Peritación de un mercedes c, avería mecánica

Informe pericial de mercedes c con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un mercedes cdiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Mercedes C.

Estado del Vehículo

Personados en primera visita en el taller de gestión Automóviles Louzao Pontevedra, S.L.U. el día de noviembre de , se procede a identificar el vehículo Mercedes Benz C 2CDI con matrícula para verificar las reclamaciones efectuadas por el usuario del vehículo. En el vehículo localizamos el permiso de circulación, la ficha técnica y el libro de mantenimiento. Según nos indica el jefe de taller el vehículo llegó al taller por sus propios medios para revisar ruido dirección, ralentí inestable, ruido suspensión y echa un humo anormal. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. En primer lugar ponemos la llave en contacto observando que los testigos funcionan correctamente, ponemos el motor en marcha con el fin de comprobar las anomalías reclamadas y se apagan todos los testigos. El motor del vehículo presenta un ralentí inestable, así como se producen unas vibraciones acusadas anormales al funcionamiento del motor del vehículo. Por otra parte, a la hora de realizar la puesta en marcha hemos detectado cierto retardo y dificultad en el encendido. Seguidamente llevamos a cabo la autodiagnosis del vehículo en la que no se encuentra ningún código de fallo memorizado. A través de la máquina de diagnosis visualizamos los valores de corrección de caudal de los inyectores de los distintos cilindros, pudiendo constatar como los inyectores correspondientes a los cilindros nº 3 y nº 4 presenta unos valores anormales. Tras las comprobaciones realizadas y teniendo en cuenta los valores de corrección de caudal de inyectores determinamos que la causa de la anomalía presente en el motor del vehículo se debe a un defecto interno en el inyector correspondiente al cilindro nº 3, provocando que el inyector correspondiente al cilindro nº 4 intente corregir su caudal con el fin de intentar mantener un ralentí estable. Como solución será necesario la sustitución del inyector cilindro nº 3. Giramos el volante del vehículo de izquierda a derecha apreciando un ruido, un zumbido proveniente de la parte delantera. Giramos el volante de derecha a izquierda y se repiten estas mismas anomalías. Realizamos prueba dinámica en las instalaciones del taller de gestión pudiendo constatar como a la hora de maniobrar en parado o baja velocidad se reproducen los mismos ruidos procedentes de la parte delantera, de la zona cremallera dirección. Solicitamos subir el vehículo a un elevador y realizamos una inspección de ambas ruedas delanteras, descartando que existan golpes o manipulaciones que hayan podido ser causantes de la anomalía. De la misma manera verificamos el estado de los bajos y cremallera dirección apreciando que no se presentan golpes, ni acumulación de barro, ni pérdidas de aceite que hayan podido dañar la pieza. Comprobamos la holgura de ambas ruedas delanteras y axiales de dirección, sin apreciar ningún tipo de anomalía. Seguidamente solicitamos a un operario de taller que gire la dirección del vehículo pudiendo constatar como el ruido, zumbido tiene origen en la propia cremallera de dirección. Tras las pruebas realizadas concluimos que el ruido, zumbido al girar la dirección se debe a un desgaste de los componentes internos de la cremallera de dirección permitiendo la aparición de holguras interna y falta de ajuste produciendo ruido. Respecto al ruido suspensión reclamado por el usuario del vehículo, el taller de gestión no ha detectado ninguna anomalía, así como durante la prueba dinámica realizada no se ha apreciado ningún tipo de ruido anormal relacionado con el sistema de suspensión. Según nos indica la recepcionista de taller ha realizado consulta posible aplicación de aportación comercial por parte del fabricante en las anomalías presentes en el vehículo obteniendo un resultado de un 0 % en M.O. y 0 % en materiales.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí