Peritación de un citroen c5, avería mecánica

Informe pericial de citroen c5 con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un citroen c5diesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Citroen C5.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día de octubre de , se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. Al buscar la documentación, observamos que en el vehículo se encuentran la ficha técnica, el permiso de circulación, y el libro de revisiones. Al respecto de las revisiones realizadas, indicar que el mantenimiento se está siguiendo de forma correcta. El vehículo presenta una motorización de 1.9c.c. DIESEL HDI RHF 140C.V. Según nos indica el jefe de talleres el vehículo llegó al taller por sus propios medios. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. Procedemos en primer lugar a poner el motor en marcha, apreciando que el motor arranca y funciona en vacío de forma correcta, no se detecta vibración de motor, y no se producen ruidos anómalos o atípicos ya sea durante la fase de arranque o con el motor en régimen de ralentí o acelerando en vacío. Paramos el motor apreciando que en la fase de parada de motor no se produce vibración ni ruidos. Repetimos insistentemente la prueba de arranque y parada de motor, no apreciando anomalía. Realizamos prueba dinámica del vehículo apreciando que el funcionamiento del conjunto volante motorembraguecaja de cambios es correcto, no produciéndose anomalía de funcionamiento. Tras la prueba dinámica volvemos a realizar pruebas de arranque y parada de motor, apreciando que los arranques comienzan a alargarse y el motor de arranque hace girar más lento al motor térmico, produciéndose en estas circunstancias un cierto ruido de golpeteo en el instante de arranque de motor. Verificamos el estado de la batería con un comprobador electrónica, indicando tal instrumento que la batería ha de ser sustituida. Lo que denota que la batería no suministra suficiente energía de arranque, los arranques se hacen más lentos y producen ruido de golpeteo instantáneo en volante motor. Por todo lo expuesto podemos indicar que una vez realizadas las pruebas oportunas en el vehículo, no se detecta existencia de anomalía en volante motor en el momento de nuestra intervención. AMPLIACION DE INFORME ? Atendiendo a las instrucciones de la compañía nos hemos personado en segunda visita en el taller de gestión el día de octubre de , donde volvemos a inspeccionar el vehículo apreciando que la batería ha sido sustituida. Volvemos a realizar el proceso de arrancarparar motor, lo que se efectúa de forma repetida, constatando que en los procesos de arranque y justo en el instante en que el motor se pone en marcha se produce un ruido de golpeteo seco, el cual puede ser producido por el volante motor. Dicho ruido también se produce en ocasiones y de forma más leve al parar el motor. Indicar que no se produce ningún tipo de ruido mientras el motor está en marcha, y tampoco se detecta existencia de vibración anómala del motor ya sea en la fase de arranque, con el motor en marcha, o al parar el motor. Dado lo expuesto se constata la existencia de un ruido de golpeteo que se produce en el instante de arrancar el motor, y en ocasiones también al parar el motor. Dicho ruido podría ser producido por el volante motor. No obstante no se producen ruidos con el motor en marcha, ni vibraciones anómalas de motor, y el funcionamiento del conjunto de transmisión es correcto. Recordar que el propietario del vehículo se queja de vibración en la parte de motor al arrancar y parar. Dado todo lo expuesto solicitamos instrucciones a la compañía y nos comunique si damos al taller instrucciones para que desmonte el sistema de embrague (previa autorización del propietario del vehículo) o bien procedemos al cierre del expediente. Atendiendo a las instrucciones de la compañía, nos hemos personado en segunda visita en el taller de gestión el día de octubre de , apreciamos que el volante motor se encuentra desmontado. Inspeccionamos dicha pieza no detectando roturas, deformaciones, o síntomas de uso inadecuado, sobreesfuerzos o sobrecalentamientos de embrague. Consultamos el manual de reparación del fabricante en relación al método de comprobación de volante motor, el cual indica que el volante motor ha de ser sustituido en caso de expulsión de grasa, roturas, grietas, deformaciones aparentes, producción de partículas o viruta, holgura al giro entre las masas superior a 90grados, o holgura radial entre las masas superior a 1 m.m. Realizamos la verificación del volante colocándolo en el cigüeñal, apreciando que la holgura al giro entre las masas es de milímetros, y la holgura radial entre masas es de 1,2 milímetros, superando por tanto este valor el límite máximo establecido por el fabricante. Inspeccionamos el sistema de embrague, no detectando uso inadecuado del mismo, siendo correcto el estado de desgaste de los ferodos del disco. Indicar por último que al desmontar se ha detectado falta de estanqueidad del retén trasero de cigüeñal, el cual presenta fuga de aceite al exterior que hace necesaria su sustitución. Este informe es un avance, quedando a la espera de recibir presupuesto de reparación, el cual ha sido solicitado al taller.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí