Guía práctica para comprar un coche

comprar un coche

¿Estás pensando en comprar un coche o en cambiar el actual? Seguro que son muchas las dudas que te vienen a la cabeza. Desde la marca y modelo, extras, posibles ayudas, descuentos… Reparatucoche.com ha redactado una sencilla guía que seguro, te será de gran utilidad.

Antes de comprar un coche, lo primero que debemos hacer, es pararnos a pensar qué es lo que necesitamos realmente. La compra de un coche no es algo que nos debamos tomar a la ligera, estamos hablando de una importante inversión. Por este motivo, una vez tengamos claro cuáles son realmente nuestras necesidades, toca, como diría nuestro querido Joaquín Prat, buscar el precio justo.

1.- No es oro todo lo que reluce

Todos los días vemos en televisión promociones y descuentos atractivos sobre modelos en concreto. Sin embargo, en ocasiones los mejores incentivos los podemos encontrar en aquellos modelos que no son tan fáciles de vender.

En la mayoría de ocasiones serán estas promociones o descuentos los que te ayuden a decirte por un modelo en particular. Los incentivos más utilizados suelen ser un descuento sobre el valor original del coche o financiarlo a un interés bajo.

El coche que hemos decidido comprar tiene un precio de 25.000 euros, con un descuento de 4.000 euros por el fabricante.

Mismo coche y precio, con una financiación de cinco años al 6% de interés, una mensualidad de unos 535 euros. Sin embargo, financiado al 0% el pago mensual sería de aproximadamente unos 461 euros. Estamos hablando de más de 4.400 euros de ahorro.

2.- Precio de venta del coche

¿Crees que el precio que te ofrece el vendedor es el recomendado por el fabricante? Te podemos asegurar que no. Si eres hábil en la negociación para comprar un coche, seguro que consigues ahorrar unos cuantos euros en su precio final.

Busca y compara. Esta es la mejor forma de saber hasta dónde puedes llegar. Internet nos abre la puerta a miles de ofertas y por suerte, siempre encontraras algún concesionario dispuesto a escucharte.

3.- Buscar nuestro coche

Ya tenemos una idea de nuestro coche ideal, pero es conveniente no cerrarse en unas características concretas. Actualmente tenemos diversidad de opciones y equipamientos que nos permitirán acceder a mejores ofertas a la hora de comprar un coche. Por ejemplo, si buscas un modelo en un color o unos extras en concreto, será más complicado cerrar una buena operación.

4.- ¿Dónde comprar nuestro coche, Internet o compra tradicional?

Cada vez son más las empresas  que se deciden por ofrecer sus productos y servicios en Internet. La comodidad de poder consultar todo desde el sillón de casa, sin necesidad de desplazarse… y además ahorrándonos dinero. Pero lo cierto es que todavía hay quien no está dispuesto a realizar grandes inversiones sin ver lo que está comprando.

En cuanto a la compra tradicional, son muy importantes las sensaciones que te trasmita el vendedor. Trato agradable, accesible a sugerencias, si intentan desviar tu atención hacia otro vehículo de su interés, atentos a cualquier consulta… Debemos tener claro que un vendedor nos debe ayudar, pero nunca vendernos algo que no queramos.
Tras encontrar nuestro vendedor de confianza, lo ideal es solicitar una prueba con el coche que estamos interesados en comprar. Esto no te obliga en ningún momento a que te tengas que quedar con él.

5.- ¿Y qué hacemos con nuestro viejo coche?

La venta a un concesionario es lo más seguro y rápido, pero la opción menos interesante económicamente hablando. También puede ser una baza importante a la hora de negociar el precio final de tu nuevo coche. No todos los concesionarios te pagarán lo mismo por él.

Si crees que tu viejo amigo de fatigas vale más que lo ofrecido por los concesionarios, siempre tienes la opción de ser tu quien realice su venta. Te contamos cómo en el siguiente artículo: Te enseñamos a vender tu coche

6.- Antes de sacar el coche del concesionario

Algunos concesionarios premian a sus clientes con el primer depósito gratis, si es tu caso, revisa que así sea.
No tengas prisa en poner el coche en la calle. Tomate todo el tiempo que necesites para inspeccionar el vehículo. Comprueba posibles arañazos, abolladuras, ruedas, revisa la tapicería… Por último, si cuando negociaste la compra, te ofrecieron algún tipo de accesorios, comprueba que los lleva. Una vez fuera del concesionario, dependerá de la buena fe del mismo atender posibles reclamaciones.

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas? PAGA HASTA EN 6 MESES SIN INTERESES
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *