Peritación de un kia sorento, avería mecánica

Informe pericial de kia sorento con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un kia sorentodiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Kia Sorento.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día 5 de enero de , se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. No se localiza la documentación del vehículo. Según nos indica el jefe de talleres el vehículo llegó al taller por sus propios medios. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. Los testigos del cuadro de instrumentos funcionan correctamente. Se realiza una inspección visual del vehículo. Comprobamos que el testigo de airbag queda encendido en el cuadro. Se indica al taller la necesidad de realizar una lectura de diagnosis con el equipo de taller para determinar la causa del testigo encendido, encontrándose el equipo ocupado en el momento de la visita pericial con otro vehículo, por lo que se realizara la lectura de defectos en la próxima visita. Comprobamos que las velocidades presentan excesiva dificultad a la inserción, especialmente la primera y marcha atrás. Acordamos con el taller realizar diversos desmontajes y comprobaciones con el fin de conocer el estado de accionamiento del embrague, y determinar la necesidad de desmontaje del cambio en caso de no encontrar problemas del accionamiento. Se realiza una inspección visual de la zona de radiadores, verificando que la parte superior del intercooler presenta restos de aceite en el cajetín, procedentes a primera vista de la unión con el tubo de entrada. Acordamos con el taller el desmontaje y verificación de la tubería de entrada, con el fin de descartar problemas de estanqueidad del intercooler. El taller nos indica que el cliente reclama excesiva dureza de los amortiguadores traseros y fuga de aceite de los mismos como causa de esta dureza. Se realiza prueba manual de la amortiguación trasera, presentando un funcionamiento correcto en la verificación. Mediante el elevador, se realiza inspección visual de los amortiguadores, comprobando que no presentan indicios de fugas de aceite. Indicamos al taller que no detectamos indicios de defectuoso funcionamiento de los amortiguadores traseros, y que en caso de fuga de aceite los amortiguadores se encontrarían excesivamente blandos, y no duros, por lo que entendemos que no existen indicios de un defectuoso funcionamiento de la amortiguación trasera en el momento de nuestras pruebas y por tanto para la sustitución de los amortiguadores reclamados. Personados en nueva visita en el taller de gestión el día de enero de , se procede a verificar los elementos desmontados. El taller proporciona la boquilla de entrada al bombín de embrague situado en la caja de cambios, verificando que su junta esta deformada y deteriorada, permitiendo la fuga de presión al actuar la bomba, siendo la causa de que el embrague no actúe correctamente y no se puedan insertar las velocidades con normalidad. Para la correcta reparación del vehículo es necesario sustituir la conexión de la tubería hidráulica del embrague al bombín, debido a la perdida de estanqueidad de la junta tórica por el deterioro del material. Es necesario indicar que el estado de la tubería hace necesario sustituirla de manera conjunta con la conexión al bombín, presentando un precio de 16,?. Comprobamos con la tubería de intercooler desmontada que se encuentra endurecida y deformada, debido al deterioro por el uso del vehículo, permitiendo la fuga de los gases de admisión que entran al intercooler, siendo necesario sustituir la tubería para la correcta reparación del vehículo. Con el equipo de taller se realiza una lectura de defectos por el testigo de airbag encendido, determinando tras las verificaciones pertinentes que existe un problema eléctrico interno en el anillo de airbag, provocando una excesiva resistencia eléctrica, por lo que el testigo de airbag queda encendido en el cuadro. Sera necesario sustituir el anillo de airbag del volante. Personados en nueva visita en el taller de gestión el día de enero de , se procede a verificar el vehículo de nuevo a petición de la compañía. Comprobamos que tras la reparación efectuada en el accionamiento del embrague, se percibe aun una ligera resistencia a la inserción de primera y marcha atrás. Tras las verificaciones realizadas, los indicios apuntan a un desgaste del embrague, por lo que indicamos al taller que se realice el desmontaje del cambio previo consentimiento del cliente para verificar la causa del defectuoso funcionamiento detectado. Personados en nueva visita en el taller de gestión el día de enero de , encontramos el cambio del vehículo desmontado, por lo que se procede a verificar el estado de los elementos. Comprobamos que el disco de embrague presenta desgaste del ferodo, encontrándose al final de su vida útil. Tras la inspección visual de la pieza, descartamos indicios de sobretemperatura o erosión por el uso inadecuado del sistema de embrague. Tampoco se detectan indicios de deterioro en plato de apriete o volante de inercia. Comprobamos que el cojinete de embrague presenta deterioro y resistencia al giro, siendo aconsejable sustituirlo junto al conjunto de embrague y plato. Se determina por tanto que existe un desgaste normal del disco de embrague debido al uso del vehículo y al paso de los kilómetros, encontrándose este en el final de su vida útil y siendo necesario sustituirlo para la correcta reparación del vehículo.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí