Peritación de un mercedes clk, avería mecánica

Informe pericial de mercedes clk con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un mercedes clkdiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Mercedes Clk.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día 6 de febrero de , se procede a identificar el vehículo asegurado, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente, confirmándonos que el vehículo entro en sus instalaciones por sus propios medios. en grúa. En primer lugar constatamos ni tanto la ficha técnica ni el permiso de circulación se encuentran en el interior del vehículo, aunque si podemos constatar que la cilindrada del motor que asciende a 2.6cc, rindiendo 1cv de potencia. Tras concretar que este tipo de vehículo debe pasar las revisiones cada 25.0km aproximadamente, comprobamos que el vehículo no contiene el libro de mantenimientos en su interior. Realizadas las comprobaciones que se han estimado oportunas, se procede a inspeccionar el vehículo, comprobando que el vehículo no se encuentra desmontado en el momento de nuestra visita. Tras arrancar el motor, comprobamos la ausencia de testigos de avería iluminados en el cuadro de mandos, aunque la lectura de defectos realizada por el taller con anterioridad a nuestra visita muestra varios códigos de avería de carácter referentes al sensor de árbol de levas y sensor de cigüeñal, como son el P002, P016, P064, todos ellos referidos a la divergencia entre ambas señales y a la falta de comunicación de las mismas. Tras ello procedemos a comprobar el estado del sensor de árbol de levas, comprobando en un primer momento que la pestaña fijadora de su conector esta partida, dato que corrobora la manipulación previa sufrida por el mismo, avería que igualmente aparece en el sensor del cigüeñal, el cual no logramos comprobar dada su ubicación, aunque nos confirma el taller que previamente a nuestra visita ha sido confirmado. De igual modo valoramos los restos aceitosos existente en ambos componentes, así como la correcta alimentación recibida. Entendemos por ello que el disfuncionamiento de carácter esporádico sufrida por los sensores de cigüeñal y árbol de levas, responde a la falta de comunicación puntual y aleatoria sufrida, bien en derivada de un posible disfuncionamiento eléctrico de ambos sensores o bien producto de la deficiente conexión de ambos componentes, dada la rotura de su conector. Recalcar, que la rotura de ambos conectores, responde a la manipulación anterior sufrida por ambos componentes, daños que probablemente sean anteriores a la contratación de la garantía vigente. De ahí que el propio taller haya presupuestado ambos sensores, junto con ambos enchufes, entendiendo que como medida inicial sería conveniente empezar por la sustitución de los enchufes y saneamiento de la instalación, comprobando posteriormente el funcionamiento de ambos sensores, y de perdurar la avería, quedaría confirmado la afección de ambos sensores, justificando su sustitución. 2. De igual modo la lectura de averías muestra la avería B102F referente a la resistencia del circuito de ignición del tensor del cinturón de acompañante, señalando la alta resistividad del componente. Tras ello confirmamos la ausencia de golpes o deformaciones de carácter notable en la parte frontal del vehículo, aunque si comprobamos que las rejillas frontales están partidas, daños probablemente derivados de siniestros anteriores. De igual modo confirmamos la correcta alimentación del pirotécnico del cinturón de acompañante, así como de sus conectores. Entendemos que el código de avería, de carácter esporádico, que señala la alta resistividad en el circuito de ignición del cinturón del acompañante, responde al posible envejecimiento sufrido por la resistencia del pirotécnico del cinturón delantero derecho, producto de la tensión soportada, de ahí que deban ser reemplazado. 3. También aparece reflejado el código B106E, referente a la falta de comunicación esporádica del sensor de ocupación del asiento de copiloto, confirmando que la banqueta de asiento donde se aloja la esterilla, tan solo muestra las marcas y desgaste propias del uso del vehículo, no apreciando golpes u otro tipo de desperfectos. Tras ello confirmamos la correcta alimentación recibida por el la exterior, así como el correcto estado de sus conectores. Entendemos que la ausencia de señal de la esterilla, derive de la posible rotura de su circuito impresión, entendiendo que el envejeciendo sufrido, que habría forzado el endurecimiento de la propia esterilla, sumada a la flexión soportada, derivada de la deformación del asiento durante su ocupación, pueda haber ocasiona la rotura de la esterilla, dando lugar al código vigente, de ahí que deban ser reemplazada.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí