¿Qué son los silentblocks?

silentblocks

Los silentblocks son, literalmente, bloques silenciosos. Se trata de articulaciones elásticas realizadas en forma cilíndrica cuya principal aplicación en el mundo de la automoción es absorber las vibraciones de las partes rígidas de la estructura del coche, evitar el desgaste de las piezas metálicas y reducir los ruidos.

Se trata de un componente del sistema de suspensión de vital importancia en el funcionamiento del vehículo y, sobretodo, en su comodidad. El Silentblock es el encargado de la estabilidad del coche ya que ejerce de intermediario entre los neumáticos y la carrocería conectando las partes de la suspensión y suavizando las vibraciones que se transmiten entre las mismas. Se componen de dos mangas metálicas que se intercalan una en otra y entre ellas hay un inserto de goma.

Síntomas de Silentblocks en mal estado

El principal síntoma de que estás circulando con los Silentblocks en mal estado son las vibraciones y que se percibe un ruido desagradable. Lo positivo de esto es que al menos es un fallo que avisa y se percibe bastante bien. Esto permitirá que se acrecienten otros daños como problemas en la suspensión, la dirección, desgaste inadecuado de los neumáticos o fallos de transmisión.

Puedes comprobar de manera sencilla el estado de estas juntas de goma balanceando el vehículo desde cada una de sus esquinas y observando posibles ruidos metálicos durante el balanceo.

A veces no hay ruido, pero detectas un vaivén demasiado acusado, en este caso el deterioro viene de los amortiguadores.

Para determinar el estado de las juntas de goma, podemos hacer una sencilla comprobación. Empujar el coche desde cada esquina y apreciar si se escucha algún ruido metálico durante el balanceo. Si no escuchas ningún ruido, pero el vaivén es muy acusado, tal vez lo que necesites sea reemplazar los amortiguadores. Además, podemos hacer la comprobación con nuestros propios ojos a los Silentblocks: si están agrietados o pelados, han de ser cambiados.

Otro modo de comprobar su estado es realizar una simple inspección visual. Si aprecias grietas o están pelados, debes cambiarlos.

Ten en cuenta que unos Silentblocks en mal estado generan inseguridad al volante dado que se aprecia mayor inseguridad y se pierde precisión en la conducción.

¿Cuándo hay que sustituirlos?

Dado que soportan una enorme carga (sobre todo los delanteros) en el cumplimiento de su función, además, al permitir cierto juego de movimiento en su interior, se provoca cierto desgaste. Es por esto que su estado debe ser verificado cada cierto tiempo (aproximadamente cada 50.000 km) y, si no lo has hecho antes, proceder a su sustitución entre los 120 y 150.00 km.

Se trata de un elemento de desgaste como pueden ser los neumáticos, las pastillas y discos de freno o el embrague y, como tal, pierda eficacia conforme transcurren los km y/o el tiempo. Recuerda que, como con cualquiera de estos elementos, alargar su vida útil puede derivar en averías más graves.

Cómo alargar la vida útil de los Silentblocks

Como indicábamos líneas arriba, debido a los golpes que soportan con el peso del motor, los Silentblocks delanteros son los que deben sustituirse con mayor frecuencia. Es una pieza que no tiene reparación por lo que será siempre necesario sustituirla.  Para mantener el mayor tiempo posible su buen estado, lo mejor es realizar una conducción prudente evitando pasar baches y badenes demasiado deprisa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *