Peritación de un mercedes sprinter, avería mecánica

Informe pericial de mercedes sprinter con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un mercedes sprinterdiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Mercedes Sprinter.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día de enero de , se procede a identificar el vehículo asegurado, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente, confirmándonos que el vehículo entro en sus instalaciones en grúa. En primer lugar constatamos que tanto la ficha técnica como el permiso de circulación se encuentran en el interior del vehículo, estando ambos permisos en regla, pudiendo constatar la cilindrada del motor que asciende a 2.9cc, rindiendo 1cv de potencia. En primer lugar concretamos que este tipo de vehículo debe pasar las revisiones en un periodo comprendido entre los 30.000km a 40.000km, parámetros variables en base a la utilización del vehículo así como al aceite utilizado, datos que por el momento desconocemos. De igual modo desconocemos las revisiones obligatorias realizadas así como la periocidad de las mismas, dado que el vehículo si contiene el libro de mantenimientos en su interior, pero no presenta ninguna revisión sellada, ni el taller cuenta con histórico del mismo dado que es la primera vez que visita sus instalaciones. A día de enero de , la propia compañía nos traslada el histórico de las dos últimas revisiones realizadas, el 04.11.con 159.382km y 03.06.con 190.085km, quedando reflejado que en ambas se ha procedido a la sustitución del aceite y filtro de aceite, aunque no queda constancia del tipo de aceite utilizado, siendo de vital importante este punto, ya que tipología afectaría directamente al plan de mantenimiento que debería seguir el vehículo. Pese a este apunte, desde Northgate nos comunican que fijan el intervalo de mantenimiento cada 30.000km. Realizadas las comprobaciones que se han estimado oportunas, se procede a inspeccionar el vehículo, comprobando que anteriormente a nuestra visita y previa autorización de la compañía, se ha procedido al desmontaje completo del motor, mostrándonos el taller el orificio existente en el cuerpo del bloque, que confirma el impacto interno sufrido, derivado de la fracturación de una de sus bielas. Seguidamente comprobamos que el filtro de aceite ha sido desmontado y desechado, dato que imposibilita su comprobación, aportando el taller un reportaje fotográfico donde podemos visualizar el filtro de aceite, presentando fuerte degradación y obstrucción, dato que respondería a la deformación producto de la presión del circuito estando el filtro obstruido. De igual modo observamos la holgura axial manifestada por el eje de la turbina del turbocompresor que hace necesario la sustitución del turbo, sintomatología que confirma la fatiga y desgaste sufrida por sus casquillos fijadores, dadas las fricciones soportadas. Tras ello solicitamos la elevación del motor en grúa y desmontaje de carter inferior, dado que este modelo de motor cuenta con sobre carter, comunicándonos el taller que el carter también ha sido desmontaje con anterioridad, previa extracción del aceite, que junto con los restos de casquillos de biela y filtro de aceite han sido desechados por error, dato que nos impide su comprobación física. Una vez desmontado el carter inferior, podemos valorar en el fondo del carter, el estado semisólido de los restos aceite ahí depositados, mezclados con restos metálicos derivados del gripaje y fracturación de una de sus bielas, confirmando con ello alto nivel de degradación sufrido por esta última capa de aceite motor, que junto con la opacidad y densidad manifestada por la totalidad de los restos encontrados, queda confirmada la perdida de sus cualidades lubricantes y refrigerantes, coincidiendo con el plan de revisiones adjuntado por la compañía. Si hemos podido valorar el comienzo de gripaje sufrido por la muñequilla del cigüeñal, coincidente con la biela fracturada, dado que el desmontaje del restos de muñequilla, requerirá el desmontaje de la sobre bancada, cuyo coste en mano de obra requerirá la autorización expresa de la compañía, coste que se contrapone a la posible reparación del vehículo, dado que tan solo supone un encarecimiento de la avería ya que el motor no admite reparación alguna, además de recalcar que el enclavamiento de la biela en el bloque también impide su giro radial, dato que también se opone al desmontaje del restos de casquillos.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí