Peritación de un mb vito, avería mecánica

Informe pericial de mb vito con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un mb vitodiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Mb Vito.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día de Octubre de , se confirma la ausencia del vehículo pendiente de peritar en las instalaciones del taller. Se realiza gestión con el taller y se nos indica que se nos avisará cuando el vehículo sea depositado en sus instalaciones. Personado en segunda visita en el taller de gestión el día de Octubre de , se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. No se encuentra el libro de mantenimientos, pero sí que existe histórico de mantenimientos en el taller donde se perita el vehículo. Se encuentra el permiso de circulación y la ficha técnica. Según se indica en la OT el vehículo llegó al taller por sus propios medios, el vehículo no entró en grúa. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. EMBRAGUE: Inspeccionado el vehículo se comprueba el funcionamiento de su sistema de embrague mediante la realización de una corta prueba en carretera en las instalaciones del taller, comprobando como el pedal de embrague presenta una excesiva dureza en su recorrido. Además se comprueba como hay que ejercer una excesiva presión en la palanca de la caja de cambios para conseguir engranar las velocidades, aunque al pisar de segunda vez el pedal de embrague esta dureza desaparece. Por lo tanto tras verificar las anomalías que presenta el sistema de embrague del vehículo, nos encontramos a la espera de que el taller desmonte la caja de cambios, previa autorización del propietario del vehículo, para comprobar el estado en el que se encuentra el sistema de embrague y volante motor. PéRDIDA DE REFRIGERANTE: Por otro lado se revisan los niveles del vano motor, confirmando como el aceite de motor y el líquido refrigerante presentan un correcto nivel, ya que el taller ha rellenado este último puesto que el vehículo entró en sus instalaciones con el nivel un poco bajo. Realizada gestión con el taller se nos confirma como rellenó anteriormente el nivel del líquido refrigerante de motor ya que se encontraba un poco bajo, por este motivo se inspecciona el circuito de refrigeración del motor localizando una pérdida de refrigerante por la parte trasera del enfriador de los gases de escape. Sin apreciar golpes o síntomas de mal uso sobre el enfriador de los gases de escape y sus alrededores, se determina que la causa de la pérdida de refrigerante que presenta deriva del deterioro que presenta su junta trasera de estanqueidad, confirmando la necesidad de sustituir dicha junta la corregir correctamente la fuga de refrigerante que presenta. Personado en tercera visita en el taller de gestión el día de Octubre de , se procede a verificar los desmontajes realizados sobre el vehículo. Una vez desmontada la caja de cambios del vehículo junto con el kit de embrague se comprueba el mal estado en el que se encuentra el volante motor bimasa, ya que el mismo presenta una excesiva holgura entre sus masas inerciales que localiza la causa de las anomalías que presentaba el motor del vehículo durante la circulación habitual del mismo. Se ha realizado una comprobación manual sobre el volante motor, girando sus masas inerciales apreciando una excesiva holgura entre ambas, además también se aprecia una excesiva holgura axial entre las masas. Por otro lado se ha inspeccionado la superficie de rozamiento del volante motor, no encontrando síntomas graves de mal uso sobre la pieza, si ciertas tonalidades cereza y azules por el deficiente acople del disco de embrague sobre el volante motor en mal estado, determinando de este modo que la holgura que presentan sus masas inerciales, deriva del deterioro por uso que presentan sus resortes internos encargados de amortiguar al par motor transmitido desde el motor a la caja de cambios. Se confirma que para corregir la holgura que presentan las masas inerciales del volante motor bimasa de este vehículo se hace necesaria la sustitución de la pieza. Por último se ha comprobado el kit de embrague apreciando síntomas de desgaste normal por uso tanto en el disco como en el plato de embrague y cojinete de empuje, entendiendo que la sustitución de estos elementos se incluye dentro de labores de mantenimiento del propio vehículo debiendo de asumir el coste de su sustitución el propietario del mismo.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí