Peritación de un alfa romeo 147, avería mecánica

Informe pericial de alfa romeo 147 con motor diesel

A la hora de realizar una peritación, un técnico de Reparatucoche se desplaza a conocer el coche y realizar las comprobaciones oportunas tomando fotografías del vehículo. Adjuntamos, como siempre, las fotos de un alfa romeo 147diesel para que conozcas al detalle todo sobre esta reparación. A continuación, os contamos cómo se realizó la peritación del Alfa romeo 147.

Estado del Vehículo

Personados en primera visita en el taller de gestión Talleres Vázquez el día 4 de marzo de , se procede a identificar el vehículo Alfa Romeo 1con matrícula para verificar las reclamaciones efectuadas por el usuario del vehículo. En el vehículo localizamos el permiso de circulación, la ficha técnica y el libro de mantenimiento. Según nos indica el jefe de taller el vehículo acudió al taller en grúa para revisar hecha humo y pierde potencia. En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra montado. En primer lugar comprobamos el nivel de aceite y refrigerante pudiendo constatar como ambos se encuentra entre cotas. A continuación ponemos la llave en contacto observando que los testigos funcionan correctamente, ponemos el motor en marcha y se apagan todos los testigos de anomalía, menos el testigo de calentadores que permanece encendido. El motor del vehículo presenta un ralentí estable. Aceleramos el motor del vehículo pudiendo constatar como a la hora de acelerar a través de la línea de escape se expulsa gran cantidad de humo blanco, claro síntoma del paso de aceite hacia la línea de escape, motivo por el cual detenemos inmediatamente el funcionamiento del motor del vehículo con el fin de no agravar la anomalía presente en el vehículo. Solicitamos llevar a cabo la diagnosis del vehículo, no obstante, durante nuestra visita pericial la máquina de diagnosis no se encuentra disponible, por lo que acordamos llevar a cabo la diagnosis del vehículo en nuestra próxima visita. Tras las comprobaciones realizadas solicitamos bajo autorización del propietario el desmontaje del turbocompresor con el fin de verificar su estado y determinar así la causa de la anomalía presente en el vehículo. Es oportuno indicar que la anomalía presente en el vehículo provoca la inmovilización del mismo, ya que de no detener el motor del vehículo a los primeros síntomas de anomalía como falta de potencia y humo blanco a través de la línea de escape, se podría provocar un agravamiento de los daños presentes en el motor del vehículo. Personados en segunda visita en el taller de gestión el vehículo se encuentra con el turbocompresor desmontado. Examinamos el turbo compresor y comprobamos que el eje de turbinas presenta una holgura normal, fugando aceite hacia la línea de admisión y hacia la de escape. Giramos el eje de turbinas sin apreciar ninguna dificultad. Verificamos el estado de las hélices de la turbina de admisión sin presentar marcas ni síntomas de la introducción de elementos extraños del exterior. Examinamos los orificio de engrase eje de turbinas sin apreciar restos que hayan podido obstruir el circuito y ocasionar una falta de lubricación. Verificamos el estado del intercooler detectando una gran acumulación de aceite en el mismo acordando su limpieza. Tras las comprobaciones realizadas y teniendo en cuenta el kilometraje del vehículo de 120.1km determinamos que la causa de la anomalía presente en el vehículo se debe al deterioro de los retenes de los casquillos del eje de turbinas como consecuencia del desgaste al que están sometidos durante el uso cotidiano del vehículo, ocasionando la fuga de aceite hacia la admisión. Para la correcta reparación del vehículo será necesario la sustitución del turbocompresor, limpieza tubos admisión, intercooler y catalizador, así como la sustitución del aceite y filtro de aceite por posible desprendimiento de virutas metálicas casquillo eje de turbinas. Es oportuno indicar que según el fabricante el mantenimiento del vehículo se debe realizar cada 20.0km o 1 año. Tras verificar el libro de mantenimientos del vehículo detectamos que existe un desfase de 1 mes y 3 días en la realización del mantenimiento correspondiente al 28/07/ sellado el día 31/08/; de 3 meses y 2 días en la realización del mantenimiento correspondiente al 15/06/ sellado el día 17/09/; así como de 7 meses y días en el correspondiente al 10/07/ sellado el día 24/02/, lo que provoca una degradación excesiva del aceite o un nivel de aceite excesivamente bajo por no respetar los intervalos de sustitución del aceite lubricante programados por el fabricante, que afectaría de forma directa a la vida útil y conservación del conjunto eje de turbinas y sus casquillos, que requieren una constante y optima lubricación por el alto número de revoluciones a las que gira el eje y elevadas temperaturas de funcionamiento.
Utilizamos sistemas de seguimiento de IPs y cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede conocer cómo cambiar la configuración u obtener más información aquí