Peritación de un mb e, avería mecánica

Informe pericial de mb e con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un mb ediesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Mb E.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día 25/02/, se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente, pudiendo comprobar que el vehículo se encuentra en dichas instalaciones. Una vez verificados todos los datos necesarios del vehículo y recogida copia de la orden de trabajo, copia del libro de mantenimientos cubierto y sellado por el taller donde se efectuará la reparación, presupuesto emitido por el taller, documentación y ficha técnica del vehículo, paso a comprobar la existencia de la avería que se reclama y a determinar la causa y los componentes por lo que se ha producido dicho fallo y las consecuencias del mismo. En la visita realizada me encuentro con el vehículo sin desmontar. Y siempre acompañado por el jefe de talleres, éste me indica que el vehículo llegó al taller por sus propios medios, que según indicaciones del cliente cuando el coche va circulando, se le encienden todos los testigos del cuadro y se bajan las agujas del velocímetro, cuenta revoluciones, niveles, etc. Asimismo, también me indica que cuando se arranca el coche, en el ordenador de abordo, le indica que se está calculando la llave de encendido y al final manda sustituirla. Realizando una comprobación más minuciosa, se desmonta cuadro de instrumentos para comprobar instalación y se prueba en el conmutador de encendido con la otra llave, indicando en el ordenador de abordo el mismo fallo. Motivo por el cual se conecta el coche a la máquina de diagnosis para verificar dichas averías indicándonos fallos en la unidad de control del habitáculo, avería por la cual se encendían los testigos y bajaban las agujas en el cuadro de instrumentos y fallo en el conmutador de encendido, avería por la cual el ordenador de abordo no reconocía las llaves del vehículo. También en la misma visita realizada, puedo comprobar al desmontar tanto la unidad de control del habitáculo como el conmutador de encendido, el buen estado de la instalación eléctrica, así como conectores, cables, etc.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí