Peritación de un fiat doblo, avería mecánica

Informe pericial de fiat doblo con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un fiat doblodiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Fiat Doblo.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día de enero de , se procede a identificar el vehículo asegurado, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente, confirmándonos que el vehículo entro en sus instalaciones por sus propios medios. En primer lugar constatamos que tanto la ficha técnica como el permiso de circulación se encuentran en el interior del vehículo, estando ambos permisos en regla, pudiendo constatar la cilindrada del motor que asciende a cc, rindiendo 1cv de potencia. Tras concretar que este tipo de vehículo debe pasar las revisiones cada 20.0km, comprobamos que el vehículo no contiene el libro de mantenimientos en su interior. Realizadas las comprobaciones que se han estimado oportunas, se procede a inspeccionar el vehículo, comprobando que el vehículo se encuentra desmontado en el momento de nuestra visita, producto de las comprobaciones e intervenciones previas a nuestra visita. El taller nos confirman que previamente a nuestra visita se ha procedido al desmontaje de la bieleta inferior del cambio, dado que su silentblock se presenta completamente agrietado y degradado, producto de las torsiones sufridas, de ahí que deba ser repuesto. De igual modo se ha procedido a la sustitución del intercooler, producto de su falta de estanqueidad, prueba realizada con anterioridad a nuestra visita con ayuda de un equipo especifico (con el que no cuenta el taller en el momento de nuestra visita), mediante presión neumática. Dado que no presenta ningún tipo de impacto en su superficie, entendemos que al perdida de estanqueidad del intercooler, responde al deterior interno de sus empaquetaduras laterales, producto directo de su propia degradación sufrida, en base a las presiones soportadas, de ahí que deba ser repuesto. También nos trasladan que deberá ser renovadas 3 lámparas de los faros delanteros, al presentarse fundidas, dato que no hemos podido corroborar físicamente, producto de los desmontajes realizados. En cuanto a al reclamación de la perdida de aceite, el taller nos muestra el extremo del cigüeñal, donde ancla el propio volante motor, el cual muestra una ranura radial en su superficie, justo en la zona donde apoya la superficie de reten del cigüeñal. Puestos en contacto con la marca, les indican que la superficie del cigüeñal, donde se presenta la ranura, en rigen es completamente lisa, de ahí que se reclame tal anomalía, aunque no tenemos ningún dato concluyente que contraste tal información. Habiendo descartado una intromisión de suciedad o de algún elemento externo en el alojamiento del retén, dado que el propio taller confirmo la ausencia de cualquier tipo de anomalía al respecto, habiendo valorado el estado normalizado del retén desmontado, que a parte del desgaste normal por uso no manifiesta ningún otro tipo de anomalía que pudiera ocasionado la ranura constatada, dada la superficie plástica del retén, y desconociendo la estructura en origen del propio cigüeñal, entendemos que antes de optar por su sustitución, optemos por el montaje del nuevo reten con el que cuenta el taller, verificando así el correcto sellado del circuito de engrase, dato que confirmaría el correcto estado del cigüeñal y evitaría su sustitución como reclama el taller. De ahí que hayamos autorizado la sustitución del retén, quedando a la espera de conocer si tal operatividad cesa la fuga de aceite a través del cigüeñal. A día de enero de , puestos en contacto con el taller reparador, nos comunican que el vehículo ha sido reparado, confirmando su óptima funcionalidad mediante prueba dinámica, procediendo por ello al cierre del informe. Observaciones: Debemos indicar que el aprovechando los desmontajes llevado a cabo, se ha podido verificar el estado del disco, maza, collarín y volante de inercial, cuyo desgaste y degradación sitúan la vida útil del conjunto en un 50%, de ahí dejemos a estudio de la compañía la necesidad de ser renovados, aunque si debemos indicar que el cliente no ha manifestado queja alguna sobre el posible disfuncionamiento del sistema de embrague, de ahí que el taller no haya reclamado su renovación.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí