Las luces del coche, ¿cuáles son?

luces del coche

Las luces del coche son uno de los elementos más importantes. No solo nos sirven para despejar el camino, también avisan a los demás usuarios del lugar que ocupamos, y de las maniobras que realizamos.

Es muy importante saber cuándo tenemos que utilizar cada una de las luces del coche. Algunas luces de nuestro coche como las de freno o las de cruce llevan con nosotros desde que empezaron a venderse los automóviles sobre 1910, las restantes no llegaron hasta la década de los 60 cuando empezó su desarrollo tecnológico.

Hoy vamos a contaros todo sobre el sistema de alumbrado, las funciones que realiza cada juego de lámparas, cómo y cuándo se utilizan.

En nuestro coche disponemos de una serie de luces del coche que se accionan mediante los mandos específicos, aunque puede variar según el coche. Pero suelen estar en las palancas del volante.

  • Alumbrado de posición
  • Alumbrado de cruce
  • Alumbrado de largo alcance
  • Intermitentes
  • Alumbrado antiniebla
  • Alumbrado de freno
  • Alumbrado de emergencia
  • Luces de marcha atrás

testigos luces coche

 

 

 

 

 

 

Los colores del alumbrado están catalogados por la normativa internacional, así los faros traseros serán de color rojo, los laterales o direccionales ámbar, y los delanteros amarillos, blanco.  Vamos a centrarnos en los tipos de alumbrado del coche para tenerlo claro.

Tipos de luces del coche

Luces de posición:

Deben siempre acompañarse de otras luces, al menos de las luces de corto alcance. Su haz es de color blanco. Y nos sirven para que el resto de conductores puedan apreciar la anchura y posición del vehículo. Se activan automáticamente con las luces del coche obligatorias.

Luz corta o cruce:

Emiten un tipo de luz de corte afilado y asimétrico para evitar deslumbramientos a otros usuarios.  Las luces de cruce son obligatorias por la noche, y por el día, en las vías con niebla, mucha lluvia, nevada, nubes de polvo o humo. Y no hace falta que te digamos que en túneles es obligatorio. También las usamos en carriles reversibles y habilitados para circular en sentido contrario.

Es aconsejable circular con las luces durante el día, ya que los vehículos nos distinguen mejor. Está comprobado que circular con ellas todo el día reduce el número de accidentes.

Luz de carretera o larga:

Consiste en un haz de luz más intenso y centrado, por lo que solo podemos usar las luces de carretera cuando estamos solos en la carretera. Se suelen utilizar cuando circulamos por la noche en vías que no están lo suficientemente iluminadas.  También en otras ocasiones como cuando no distinguimos un vehículo oscuro a unos 50 metros o no podemos leer una matrícula a una distancia de 10 metros y siempre que superemos la velocidad de 40km/h.

Si en algún momento podemos deslumbrar a otros conductores debemos cambiar este alumbrado por la luz corta. Tanto en autopista como en autovías y aunque exista una mediana que separe los sentidos de la marcha.

Antiniebla delantera:

Pueden ser blancas o amarillo selectivo. Enfocan más abajo y muy potente, gracias a ellas podemos seguir las líneas de la calzada. Las luces antiniebla dan mayor visibilidad que los faros de cruce en situaciones climatológicas como bruma, niebla o nevadas y es recomendable para velocidades bajas. Estas luces no son obligatoria y sirven como refuerzo luminoso, aunque no todos los vehículos vienen equipados con ellas. Las antinieblas delanteras se pueden usar aisladas o junto con las demás. Es recomendable usarlas en vías estrechas y con varias curvas continuas por su gran alcance lateral.

Antiniebla trasero:

Tiene la peculiaridad de que no es necesario que nuestro vehículo esté equipado por pares, con un solo piloto por coche es más que suficiente. Es una luz de posición trasera roja, pero más fuerte que las otras de este mismo color, están en el centro o lateral del conductor. Estas luces en cambio sí son obligatorias cuando consideramos que tenemos poca visibilidad en nuestro propio vehículo. La función es la de evitar alcances.

Luz de marcha atrás:

La finalidad de esta luz es avisar que vamos a iniciar la marcha en dirección opuesta. Se enciende automáticamente cuando engranamos la marcha atrás. Nos sirve para maniobras de noche o al estacionar el coche. Se localiza en la parte trasera del vehículo.

Luces de frenado:

Están en la parte trasera del vehículo, emiten un haz de luz rojo intenso y continuo en cuanto pisamos el pedal de freno. Son unas luces que sirven para indicar a otros vehículos que se está frenando.

Luces de emergencia:

Estas luces las activamos nosotros y se encuentran en el cuadro de mandos del coche. Se activan los cuatro intermitentes y nos sirve para señalizar una situación de emergencia, circulación densa o alguna avería que nos impida movernos.

Intermitentes:

Llamados también indicadores de dirección. Su luz es ámbar y parpadeante. Suelen estar en las esquinas del vehículo, aunque también se puede ver en los retrovisores. Alerta de los movimientos que vamos a realizar mientras conducimos indicando un giro antes de realizarlo. De uso obligatorio para los desplazamientos laterales.

Luces de cortesía:

Casi todos los vehículos disponen de esta luz en el techo. Se activa cuando se abre la puerta o a nuestra voluntad cuando necesitemos encenderla, o bien apagarla.

Sistemas de iluminación de un coche

Luces de coche halógenas:

Son los típicas, quizás porque son fáciles de poner y quitar y porque su coste es menor. Sin embargo, ofrecen un rendimiento pobre en longitud de iluminación.

Luces de coche Led:

Este tipo de luces están de moda y se encuentran en el punto intermedio entre las halógenas y xenón. Las bombillas led tienen un coste de mantenimiento menor que las bombillas de xenón y ofrecen un rendimiento parecido.

Luces de coche xenón:

Se consideran las más potentes del mercado, pero su mantenimiento es muy alto y solo pueden ser manipuladas por especialistas. Suelen ir en los acabados más premium de los coches nuevos y marcas más elitistas.

luces de coche

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por hoy ya hemos acabado, ¿te has quedado con dudas? Todas las luces de nuestro coche tienen su función muy definida que debemos conocer y aprender a utilizar. Recuerda también que todas las luces del coche son vitales para nuestra seguridad y la de los demás. Si quieres estar más informado de cómo utilizar las luces puedes hacerlo aquí.

Y tú, ¿sabías para qué sirve cada una de ellas?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *