Así ha afectado el confinamiento a la batería de tu coche híbrido o eléctrico

¿Tienes un coche híbrido o eléctrico? El confinamiento ha podido afectar a uno de sus componentes más esenciales, la batería. Sigue estos consejos para preservar su funcionamiento y alargar su vida útil.

Si eres seguidor de este blog, ya conocerás como la restricción de movimientos propia de la cuarentena ha podido afectar a tu vehículo. Hoy, además, nos centraremos en el caso especial de los vehículos híbridos y eléctricos y las consecuencias que, el haber estado parados, han podido tener sobre sus baterías.

Mantenimiento batería eléctrica

En el caso de los vehículos híbridos, híbridos enchufables y eléctricos, se recomienda poner atención a la batería por ser el componente que más sufre durante la inactividad.

A diferencia de lo que ocurre con los vehículos impulsados por combustibles tradiciones, la batería de un coche de este tipo es de alta tensión, lo que impide su manipulación y, por tanto, seguir consejos como el de desconectarla total o parcialmente.

Así, para garantizar el mantenimiento de una batería para un híbrido convencional, lo ideal es poner en marcha el sistema híbrido durante, al menos media hora una vez al mes sin que se haga necesario que circules. Será suficiente con encender el contacto y mantenerlo en P (parking) y verificar que el vehículo está encendido en el cuadro de instrumentos.

Una vez arrancado, te recomendamos la desconexión de luces y consumibles eléctricos y mantenerlo en marcha durante al menos media hora para asegurar la carga de la batería.

Importante, el motor de combustión se arrancará en más de una ocasión mientras realizas la carga por lo que no olvides hacerlo al aire libre o en un garaje con la suficiente ventilación.

Si tu vehículo es eléctrico o híbrido enchufable, su batería tiene más capacidad que las anteriores haciendo más improbable su descarga completa. No obstante, deberías evitar que llegue a ese punto pues este tipo de descargas merman bastante la vida útil de las baterías además de que, si es 100%, tendrás que solicitar servicio de asistencia para poder arrancarlo.

¿Cuál es la mejor solución para preservar la batería eléctrica?

Lo más recomendable es revisar períodicamente el nivel de carga y enchufar el vehículo para que no se descargue por completo tomando la precaución de hacerlo antes de que su nivel esté en el 10 o 15%.

Como sabes, el sistema de carga rápida acorta la vida de la batería si se usa en exceso por lo que te recomendamos optar por una carga lenta.

Por último, existe la opción de mantenerlos siempre enchufados pues, los sistemas de carga están preparados para la autogestión y carga automática según proceda. No obstante, los fabricantes no lo recomiendan pese a que, a priori, no tiene por qué afectar al dispositivo.

Además de todo esto, no olvides tomar todas las precauciones ya indicadas en nuestro blog para vehículo a gasolina o diésel. Solo así, la vuelta a la normalidad será segura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *