Peritación de un fiat bravo, avería mecánica

Informe pericial de fiat bravo con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un fiat bravodiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Fiat Bravo.

Estado del Vehículo

Personados en el taller HERMANOS RúJULA, el día 18/02/, se procede a identificar el vehículo para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. En su interior localizamos la documentación, pero no el libro de mantenimientos. Desde el taller nos facilitan las facturas correspondientes a los dos últimas intervenciones y revisiones efectuadas en sus instalaciones (se adjuntan en la sección de documentación). Según indica el jefe de taller, el vehículo llegó circulando por sus propios medios. El cliente comentaba que había percibido una pérdida de aceite. Los mecánicos limpiaron los bajos del vehículo y realizaron una prueba dinámica, comprobando que la fuga se originaba a través de la unión entre la caja de cambios y el bloque. En nuestra inspección corroboramos la existencia de la fuga de aceite, que por su ubicación es caracteristica de la perdida de estanqueidad del retén del cigüeñal. No se aprecian golpes o signos de impacto en la zona donde se produce la fuga de aceite. Hemos solicitado el desmontaje de la caja de cambios para documentar el origen de la fuga de aceite y alcance de los daños. Personados de nuevo en el taller, el día 23/02/, se comprueba que la fuga de aceite se origina a través del retén del cigüeñal. No se observan fisuras o roturas en el mismo, si no que la fuga deriva del propio uso y desgaste, tal y como se sospechaba en un comienzo. Se observa que el disco de embrague presenta un grado medioalto de desgaste llegando en algunos puntos casi a la altura de los remaches por lo que entendemos que sería conveniente su sustitución aprovechando los desmontajes realizados. No apreciamos impregnación del disco con el aceite fugado que lo haya afectado o degradado. El volante bimasa presenta una serie de manchas y decoloraciones por motivos térmicos, ver fotografías adjuntas, y una holgura excesiva en el juego de inversión, llegando incluso la masa secundaria a golpear sobre la primaria. Todo esto nos permite determinar que, al igual que ocurre con el disco de embrague, sería conveniente su sustitución aprovechando la intervención actual. Tanto el collarín como el plato de presión presentan un estado habitual para el kilometraje del vehículo, con cierta tonalidad de color óxido como consecuencia nuevamente del desgaste progresivo.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí