Peritación de un alfa romeo giulietta, avería mecánica

Informe pericial de alfa romeo giulietta con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un alfa romeo giuliettadiesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Alfa romeo Giulietta.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día de febrero de , se procede a identificar el vehículo asegurado, para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente, confirmándonos que el vehículo entro en sus instalaciones en grúa. En primer lugar constatamos que ni la ficha técnica ni el permiso de circulación se encuentran en el interior del vehículo, aunque si podemos constatar que la cilindrada del motor que asciende a 2.0cc, rindiendo 1cv de potencia. Tras concretar que este tipo de vehículo debe pasar las revisiones cada 35.0km, comprobamos que el vehículo contiene el libro de mantenimientos en su interior con las revisiones selladas, habiendo pasado correctamente todas las revisiones desde el inicio de la garantía. Realizadas las comprobaciones que se han estimado oportunas, se procede a inspeccionar el vehículo, comprobando que el vehículo no se encuentra desmontado en el momento de nuestra visita. Tras confirmar el correcto nivel de aceite en carter, así como el nulo nivel de refrigerante en el bote expansor, accionamos el arranque del motor, previa confirmación del correcto funcionamiento de los testigos del cuadro de mandos, comprobando así que el motor gira loco emitiendo un fuerte ruido metálico. Tras ello, y aprovechando el desmontaje de la tapa de la distribución, solicitamos al taller el giro manual del motor, para así confirmar su correcto calado, aunque como podemos comprobar este permanece blocado, lo que nos impide tal comprobación. Seguidamente solicitamos una lectura de la memoria de averías, la cual refleja el código P referente al sensor de revoluciones de motor, de ahí que no descartemos un sobre revolucionado del mismo, aunque este modelo de motor, no nos permite confirmar el máximo régimen de motor adquirido. Por ello autorizamos al taller el desmontaje de la tapa de balancines, para así confirmar el estado de los taques y empujadores, corroborando su posible fracturación. A día de febrero de , personándonos de nuevo en las instalaciones del taller reparador, comprobamos que este ha procedido al desmontaje de la culata, comprobando que la cabeza de una de las válvulas de admisión del cilindro nº 4 se ha partido, cayendo al interior del cilindro, siendo posteriormente golpeada por el pistón e incrustada contra la superficie de la culata, machacando ambos componentes, y los pedazos metálicos resultados de tales impactos, han sido expulsados y esparcidos a través de los canales de admisión y escape entrometiéndose en el restos de cilindros, de ahí las partículas metálicas incrustadas en las cámaras 1, 2 y 3 de la culata así como en sus respectivos pistones, así como los extraídos del interior del turbo y FAP, que dañan en inutilizan el bloque motor. Respecto al turbo, a excepción de los restos metálicos extraídos del interior de la turbina de escape, dato que justificaría su sustitución, no se observan daños notables en sus alabes, o una holgura excesiva de su eje, valorando el giro libre de la misma. De igual modo confirmamos la ausencia de restos de aceite en los canales de admisión y escape, así como en el interior del filtro de partículas, descartando con todo ello una fuga masiva de aceite que pudiera haber ocasionado la auto alimentación del motor. Tras ello comprobamos que la bomba de agua, rodillos y tensor de la correa giran libremente y no manifiestan ningún tipo de gripaje u otro tipo de anomalía. También confirmamos el correcto estado de la correa así como de su dentado, exento de daños aparentes. A día 6 de marzo de , tras solicitar la extracción de las válvulas del cilindro 4 y 1, comprobamos como los vástagos de las válvulas de escape del cilindro nº 1 y la válvula no fracturada de admisión del cilindro nº 4 así como el vástago de la válvula fracturada, se presenta deformados, sintomatología que confirma el impacto del pistón contras las válvulas de ambos cilindros, diferenciadas en su posición debido a los correspondientes tiempos de motor, del cual deriva la posterior fracturación de la válvula del admisión del cilindro nº 4, dirigiendo el origen de la avería a nuestra teoría sobre su origen, que a nuestro entender, deriva del sobre revolucionado del motor. A día de marzo de , por indicación de la propia compañía, declaramos el vehículo comer pérdida total, acordando con el taller la mano de obra invertida en el desmontaje de la culata, reflejada en la tasación adjunta, procediendo con ello al cierre del informe.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí