Peritación de un audi q5, avería mecánica

Informe pericial de audi q5 con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un audi q5diesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Audi Q5.

Estado del Vehículo

Una vez recibida la orden de intervención, para comprobar la existencia del fallo en el vehículo de referencia, nos personamos en las instalaciones del taller indicado por la Cía., observando que el vehículo se encuentra en el interior de las instalaciones, estando éste desmontado. Una vez verificados todos los datos necesarios del vehículo, pasamos a comprobar la existencia de la avería que se reclama, para de esta manera poder determinar la causa por la que se ha producido así como las consecuencias de la misma Al encontrarse desmontado, no podemos comprobar la cantidad de humo blanco emitida por el escape. Podemos realizar las comprobaciones del estado de los conductos de admisión e intercooler completamente impregnados de aceite motor, indicándonos el jefe de taller que llegó con un exceso de nivel considerable (sacó unos 6 litros y aun estaba al máximo de nivel) El vehículo entró en las instalaciones del taller reparador en servicio de grúa. El servicio de grúa lo realizó Grúas Morer, el cual nos indica que al realizar el servicio del vehículo asegurado, el conductor del mismo le indica que como se había encendido testigo de luz de aceite baja, ha rellenado el motor con unos litros de aceite. Como consecuencia de la acción negligente por parte del conductor del vehículo, en la reposición en exceso de aceite motor, se origina unas sobrepresiones internas en el motor que provocan que parte del exceso de aceite, salga mediante los conductos respiraderos del motor, y llenen los conductos de admisión de aire. Una vez el aceite en los conductos de admisión, el aceite es combustionado en el interior de los cilindros originando un exceso de humo blanco por la línea de escape, así como debido a la mala combustión (al quemar aceite) los gases de escape provocan un obturamiento del nido del filtro de partículas. Es por ello que tras intentar limpiar y recuperar el intercooler y el filtro de partículas, sin lograrlo con éxito ya que una vez limpiado y montado se comprueba que continúa emitiendo humo blanco por el escape, es necesario la sustitución del intercooler, filtro de partículas y limpieza de la totalidad de conductos de admisión. Al tratarse de un uso inadecuado del vehículo no hemos dado compromiso de pago quedando a la espera de instrucciones por parte de la compañía. Verificada la correcta reparación del vehículo se procede al cierre del expediente.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí