Peritación de un ford ranger, avería mecánica

Informe pericial de ford ranger con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un ford rangerdiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Ford Ranger.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día 26/02/, se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. Se localiza en depósito en el vehículo fotocopias compulsadas de ficha técnica y permiso de circulación. No se encuentra el libro de mantenimientos, tampoco existe histórico de mantenimientos en el taller donde se perita el vehículo. Según nos indica el jefe de talleres el vehículo entró en grúa. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra desmontado. Síntomas que presenta el vehículo: Rotura de cabestrante, instalación eléctrica de éste quemada y síntomas similares en batería e instalación de masa. Pruebas realizadas: 1.) Inspección general de la unidad, verificando que presenta un estado correcto de conservación, sin golpes, impactos o incidencias similares. 2.) Puesta en marcha normal sin iluminación de testigos en el cuadro de instrumentación salvo el RFW LOCK pero dicho testigo se refiere al sistema de transmisión 4x4 que se encuenta activado. 3.) Comprobamos que el cabestrante que dispone el vehículo en su zona frontal se encuentra desmontado. Observamos que también la batería ha sido retirada y cambiada por otra de pruebas de taller. A continuación pasamos a exponer en cada caso las circunstancias que encontramos: Cabestrante. Presenta la carcasa fracturada, el motor y la instalación eléctrica quemados. Comprobamos además que existe cable de acero introducido entre el eje de accionamiento y la carcasa. De este modo la secuencia de la avería sería la siguiente: Durante el uso del cabestrante el cable se sale del eje de accionamiento enganchándose entre el eje y la carcasa. En lugar de desistir en el uso del cabestrante, el usuario continúa su accionamiento hasta que la tensión es tal que se produce por un lado la fractura de la propia carcasa del cabestrante y por otro la quemadura de la instalación eléctrica por sobrecarga. Batería. Presenta evidentes marcas de quemadura en la borna de masa. Igualmente la instalación de masa al chasis también presenta claros signos de quemadura. Estos daños presentan la misma tipología y causa que los anteriores descritos en el cabestrante, obedecen a la misma casuística y están relacionados entre si. Para la reparación de los daños detectados es preciso sustituir el cabestrante, sustutir la batería y reparar la instalación eléctrica de la misma. Dado que hemos comprobado, con batería de pruebas que dispone instalada el taller, que el vehículo arranca normalmente, la sobrecarga no ha afectado al resto de instalación eléctrica/electrónica del vehículo.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí