Peritación de un bmw 318, avería mecánica

Informe pericial de bmw 318 con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un bmw 318diesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Bmw 318.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día de febrero de , se procede a identificar el vehículo asegurado, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente, confirmándonos que el vehículo entro en sus instalaciones por sus propios medios. En primer lugar constatamos que tanto la ficha técnica como el permiso de circulación se encuentran en el interior del vehículo, estando ambos permisos en regla, pudiendo constatar la cilindrada del motor que asciende a 1.9cc, rindiendo 1cv de potencia. Tras concretar que este tipo de vehículo debe pasar las revisiones cada 30.0km, comprobamos que el vehículo no contiene el libro de mantenimientos en su interior. Realizadas las comprobaciones que se han estimado oportunas, se procede a inspeccionar el vehículo, comprobando que el vehículo no se encuentra desmontado en el momento de nuestra visita. En primer lugar verificamos el correcto nivel de aceite en carter, así como el correcto nivel de refrigerante, así como el correcto funcionamiento de los testigos del cuadro de instrumentos, tras lo cual procedemos a arrancar el vehículo, pudiendo apreciar un chirrido metálico continuo, tanto al ralenti como en carga, procedente del interior del motor, probablemente de la cadena de distribución y no del conjunto de correas de motor, el cual se agrava notablemente cuanto más temperatura adquiere el motor. Tras solicitar una diagnosis de la avería, no aparece señalada ningún tipo de avería relacionada con la sincronización del motor. El taller nos adjunta una nota técnica del fabricante que diagnostica el mismo ruido de motor apreciado, señalando como origen la cadena de distribución, indicando que tal avería se centra en motores N47. No se observa ningún tipo de golpes en los bajos ni en el conjunto motor, así como se observan fugas de consideración en el cuerpo del motor. Por ello se requiere el desmontaje de la distribución, para valorar el estado de las cadenas de distribución, desmontajes que previamente deberá ser autorizado por el propietario. Tras personarnos en las instalaciones del taller reparador el día 3 de marzo de , comprobamos que los desmontajes han sido finalizados, por lo que procedemos a analizar el estado de las cadenas de distribución. En primera instancia verificamos el correcto estado externos de los patines, piñones y tensor hidráulico que componen el circuito de distribución, no se observan desperfectos en su superficie, tan solo el desgaste propio producto del uso del vehículo. Tras ello confirmamos el alongamiento de los eslabones de la cadena principal, que respondería al desplazamiento excesivo del embolo del tensor observado tras el desmontaje de la tapa de distribución, cuya función es la de suplir el aumento de longitud de la cadena, producto del estiramiento sufrido por sus eslabones, que al no cumplir con su función correctamente forzaría la distensión de la cadena permitiendo su oscilación de la cadena respecto a sus piñones, centrando en ello el ruido reclamado. Tal estiramiento queda confirmando cuando al montar el utillaje preciso para el calado del motor, confirmamos la separación existente entre la base de la culata el propio útil, dato que confirma el desfase de la distribución, derivado del propio alongamiento de la cadena de arrastre del árbol de levas. Achacamos la avería al estiramiento sufrido por los eslabones de la cadena principal, en base al debilitamiento sufrido producto de las torsiones, tiros y fricciones a los que se ven sometidas durante su funcionamiento, que ha permitiendo su deformación y desgaste acelerado, dando lugar al tableteo constatado en primera visita, el cual queda reflejado en el boletín oficial de la marca. 2. Durante el recorrido de la prueba, también hemos podido apreciar cierto grilleo previniendo del flexible del escape, de ahí que solicitemos su elevación, pudiendo valorar la degradación y deformación sufrida por el mismo, el cual al ser manipulado, emite el mismo ruido apreciar en prueba dinámica, que confirma la degradación sufrida por el propio flexible. Concretar la ausencia de golpes externos, dado que la propia deformación sufrida responde a la degradación y flexión soportada. Podemos afirmar que la deformación y degradación manifestada por el flexible del escape, responde al deterior por uso sufrido, propio de las temperaturas alcanzadas, así como por los esfuerzos de flexión soportados derivados de las vibraciones de motor trasmitidas, de ahí que deba ser reemplazado, en cuyo conjunto se incluye el propio filtro de partículas. Debemos concretar, que habiendo comprobado que el vehiculo tan solo ha recorrido la cantidad de 2.098km desde el inicio de la garantía en fecha 30.12.14, y teniendo en cuenta el carácter progresivo de la propia degradación del flexible, podemos afirmar con rotundidad que tal deterioro ya estaba presente antes de la contratación de la garantía vigente.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí