Peritación de un nissan navara, avería mecánica

Informe pericial de nissan navara con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un nissan navaradiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Nissan Navara.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día 9 de febrero de , se procede a identificar el vehículo asegurado, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente, confirmándonos que el vehículo entro en sus instalaciones en grúa. En primer lugar constatamos que ni la ficha técnica ni el permiso de circulación se encuentran en el interior del vehículo. Tras concretar que este tipo de vehículo debe pasar las revisiones cada 15.0km, comprobamos que el vehículo no contiene el libro de mantenimientos en su interior, aunque el taller aporta las facturas de las ultimas 3 revisiones periódicas realizadas en sus instalaciones. Realizadas las comprobaciones que se han estimado oportunas, se procede a inspeccionar el vehículo, comprobando que el vehículo no se encuentra desmontado en el momento de nuestra visita. Comprobamos como el el momento de nuestra visita el nivel de aceite en carter se sitúa dentro de los márgenes admisibles por fabrica, así como el de refrigerante, aunque comprobamos la existencia de restos de aceite en los bajos del vehículo, cuya procedencia radica en la grieta existente en el bloque motor, probablemente producto del impacto de una de la bielas sobre su cuerpo, posteriormente a su fracturación. Tras ello confirmamos que el moto se mantiene bloqueado, impidiendo su giro, al igual que confirmamos la ausencia de golpes en los bajos, y concretamente en el carter de aceite, al igual que confirmamos la ausencia de restos de humedad en el filtro de aire, así como de barro o agua en el vano motor. Por ello solicitamos al propietario la autorización pertinente, para que el taller proceda al desmontaje del carter y casquillos de biela, así como de la toma de admisión del turbo, para así valorar una posible falta de engrase generalizada, de la cual derive la probable fracturación de una de sus bielas. A día de febrero de , nos personamos nuevamente en las instalaciones del taller reparador, comprobando que este ha procedido a su desmontaje, junto con la extracción de los casquillos de las bielas 1, 2 y 3 y de la biela nº 4 fracturada. En primer lugar valoramos la gran grieta existente en el cuerpo del bloque, producto del impacto recibido por la biela nº 4 fracturada, la cual muestra signos de gripaje en su base, al igual que podemos observa como la superficie de su muñequilla también presenta también signos de gripaje, de cuyo origen derivaría su posterior fracturación. Tras ello confirmamos el correcto estado del restos de muñequillas, las cuales no muestran daños en su superficie ni signos de gripaje, a la vez que confirmamos el correcto estado de los casquillos de las biela nº 1, 2 y 3, cuyas superficies no muestran signo de gripaje radial o decoloración aparentes, tan solo comprobamos que uno de los casquillos de la biela nº 2, acusa una falta de material producto del desprendimiento de parte de capa superficial, tratándose de una perdida de material puntual y no extensible al restos de la pieza, ni al resto de casquillos, de ahí que descartemos que su origen pueda derivar de una falta de engrase generalizada. También comprobamos el correcto estado del turbo, confirmando el giro libre de la turbina, así como la ausencia de holguras notables que derivasen de la posible destrucción de sus casquillos, datos que sumados a la falta de daños en la superficie de lo casquillos de biela, descarta que el gripaje y posterior fracturación de la biela nº 4, deriven de una falta de engrase generalizada. Como ya verificamos anteriormente, el filtro de aire se encuentra seco que descartaría la entrada de liquidos del exterior (agua) por la entrada de admisión y que pudiera haberse introducido en los cilindros. No se ha desmontado la culata por lo que no se tiene acceso a los pistones e inyectores para su verificación y posible relación con los daños en motor, habiendo desestimado inicialmente estos trabajos para no incrementar costes en mano de obra teniendo en cuenta que el taller ha localizado una opción de reparación economica. Dejando a decisión de la compañía nuevos desmontajes. Observaciones: Debemos indicar que la mano de obra incluida en nuestra tasación, corresponde a la mano de obra que la propia marca tarifa para el desmontaje y montaje del motor completo, al igual que la mano de obra incluida en concepto de desmontaje de casquillos de biela corresponde tan solo a la mitad del tiempo empleado, dado que no se hace necesario su nuevo montaje, ya que se procederá a la sustitución completa del motor.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí