Peritación de un alfa romeo 159, avería mecánica

Informe pericial de alfa romeo 159 con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un alfa romeo 159diesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Alfa romeo 159.

Estado del Vehículo

Personado en primera visita en el taller de gestión el día de enero de , se procede a identificar el vehículo Alfa Romeo con matrícula , para verificar las reclamaciones efectuadas por el cliente. Se nos facilita la OR y el presupuesto de reparación. Según se indica en la OT el cliente reclama por falta de potencia y perdida de agua en motor. Según nos indica el jefe de talleres el vehículo llegó al taller por sus propios medios. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. Tras identificar el vehículo nos disponemos a realizar las comprobaciones oportunas. Indicar que el propietario del vehículo es un trabajador del propio taller y este se encarga de mostrarnos el vehículo. Indica que en ocasiones advierte una falta de potencia. Indica que han revisado el turbo y el fallo se origina en el interior de este. Indica que cuando le falta potencia, quita un tubo de depresión de la válvula de descarga de turbo y la avería cesa. Comprobamos los niveles de motor y estos son correctos. Comprobamos el chequeo de testigos y estos actúan correctamente. Arrancamos el motor y este arranca y mantiene el ralentí correctamente. Solicitamos realizar diagnosis y nos indican que ya la han realizado sin detectar ninguna avería registrada. Solicitamos realizar prueba dinámica para comprobar el funcionamiento de motor. Durante la prueba conduce el propietario. Tras varios minutos circulando sin advertir ninguna anomalía como falta de potencia, salida excesiva de humos o encendido de testigos de fallo motor, rogamos al propietario que nos lleve a taller de nuevo. Dado que no advertimos ninguna anomalía en el momento de nuestra visita el propietario a la vez que mecánico del vehículo no se queda satisfecho. Le indicamos que puede desmontar el turbo y enviarlo a un especialista para su comprobación y emisión de informe bajo su cargo. Este no está dispuesto a asumir ningún desmontaje ni comprobación por su parte. Procedemos al cierre del encargo como avería inexistente en el momento de nuestra visita. Una vez en taller solicitamos elevar el vehículo para comprobar la fuga de agua reclamada. Una vez elevado comprobamos los bajos y advertimos restos secos de una fuga de agua muy antigua en el lateral derecho de cuerpo de radiador. Los restos de agua seca indican tener una antigüedad mayor a la fecha de venta del vehículo como VO. No advertimos marcas u otros síntomas que indiquen haber sufrido golpes en bajos. Consideramos que existe un defecto de fabricación en su soldadura lateral que ha provocado que vaya fugando paulatinamente desde hace un largo periodo de tiempo. Los restos secos indican que no es una avería reciente. Para su reparación será necesario sustituir el radiador de refrigeración por uno nuevo.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí