Nuevo etiquetado de combustibles para vehículos

nuevo etiquetado de combustibles

Despedimos la denominación tradicional de la gasolina 95 y 98 para dar la bienvenida a un nuevo etiquetado de combustibles que queremos compartir contigo.

Pero, ¿qué es el etiquetado de combustibles?

El nuevo etiquetado de combustibles es una medida implantada por la Unión Europea para evitar confusiones a la hora de repostar. Su finalidad es ayudar a los consumidores a elegir el combustible adecuado para su vehículo. Con esta normativa europea se crea una serie única de etiquetas de combustibles para todos los países miembros.

Este etiquetado corregirá los errores de abastecimiento de combustible. Para ello, los cuellos de llenado del tanque de combustible serán diferentes. Por ejemplo, la pistola de gasolina es más pequeña que la de gasoil y esto evitará confusiones. Aún así seguirá habiendo equivocaciones si la persona no presta atención a la acción que está llevando a cabo. Puesto que, las nuevas etiquetas solo poseen carácter informativo para el uso del combustible idóneo.

Este nuevo etiquetado de combustibles se suma así al distintivo medioambiental de la DGT aunque con un objetivo distinto.

¿A qué tipo de vehículos afecta este etiquetado?

Los identificadores de combustibles afectan a los nuevos vehículos comercializados por primera vez a partir del 12 de octubre de 2018. Los vehículos que posean una antigüedad menor no tienen que acogerse a esta legislación. Entre los vehículos que deben llevarlo están todos aquellos que circulan por carreteras europeas. Entre ellos encontramos:

  • Ciclomotores, motocicletas, triciclos y cuadriciclos.
  • Automóviles.
  • Vehículos comerciales ligeros y pesados.
  • Autocares y autobuses.

Estas etiquetas también afectan a los vehículos eléctricos. Todo vehículo híbrido-eléctrico deberá proveerse del combustible adecuado y la forma para hacerlo es por medio de este tipo de etiquetado. Ahora bien, para los eléctricos de batería y sus puntos de recarga la etiqueta aún está en vías de desarrollo.

etiquetado europeo sobre combustibles

¿Cómo funcionan las etiquetas?

La etiqueta es un medio visual que te ayuda a saber que el combustible seleccionado es el idóneo. Para verificar este hecho tienes que fijarte si la etiqueta de tu vehículo coincide con la ubicada en el surtidor.

Como hemos adelantado, puedes encontrar distintos tipos de etiquetas. Existen tres tipos generales que se corresponden con la gasolina, el gasóleo y los combustibles gaseosos. La gasolina se representa mediante un círculo, el gasóleo por medio de un cuadrado y los combustibles gaseosos en forma de rombo. A continuación, profundizaremos un poco más en cómo son las nuevas etiquetas para que no te quedes con ninguna duda.

  • Gasolina: la etiqueta aplicable es un círculo que alberga en su interior la letra E. Esta letra designa los biocomponentes que están presentes en la gasolina.
  • Gasoil: la etiqueta empleada posee forma cuadrada. Se representa con la letra B en su interior haciendo referencia a los componentes de biodiesel que están presentes en el gasóleo. Encontramos también un caso en el que la letra B se sustituye por las letras XTL. Éstas últimas quieren decir que el diésel es sintético y, que, por tanto, no deriva del crudo del petróleo.
  • Combustibles gaseosos: la etiqueta que representa a este tipo de combustibles adquiere forma de rombo. La denominación es diferente en función del gas al que hagamos referencia. Así, H2 se refiere a hidrógeno, CNG a Gas Natural Comprimido, LPG a Gas Natural Licuado y LNG a Gas Licuado de Petróleo.

etiquetas combustibles

¿Cuándo deben colocarse estas etiquetas en los estados miembros de la UE?

Este nuevo estándar es obligatorio desde el 12 de octubre de 2018. Desde esta fecha, los nuevos vehículos deberán llevar colocado el etiquetado europeo. Tiene que situarse en un lugar visible que puede ser el tapón de llenado o la tapa de depósito. Los concesionarios también tienen la obligación de colocarlo en los modelos expuestos.

A su vez, estás etiquetas deben encontrarse en las estaciones de repostaje de gasoil, gasolina y combustibles gaseosos. Son combustibles gaseosos el hidrógeno, el gas natural comprimido, el gas natural licuado y el gas natural licuado de petróleo. Las gasolineras lo colocarán en los surtidores y en sus boquereles.

Por tanto, todas las estaciones de servicio de los 28 estados miembros de la UE se acogerán a esta normativa. Además, esta obligación se extiende a los países del EEE (Islandia, Liechtenstein y Noruega) y a otros países como Macedonia, Serbia, Suiza y Turquía.

Tengo pensado viajar a Reino Unido, ¿se aplicarán estos requisitos tras el Brexit?

Esto es una cuestión que depende del Reino Unido. Tras la entrada en vigor del Brexit será el país quién decidirá la aplicación o no de estas normas europeas. De todos modos, no tienes por qué preocuparte, ya que los nuevos vehículos dispondrán de las nuevas etiquetas de los combustibles. Esto se llevará a cabo en la línea de producción. Por ello, los vehículos que lleguen al Reino Unido tendrán este nuevo etiquetado de combustibles.

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas?FINANCIACIÓN A TU MEDIDA
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *