Peritación de un citroen nemo, avería mecánica

Informe pericial de citroen nemo con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un citroen nemodiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Citroen Nemo.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día de Enerode , se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. No se encuentra el libro de mantenimientos, pero sí que existe histórico de mantenimientos en el taller donde se perita el vehículo. No se encuentra el permiso de circulación ni la ficha técnica. Según nos indica el jefe de talleres el vehículo llegó al taller por sus propios medios, el vehículo no entró en grúa. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. BATERíA: Inspeccionado el vehículo se comprueba el arranque y funcionamiento de su motor, confirmando como el motor voltea en exceso antes de llegar a arrancar, además de que tan solo se mantiene en funcionamiento durante pocos segundos, siendo imposible su arranque posteriormente. Observando esta anomalía se comprueba el estado en el que se encuentra la batería del vehículo, confirmando como la misma se encuentra muy deteriorada ya que tiene muy poco amperaje, localizando la causa del mal arranque del motor. Dado el mal estado en el que se encuentra la batería del vehículo se confirma la necesidad de sustituirla. Indicar que la última vez que se le sustituyó la batería al vehículo fue el de Enero de , habiendo recorrido el vehículo desde dicha fecha 0km. FRENO DE MANO: Por otro lado se comprueba el estado en el que se encuentra la palanca del freno de estacionamiento o freno de mano, observando como la misma presenta una excesiva holgura en su ubicación, a consecuencia de la desubicación de su soporte. Se observa como el soporte de la palanca del freno de mano, el cual va atornillado a la carrocería del vehículo, presenta una excesiva holgura en su ubicación ya que su tornillo de sujeción se encuentra casi desubicado por completo, observando una rotura en la propia carrocería del vehículo justo donde se atornilla el tornillo de sujeción del soporte de la palanca del freno de mano. Observando los daños que presenta la carrocería del vehículo se determina que la causa de dichos daños deriva de haber ejercido una excesiva presión sobre la palanca del freno de mano durante la vida útil del vehículo hasta provocar los daños peritados en la carrocería del mismo, entendiendo de este modo que se ha ejercido un mal uso sobre el vehículo. Se indica que para corregir la holgura que presenta la palanca del freno de mano en su ubicación se hace necesaria la reparación de la carrocería del vehículo justo en la zona de sujeción de la palanca, siendo necesario realizar una soldadura sobre la carrocería. FILTRO DE COMBUSTIBLE: Por otro lado se comprueba mediante la realización de una diagnosis como la unidad de motor memoriza una avería en la regulación de alta presión de caburante. Realizada gestión con el taller se nos indica que la causa de dicha avería deriva del deterioro que presenta el filtro de combustible, siendo necesaria la sustitución del mismo para la resolución de la avería. A este respecto y tras revisar el histórico de mantenimientos del vehículo se observa como el filtro de combustible no se sustituye desde el 2 de Agosto de , habiendo recorrido el vehículo desde dicha fecha 0km, cuando dicho filtro se debe de sustituir cada dos mantenimientos, es decir, cada 0km aproximadamente. No obstante dado que en la actualidad la causa de la avería que presenta el vehículo deriva del deterioro del filtro de combustible, se confirma la necesidad de sustituirlo para comprobar la evolución que toma el vehículo. INSTALACIóN ELéCTRICA DE MOTOR: Por otro lado se comprueba mediante la realización de una diagnosis como el vehículo memoriza varias averías en la válvula EGR, concretamente memoriza una avería en el captador de posición de la válvula de reciclaje de los gases de escape y otra en la posición de la válvula eléctrica de reciclaje de los gases de escape. Realizada gestión con el taller se nos muestra un documento interno de la Marca donde se indica que la causa de las dos averías verificadas, además de muchas otras, deriva de un defecto de fabricación de la instalación eléctrica de motor, detallando en dicho documento como a partir de una serie de bastidor (al cual no abarca el vehículo) dicha instalación se encuentra modificada para evitar este tipo de fallos. De esta forma se determina que la instalación eléctrica del motor del vehículo presenta un defecto de fabricación que provoca una falta de comunicación entre sensores y unidades, derivando en este caso en la aparición de dos averías en el sistema de recirculación de los gases de escape, confirmando la necesidad de sustituir la instalación eléctrica del motor para solucionar dichas averías. RUEDA: Por último se observa como la rueda delantera izquierda se encuentra sujetada por dos tornillos, mientras que la rueda trasera izquierda se encuentra sujetada por tres tornillos. Realizada gestión con el taller se nos indica que tras contactar con el usuario del vehículo, éste le indica que tuvo que intercambiar la rueda de repuesto con la rueda delantera izquierda ya que la misma se salió durante la circulación habitual del vehículo. Finalizada esta gestión se comprueba la rueda de repuesto, observando como la llanta presenta daños en su interior que confirman como se ha salido durante la circulación, además de presentar deformaciones en las zonas donde se atornillan los tornillos de sujeción que demuestran como dicha rueda ha estado girando con un solo tornillo de sujeción. Además se observa como la rosca de dichos tornillos en el interior del buje delantero izquierdo presenta daños producidos al haber trasroscado los tornillos de sujeción de la rueda, entendiendo de este modo que existe negligencia por parte del usuario del vehículo al haber trasroscado los tornillos de sujeción de la rueda delantera izquierda, además de haber estado circulando con la rueda delantera izquierda faltándole tornillos de sujeción, lo que ha provocado daños en la llanta. Se confirma la necesidad de sustituir el buje delantero izquierdo junto con su correspondiente rodamiento interno, además de la llanta delantera izquierda.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí