motor emite un fuerte ruido procedente de su parte baja, por lo que paramos el motor de inmediato. El jefe de taller nos indica que la diagnosis no recoge averías. Visualmente el vano motor y los bajos no muestran daños aparentes. No se aprecian fugas de aceite aparentes por el vano. Comprobamos que el funcionamiento de los avisadores luminosos es correcto tras el arranque. Solicitamos al jefe de taller que pida autorización al usuario para desmontar por la parte baja de motor, y determinar causa y alcance de la avería. Personado en segunda visita en el taller reparador el día de septiembre de , se procede a verificar el cigüeñal del vehículo tras el desmontaje del cárter. En primer lugar verificamos que el cárter no tiene golpes ni daños aparentes. La chupona de la bomba de aceite no tiene anomalías visibles, y la bomba de engrase no muestra roturas. El taller ha desmontado el casquillo de biela nº 2 (empezando a contar desde lado caja de cambios, tal como hace la marca). El casquillo y el pie de biela están arañados. La muñequilla de cigüeñal muestra daños por falta de engrase. Procedemos a desmontar el casquillo de biela nº 3, mostrando síntomas similares al del casquillo de biela nº 2. Desmontamos la tubería de admisión del turbo, elemento que contiene restos de aceite. Al verificar el eje del turbo comprobamos que no muestra gripajes ni holguras. Las aspas de admisión tienen un estado correcto, y no parece haber signos de consumos elevaos de aceite por el turbo. Atendiendo a los daños en casquillos de biela y cigüeñal, entendemos que existe un deterioro generalizado de los casquillos. El turbo no muestran signos de falta de engrase aparente, y es un elemento que debido a las altas velocidades de giro que alcanza requiere una muy adecuada presión de aceite. Teniendo en cuenta que la bomba de engrase no muestra daños, y el avisador luminoso de falta de engrase se apagaba al arrancar el motor, descartamos como causa de la avería una falta de presión de engrase. No obstante, creemos aconsejable su sustitución debido a la ferricha metálica esparcida por el carter y para realizar una reparación de calidad. Mencionar que no tenemos constancia de que se haya realizado el correcto plan de mantenimientos preconizado por la marca, lo que puede haber generado un deterioro de los elementos móviles internos del motor, causando esto un consumo de aceite, lo que ha provocado que el vehículo haya llegado con el nivel mínimo de lubricante al taller, favoreciendo así un deterioro de los casquillos. Además indicar que el funcionamiento del motor con un nivel insuficiente de aceite o aceite excesivamente degradado en algún momento de su vida útil por no revisar y reponer el nivel o no respetar los intervalos de sustitución del aceite en los mantenimientos periódicos fijados por el fabricante, favorecen el desgaste y gripaje de los elementos sometidos a fricción al no recibir una optima lubricación, como es el caso de los casquillos de biela. El jefe de taller ha efectuado un presupuesto de reparación del motor, ya que la marca no suministra motor aligerado y el motor de cambio estándar tiene un coste muy elevado. Acordamos que en caso de percibir anomalías en el proceso de reparación, nos sea puesto en conocimiento para realizar las gestiones oportunas. A fecha de septiembre de , nos personamos nuevamente en el taller reparador, y se nos muestran las bielas, las cuales estan marcadas a causa de los daños en los casquillos, siendo necesaria su sustitución. Realizamos ampliación
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí