Peritación de un hyundai h1, avería mecánica

Informe pericial de hyundai h1 con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un hyundai h1diesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Hyundai H1.

Estado del Vehículo

Realizada gestión con el taller se acuerda fecha para realizar la visita pericial para el próximo día de Enero de . Personado en primera visita en el taller de gestión el día de Enero de , se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. No se encuentra el libro de mantenimientos, tampoco existe histórico de mantenimientos en el taller donde se perita el vehículo. No se encuentra el permiso de circulación pero sí la ficha técnica. Según se indica en la OT el vehículo entró en grúa. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra desmontado. Inspeccionado el vehículo se observa como la culata de su motor se encuentra desmontada, apreciando graves daños en el cilindro n º2 del motor que afectan tanto a las paredes del cilindro como al pistón, además de a las válvulas de la culata en dicho cilindro. Se aprecia una considerable falta de material en los extremos de la cabeza del pistón del cilindro n º2, así como en las paredes de dicho cilindro justo en la zona de separación con el resto de cilindros. En las cabezas de las válvulas del cilindro n º2 en la culata se aprecian daños producidos por el material desprendido de la cabeza del pistón, que se han incrustado en las propias válvulas. Por otro lado se comprueba el turbo compresor, el cual presenta una excesiva holgura en el eje de su turbina que indica el desgaste que presentan sus casquillos internos, además de presentar muchos restos de aceite en su conducto de admisión que indican el elevado consumo de aceite que presenta la pieza. Realizada gestión con el taller se nos indica que anteriormente se mandaron a comprobar los inyectores del motor a un taller especialista para su comprobación, indicándonos que uno de los inyectores se encontraba en mal estado. A este respecto se le ha solicitado al taller un informe del taller especialista que detalle el mal funcionamiento de dicho inyector, por si pudiera guardar relación con los daños que presenta el motor en la actualidad. Nos encontramos a la espera de que el taller nos facilite dicho documento para poder determinar la causa de los daños que presenta el motor del vehículo. A fecha de Enero de , nos encontramos a la espera de que se nos facilite un informe en el que se detalle el estado en el que se encuentran los inyectores del motor, para poder determinar la causa de los graves daños que presenta el motor del vehículo. Por otro lado nos encontramos a la espera de localizar un motor de desguace para poder confeccionar un presupuesto de reparación económico. A fecha de Enero de , se recibe el informe del taller especialista que comprobó los inyectores del motor, encontrándonos a la espera de realizar gestión con dicho taller para que nos desglose el informe y nos indique si algún inyector se encuentra afectado. A fecha de Enero de , se realiza una nueva visita pericial al taller de reparación para realizar algunas comprobaciones sobre el motor del vehículo, ya que tras realizar gestión con el taller especialista donde se comprobaron y repararon los inyectores del motor del vehículo, se nos indica que dichos inyectores no presentaban unos caudales de inyección adecuados, lo que demuestra que los inyectores no funcionaban correctamente. Se revisa el plano inferior de la culata y el plano superior del bloque de motor, no apreciando síntomas de sobrecalentamiento que indiquen que el motor haya estado en funcionamiento con una elevada temperatura, descartando de este modo que la causa de los daños que presenta el motor deriven de una avería en el sistema de refrigeración. Descartada la causa de los daños que presenta el motor en un sobrecalentamiento acusado, todo apunta a que el motor ha sufrido una falta de lubricación así como un fallo de inyección que ha derivado en un aumento de la temperatura en la cabeza del pistón del cilindro n º2 por una mezcla excesivamente rica tanto en combustible como en aceite, que ha terminado por dañar tanto pistón como cilindro. A este respecto se realiza gestión con el taller y se nos indica que el vehículo entró en sus instalaciones con un correcto nivel de aceite de motor, aunque al inspeccionar el sistema de distribución del motor junto con el colector de admisión y algunos elementos adyacentes se aprecia una excesiva cantidad de aceite en un lamentable estado de conservación, ya que se encuentra adherido a las carcasas de la distribución así como a todos los elementos que se encuentran lubricados en el motor. Observando esta anomalía se demuestra como el vehículo no ha seguido un correcto plan de mantenimientos, ya que ha estado su motor en funcionamiento con un aceite en un lamentable estado de conservación, de ahí la excesiva holgura que presenta el eje de la turbina del turbo que demuestra la mala lubricación sufrida. Por determinar que los daños que presenta el motor del vehículo en la actualidad guardan relación directa con la falta de mantenimientos que presenta su motor, quedando dicha falta de mantenimientos demostrada con el lamentable estado del aceite acumulado en los elementos lubricados del motor, así como con el fallo que presentan los inyectores del motor. Indicar que el taller ha encontrado un motor de desguace que economiza el coste total de la reparación.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí