Hay que saber cómo frenar

como frenar

¿Sabes cómo frenar de forma segura? Mientras circulas, puedes encontrar diversos factores que pueden llevarte a frenar de manera que incluso pierdas el control de tu coche. En Reparatucoche.com te damos los consejos para saber cómo frenar en distintas situaciones con total seguridad.

Es importante conocer el equipamiento de tu vehículo y cómo frenar dependiendo de las circunstancias, seco, mojado, en curva… Actualmente la mayoría de coches del mercado llevan el sistema ABS. Éste evita que las ruedas queden bloqueadas, mantiene la estabilidad y previene que el coche se deslice en una frenada brusca. Así, es más fácil poder reconducir el vehículo a donde sea necesario. Entre un coche con ABS y otro sin este sistema, no se apreciará ninguna diferencia importante en una frenada normal, sí en las bruscas.

Muy importante saber que el ABS no reduce la distancia de frenado.

Le pasa a todo el mundo, vas conduciendo, frenas fuerte y… ¿Qué ha pasado? Notas como unos golpes en el pedal de freno y piensas que algo no va bien. Todo lo contrario, esos golpes te confirman que el sistema ABS de tu coche ha funcionado perfectamente. ¿Quieres saber por qué? Te lo explicamos.

Si realizas una frenada brusca, sin soltar el pedal del freno en un coche sin ABS, las ruedas quedaran bloqueadas y el coche se deslizará. Para frenar de forma correcta y evitar lo comentado anteriormente, realiza frenadas fuertes y consecutivas, sin mantener el pedal pisado.

En el caso de una frenada con ABS, la presión sobre el pedal debe ser continua y constante en todo momento ¿Y qué pasa con el bloqueo de las ruedas? El propio sistema se encarga de que eso no suceda de forma totalmente autónoma.

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de frenar?

La mejor herramienta para todo conductor mientras circula es el sentido común, por eso es importante la distancia de frenado. Si circulas muy cerca del coche que te precede, las posibilidades de colisión son muy altas. No importa qué tipo de frenos y sistemas de seguridad lleves, una distancia de seguridad adecuada te evitara muchos problemas. Este artículo te puede interesar Distancia de seguridad al volante

Frena siempre en línea recta

Para mantener el coche estable y no perder el control durante la frenada, lo ideal es frenar en línea recta, sin mover la dirección. La frenada debe ser progresiva y ejercer la máxima presión en caso de colisión inminente.

Para ayudar a reducir la distancia de frenado puedes hacer uso del llamado freno motor, reduciendo marchas.

Cómo frenar en curva

Si te ves obligado a frenar en curva, hazlo de forma suave para evitar perder el control debido al subviraje.

¿Y qué hacer en caso de tener que realizar una frenada brusca en plena curva? Debes intentar poner las ruedas rectas para conseguir una frenada equilibrada. Cuando el vehículo haya perdido velocidad, vuelve a girar e intenta tomar la curva. Si realizas una frenada busca en plena curva, el coche tenderá a irse de atrás.

Artículo relacionado, Subviraje y sobreviraje

Frenada inesperada

Presiona el pedal del freno de forma consistente para que el neumático se agarre a la carretera y te permita maniobrar.

Evita quedarte pegado al vehículo que te precede y activa los cuatro intermitentes para avisar al resto de coches. En algunos modelos modernos la activación es automática. Si mantienes cierta distancia de seguridad con el vehículo que llevas delante, te servirá como vía de escape en caso de necesidad. Es recomendable que controles los coches que llegan por detrás, para en caso necesario realizar una maniobra de evasión, preferiblemente hacia la derecha.

Obstáculo en la carretera

Imagina que vas circulando tranquilamente y te encuentras un obstáculo en plena carretera ¿Qué harías? ¿Pegar un volantazo? ¡Ni se te ocurra! Si giras de forma brusca y a gran velocidad, sólo conseguirás que tu coche derrape o, aun peor, que vuelque.

Si te encuentras ante esta situación, intenta reducir la velocidad lo máximo posible antes de dar el mínimo volantazo. Para ello, frena a fondo (te recordamos, con ABS sin problemas, sin ABS tendrás que ser tu el que dosifique la frenada). Evita cualquier movimiento de volante hasta que la velocidad haya reducido lo máximo posible.

Hablamos de situaciones extremas, donde el tiempo de reacción y valorar las consecuencias es mínimo. Sin embargo, en muchas ocasión es mejor un pequeño golpe, a velocidad moderada, que un golpe de volante que te haga perder el control del vehículo. En el segundo caso las consecuencias pueden ser mucho peores, desde un choque frontal, a volcar o llegar a salirse de la carretera.

Cuidado con el resto de vehículos

Habitualmente nos encontramos en las carreteras retenciones o caravanas con un número de coches bastante elevado. La velocidad puede ser o muy alta o demasiado lenta. Estas circunstancias pueden tener un riesgo demasiado alto en caso de tener que decelerar de una manera brusca. En estas situaciones debes tener en cuenta que, cuanto mayor sea la distancia de seguridad, menor es el riesgo. Si ya tienes encima la frenada, intenta buscar la mejor manera de evitar la colisión.

Dependiendo de la distancia del posible choque, deberás controlar la presión del pedal de freno. Esta debe ser constante, continua y de menor a mayor presión según sea la distancia de la colisión.

Frenada de emergencia

Hemos visto anteriormente cómo frenar ante distintas situaciones de emergencia, es muy importante dejar claro cómo actuar ante una frenada en este tipo de situaciones. Ante un problema así, debes pisar el embrague y el freno al mismo tiempo, con y sin ABS ¿Por qué? Te lo contamos a continuación:

  • Al pisar el embrague se produce la desconexión entre la transmisión y el motor, consiguiendo mayor estabilidad en la frenada. En caso contrario, la retención del motor, unida a la fuerza de frenada, puede provocar el bloqueo de las ruedas. Para evitar esto el ABS desactiva el freno, provocando una frenada más larga.
  • Conseguimos mantener el coche en marcha al no dejar que llegue a calarse el motor. Esto nos permite reaccionar de forma más rápida tras la frenada en caso de que sea necesario. Además, con el motor parado, muchos de los sistemas del coche dejan de funcionar, por ejemplo la dirección asistida.
  • Permite pisar los pedales con más fuerza que si lo haces únicamente con el pie derecho.

SAFE ¿Sabes qué es?

Los coches actuales están equipados con el denominado sistema de ayuda a la frenada de emergencia (SAFE). Dependiendo del fabricante te puedes encontrar las siguientes denominaciones:

  • BAS (brakeassist system)
  • BA (brake assist)
  • EBA (electronic brake assist)
  • DBC (dynamic brake control)
  • AFU (assistance au freinage d’urgence)
  • MBA (mechanical brake assist)
  • HBA (hydraulic brake assist).

Se trata de un componente capaz de detectar situaciones de peligro que puedan llegar a producir una frenada de emergencia. Su labor es controlar la fuerza de frenado, y la perdida de velocidad del vehículo, para que estás sean máximas. Este sistema no es totalmente autónomo, como su nombre indica es un asistente a la frenada, no esperes que lo haga todo por ti. Debe formar parte del equipamiento de serie de los nuevos vehículos comercializados en Europa.

El saber cómo frenar te puede ayudar a estar preparado ante ciertas situaciones, pero lo mejor es poder evitarlas. A la hora de circular, el sentido común es tu mejor aliado, sobre todo manteniendo la distancia de seguridad.

Además de frenar correctamente, tu coche debe estar preparado para hacerlo de forma efectiva. Revisa tus neumáticos y sistemas de freno antes de viajar. Solicita una revisión en cualquier de los talleres de Red Reparatucoche ahorrarás hasta un 70%.

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas? PAGA HASTA EN 6 MESES SIN INTERESES
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *