Peritación de un dacia duster, avería mecánica

Informe pericial de dacia duster con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un dacia dusterdiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Dacia Duster.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día de Noviembre de , se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. Localizamos orden de trabajo y presupuesto en taller reparador, se nos facilita histórico de intervenciones por parte de la compañía. Los mantenimientos se encuentran gravemente desfasados. Según se indica en la OT el vehículo entró en grúa. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. En el momento de nuestra visita localizamos el vehículo y al comprobar como el usuario reclama silbido como de turbo y pérdida de potencia, verificamos el nivel de aceite, comprobamos como el nivel de aceite no llega a mojar la varilla. El taller reparador reclama la sustitución del turbocompresor. Subimos el vehículo a un elevador y comprobamos como el turbocompresor se encuentra dañado. Los álabes de la turbina de admisión están rozando contra la caracola, dichos álabes se encuentran doblados. Arrancamos el propulsor unos segundos para evitar agravamiento de daños y constatamos como lo hace correctamente, no se enciende testigo de presión de aceite y no se detecta ruido anómalo. Es preciso indicar que el vehículo no equipa indicador de nivel ni indicador de mantenimiento. El fabricante preconiza efectuar mantenimiento cada 30.000km, el vehículo únicamente ha pasado los dos primeros mantenimientos, el último a los 2km por lo que ha recorrido 8km desde el último mantenimiento y se han saltado dos mantenimientos. Entendemos que hay una falta de mantenimiento grave por parte del usuario o usuarios del vehículo. Amén de la falta de mantenimiento, encontramos una falta de celo a la hora de mantener el vehículo dado que no se ha revisado el nivel de aceite de motor. Es labor del usuario efectuar la revisión del nivel de aceite de motor. Por todo esto entendemos que existen dos comportamientos negligentes para el vehículo, no haber efectuado mantenimiento preconizado por el fabricante y no revisar el nivel de aceite. Desde el último mantenimiento no se ha acudido al taller reparador ni siquiera para efectuar un rellenado de aceite de motor. Es preciso indicar que el turbocompresor es un elemento que gira a altas revoluciones y alta temperatura lo que requiere una calidad y cantidad de lubricación adecuada. La falta de mantenimiento y circular con el nivel bajo de aceite ha provocado que los casquillos del turbocompresor se desgasten de forma prematura lo que ha derivado en holgura en eje de turbina y finalmente en la rotura del turbocompresor. Para la correcta reparación del vehículo es preciso sustituir el turbocompresor por uno de cambio estándar por el momento, no pudiendo garantizar que no existan daños ocultos o que se manifiesten daños posteriormente. Se ha retirado compromiso de pago y quedamos pendientes de instrucciones por parte de la compañía. A día 1 de Diciembre de seguimos pendientes de instrucciones por parte de la compañía A día 9 de Diciembre de seguimos a la espera de instrucciones por parte de la compañía. A día 9 de Diciembre de nos informan de que el vehículo se encuentra reparado y entregado al cliente, procedemos al cierre de nuestro encargo pericial.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí