Peritación de un opel meriva, avería mecánica

Informe pericial de opel meriva con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un opel merivadiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Opel Meriva.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día 2 de Septiembre del , se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. Comprobamos que el permiso de circulación, la ficha técnica y el libro de revisiones original se encuentran a bordo del vehículo. El fabricante del vehículo indica la necesidad de realizar operaciones de mantenimiento cada 0 km recorridos o 1 año, lo que antes suceda, el intervalo recorrido por el vehículo desde la última operación de mantenimiento sellada en el libro de revisiones ha sido de 4 km y de 1 año y 8 meses. El vehículo presenta una motorización de tipo A13DTC con cc y C.V. Preguntado el jefe de taller por el vehículo nos indica que el vehículo entró en el taller reparador circulando por sus propios medios, apreciamos que en el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. 1.1.Realizadas las comprobaciones que se han estimado oportunas, se procede a inspeccionar el vehículo. Examinamos el cuadro instrumentos del vehículo, sin observar anomalía alguna en la información facilitada por dicho cuadro. Comprobamos que todos los testigos e indicadores del cuadro de instrumentos funcionan correctamente. Comprobamos el nivel de aceite lubricante de motor y de líquido refrigerante constatando que ambos niveles son correctos. Procedemos a realizar una prueba de arranque del vehículo comprobando que el vehículo arranca correctamente y una vez arrancado su ralentí es estable, apreciamos la ausencia de trepidaciones o ruidos anormales durante el arranque del motor del vehículo, constatamos que el testigo del cuadro de instrumentos que nos indica la presencia de una avería en el sistema de producción de energía eléctrica del vehículo permanece encendido con el motor del vehículo arrancado a la vez que los testigos que nos indican la presencia de una avería en el motor y en el sistema de servodirección del vehículo permanecen encendidos. Realizamos una prueba de medición de voltaje a la entrada de la batería del vehículo con el motor del vehículo arrancado comprobando que el resultado de la medición es de 12,voltios produciéndose descensos a 9,4 voltios lo que nos indica la ausencia de producción de energía por parte del alternador y que los componentes eléctricos del vehículo están funcionando con la carga de la batería. Efectuamos una diagnosis de los sistemas del vehículo comprobando que el ordenador de diagnosis nos indica la existencia de un fallo registrado en la unidad de control de los sistemas de la carrocería del vehículo debido a que, pese a que la unidad de control del motor envía señal al alternador para que éste produzca energía eléctrica, la energía eléctrica producida por el alternador es nula, apreciamos la existencia de fallos registrados en las unidades de control del vehículo debido a que el voltaje de la energía presente en el sistema eléctrico del vehículo es anormalmente baja. Tras inspeccionar el alternador con el motor del vehículo arrancado podemos indicar que gira correctamente indicando la ausencia de olor a quemado procedente del alternador del vehículo, apreciamos que el estado de la cablería y los conectores del alternador es correcto y sin indicios de contactos defectuosos o fogueados lo que nos indica la presencia de un fallo eléctrico interno en el alternador del vehículo inspeccionado. Para la correcta reparación de la avería es necesario sustituir el alternador puesto que el fabricante no sirve despiece alguno del mecanismo del alternador y no suministra canje. 1.2.Comprobamos que, en la diagnosis efectuada al vehículo, el ordenador de diagnosis nos indica la presencia de tres fallos registrados en la unidad de control del moto debido a que las bujías de precalentamiento de los cilindros dos, tres y cuatro del motor del vehículo tienen el circuito interno interrumpido. Revisamos las bujías de precalentamiento del motor del vehículo constatando que las bujías de precalentamiento se encuentran correctamente conectadas, apreciamos que al suministrarles energía directa de la batería no se produce consumo de energía lo que nos confirma que el circuito interno de las bujías de precalentamiento está interrumpido debido al deterioro sufrido por las bujías de precalentamiento con el uso normal del vehículo a lo largo de su vida. Para el correcto mantenimiento del vehículo es necesario sustituir las bujías de precalentamiento de los cilindros dos, tres y cuatro. El perito propone la NO indemnización de la reclamación. El taller no dispone de tablilla con el precio de la MO expuesta al público debido a que están realizando obras en las instalaciones, indicamos que el precio de la MO para el público es de euros por hora más IVA.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí