Peritación de un chevrolet aveo, avería mecánica

Informe pericial de chevrolet aveo con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un chevrolet aveodiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Chevrolet Aveo.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día 27/02/, se procede a identificar el vehículo, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. Se encuentra documentación e histórico de mantenimientos de modo que lo hemos solicitado a la compañía. Según nos indica el jefe de talleres el vehículo llegó al taller por sus propios medios. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra sin desmontar. Tras constatar que el nivel de refrigerante se halla a nivel pero con restos de lo que aparenta ser aceite, procedemos a poner en funcionamiento el motor sin advertir testigos de avería encendidos a pesar de que funcionan correctamente ya que se iluminan al dar el contacto. Con el motor en funcionamiento advertimos detectamos una gran presión en el circuito de refrigerante lo que indica que se está produciendo una comunicación entre el circuito de refrigerante y el de combustión. Es probable que existan daños en la culata o en su junta de modo que hemos solicitado que la desmonten bajo autorización del cliente. A título informativo indicamos que hemos efectuado autodiagnosis sin advertir códigos de avería. El día 3 de marzo acudimos al taller para verificar el estado de los componentes desmontados. Iniciamos la inspección con el bloque motor el cual presenta restos de refrigerante combustionado. Pese a ello, no se hallan marcas de sobretemperatura en los cilindros. Continuamos la inspección con la culata la cual presenta decoloración de sus válvulas de escape lo cual deriva de haber combustionado refrigerante. Al inspeccionar la junta de culata no advertimos evidencias claras de pasos de refrigerante hacía la combustión si bien es cierto que si presenta cierto grado de deterioro por lo que hemos solicitado que, bajo autorización de la compañía, deriven la culata a un especialista para que la verifiquen a presión. De modo paralelo, hemos solicitado que desmonten el intercambiador de aceite para terminar de confirmar que la mezcla entre el refrigerante y aceite pudiera ser causada por un mal estado del mismo. El día 5 de marzo acudimos al taller para verificar el intercambiador de calor del aceite advirtiendo que el deterioro de una junta era el causante del paso de aceite hasta el sistema de refrigeración. Como el motor ha ido circulando con refrigeración deficiente al estar el circuito repleto de restos de aceite será determinante el resultado de la comprobación de la culata en el especialista para conocer si ha podido existir agravamiento de daños. El 9 de marzo recibimos informe de la rectificadora según el cual la culata ha sido comprobada sin hallar daños internos de modo que podrá reutilizarse tras efectuar limpieza exhaustiva. A día de marzo modificamos valoración debido a una diferencia en el precio de los trabajos de la rectificadora.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí