Peritación de un jeep wrangler, avería mecánica

Informe pericial de jeep wrangler con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un jeep wranglerdiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Jeep Wrangler.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día 15, se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. No se encuentra el libro de mantenimientos, tampoco existe histórico de mantenimientos en el taller donde se perita el vehículo. Según se indica en la OT. y según indicaciones del jefe de taller el vehículo llegó al taller por sus propios medios. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado, indicando que es necesario que de orden de desmontar el propietario del vehículo para proceder a verificar la pieza afectada y las causas de la avería. Según nos informa el encargado del taller el vehículo entra en sus instalaciones con perdida de potencia, por lo que realizan un test de averías, el cual diagnostica fallo en turbo. Ante estos síntomas, se indica al taller la necesidad de verificar el vehículo desmontado para así comprobar la pieza afectada desmontada y así tener la posibilidad de analizar las causas de la avería. Personados en el taller reparador el día de hoy 15, el vehículo sigue sin ser desmontado, indicándonos el encargado del taller, que propietario del coche todavía no da autorización al desmontaje, quedando con el taller en ser avisados cuando se encuentre desmontado el vehículo . Una vez realizado el desmontaje del turbocompresor se realiza nueva visita al taller el día de febrero de . Allí se comprueba que el taller ha efectuado desmontaje del turbo. Con el turbocompresor desmontado podemos verificar como éste no muestra daños mecánicos en el eje ni en las turbinas. Se aprecia una leve holgura en el eje del turbo acorde al kilometraje del vehículo pero no es reseñable y no provocaría defectos en su funcionamiento. Siguiendo con la inspección se verifica como el mecanismo de regulación de la geometría variable se desplaza sin dificultad, descartando posibles agarrotamientos por carbonilla o daños en el mecanismo. Por las comprobaciones realizadas, descartado un posible fallo mecánico del turbo, se determina que el fallo reside en el módulo de control electrónico que va adosado al turbo y el cual se encarga de comandar electrónicamente el mecanismo de regulación de presión del turbo por geometría variable. Para la reparación es preciso sustituir el turbocompresor.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí