Peritación de un mb sl, avería mecánica

Informe pericial de mb sl con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un mb sldiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Mb Sl.

Estado del Vehículo

Les indicamos que una vez recibida la orden de intervención para comprobar la existencia de los fallos en el vehículo de referencia, nos personamos en el taller indicado en dicho encargo de peritación, pudiendo comprobar que el vehículo se encuentra en dichas instalaciones. Una vez verificados todos los datos necesarios del vehículo, pasamos a comprobar la existencia de los fallos que se reclaman para de esta manera poder determinar la causa por la que se han producido, así como los componentes que han producido los fallos y las consecuencias del mismos. Comprobados todos los datos del vehículo y el tipo de motor este vehículo se acoge a un plan de mantenimientos de tipo: Periódico cada 25.0km Solicitada la documentación precisa, pudimos comprobar que el libro de revisiones no está actualizado, pero desde el inicio de la garantía el vehículo recorrió 11,0km. Cuando nos personamos en nuestra visita al taller indicado en el encargo pericial a fecha de , podemos comprobar que el vehículo de referencia se encuentra sus instalaciones. En primer lugar, tras ponernos en contacto con el responsable del área de mecánica, éste nos informa que el vehículo entra en taller debido a tres anomalías que observa su conductor. Tras comentar el fallo con el responsable, solicitamos una prueba dinámica del vehículo para comprobar la existencia de estas incidencias: En carretera pudimos comprobar cómo de vez en cuando la caja de cambios automática no cambiaba de velocidades revolucionándose el vehículo. Al accionar la calefacción y variar la temperatura del habitáculo, pudimos comprobar como unas veces existía corriente de aire y otras no, sin justificación alguna. En cuanto al retrovisor izquierdo, una de cada diez veces, aproximadamente, que se intentaba plegar, éste se quedaba a mitad de recorrido o golpeaba repetidamente la puerta sin detenerse. Llegados a este punto, se procedió a realizar una diagnosis completa del vehículo, detectando dos averías: Avería en la unidad de mando de la caja de cambios automática, no existe comunicación entre la unidad de mando motor y la de la caja de cambios, ordenando el sistema sustituir la citada unidad. Hemos verificado los bajos del vehículo sin detectar signos de impacto en la caja o su unidad. Tambien se detecta avería en uno de los dos motores de la calefacción, hecho que provoca que el otro funcione forzado por lo que por sí mismo es incapaz de regular la temperatura del habitáculo. En el salpicadero no encontramos marcas de una mala manipulación o montaje de elementos no originales. Es necesario sustituir ambos motores dado que el que funciona, lo ha estado haciendo forzadamente, sufriendo un desgaste que en breve provocará su disfuncionalidad lo que impliaría una elevada cantidad de tiempo para su sustitución que de cambiarse en la actualidad se aprovecharían los desmontajes. En cuanto a la avería del retrovisor, se trata de un problema eléctrico interno, debido a la perdida del final de carrera, el cual no tiene reparación. No apreciamos marcas de impacto o forzamiento en el retrovisor que puedan haber causado su disfuncionamiento. Para comprobar exactamente estas diagnosis descritas, es necesario el desmontaje de los elementos mencionados, previa autorización del propietario del vehículo. Personado en segunda visita en el taller de gestión, se ha desmontado el módulo de la caja de cambios automática, la disfuncionalidad se centra en una avería electrónica interior, sin aparentes roturas fisicas o signos de sobrecalentamiento o falta de engrase, siendo necesario su sustitución dado no tener ni desmontaje ni despiece. La avería del motor de la calefacción se centra en sus mecanismos eléctricos internos, para los cuales no existen ni recambios ni reparación, comprobando una vez desmontado que no sufre daño externo alguno o manipulación externa. Una vez desmontado el retrovisor, pudimos comprobar cómo no presentaba daños exterior alguno, centrándose la avería en sus componentes eléctricos internos, de los cuales no existe ni desmontaje ni despiece.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí