Bujías, problemas y causas más comunes

cambiar reparar bujias baratas calidad

El buen estado del motor depende en buena parte del correcto funcionamiento de sus bujías. Desde Reparatucoche.com te contamos algunos de los problemas que unas bujías en mal estado pueden ocasionar.

Las bujías deben cambiarse cada 100.000 kilómetros. El no hacerlo hará que tu coche consuma más e incluso llegarás a notar que tironea. Si no pones remedio a tiempo, tendrás problemas de encendido, incluso la parada del vehículo.

A la hora de analizar los síntomas de las bujías, lo primero es asegurarse que nuestro coche está funcionando con las bujías adecuadas. Es decir, que tienen el grado térmico que recomienda el fabricante. Una bujía con un grado térmico muy alto (muy caliente) puede llegar a producir autoencendido. Es decir, el motor se apaga cuando se saca la llave y continúa dando emboladas durante unos segundos más.

Revisando la punta de encendido de las bujías podrás saber los síntomas y detectar los problemas que puede tener tu vehículo. Recalentamiento, desgaste, óxido, residuos… son algunas de las causas.

cambiar reparar bujia coche

Veamos a continuación algunos de sus principales problemas y sus causas.
Impurezas depositadas en la bujía

Estas incrustaciones de color blanco aparecen en el aislador y los electrodos. Fallos en el motor a elevadas revoluciones o cuando el coche vaya muy cargado, son algunos de sus síntomas. Sus causas van desde la pérdida de aceite por los aros del pistón hasta la mala calidad del combustible. Este problema se solucionará reparando las fugas y cambiando de estación de servicio. Puedes limpiar la bujía, pero es recomendable que la cambies.

Depósitos de carbón

Se pueden apreciar estos depósitos en la punta de encendido y suelen ser de color negro. Debido a ésto, el coche tendrá fallos de encendido y en marchas lentas el rendimiento será anormal. Las causas de este fallo pueden ser:

  • Circular a velocidad reducida durante mucho tiempo.
  • Defecto en el sistema de encendido.
  • Distribuidor atrasado o una mezcla de aire-combustible mal dosificada.

Para solucionar ese fallo tendrás que consultar a los técnicos de Reparatucoche.com y llevar tu coche al taller.

Aceite en la punta de la bujía

Puedes comprobar si la punta de encendido tiene un aspecto engrasado, está húmeda o negra. Si es así, existe alguna fuga. Notarás que el coche tiene dificultad para arrancar, error en el encendido y mal rendimiento en marchas cortas. Cuando esto sucede, puede que haya algún cilindro dañado o deteriorado o existan fugas en los aros del pistón.

Este problema se soluciona cambiando los aros y reparando los cilindros. Las bujías más calientes pueden ser una solución provisional.

Aislador cerámico roto o partido.

Probablemente hayas notado que el rendimiento del motor ha bajado. Esto puede ser debido a un aumento o una bajada brusca de temperatura. Si se desprendiera la porcelana de la bujía, podría dañar válvulas, pistones y cilindros. Un mal uso de las herramientas para el ajuste de los electrodos puede producir la rotura del aislador.

Controlar los parámetros del motor y el uso de las herramientas adecuadas para ajustar la distancia de los electrodos es lo recomendado. Una vez acabado lo anterior, sustituye las bujías por unas nuevas.

Bujía con electrodos fundidos

En este caso verás cómo se produce una pérdida importante en la fuerza del motor y la temperatura suele elevarse demasiado. De esta manera el pistón sufrirá daños. En algunos casos puede desaparecer el electrodo central e incluso que el aislador de porcelana se funda. Este daño en la bujía puede ser debido a:

  • Una conducción en la que se haya rodado durante mucho tiempo a alta velocidad.
  • El sistema de refrigeración puede que no funcione correctamente.
  • La cámara de combustión presenta focos por recalentamiento.
  • Problemas con el ajuste del punto de ignición.

Como sucede en casos anteriores, la limpieza de la bujía puede solucionar el problema, pero es mejor reemplazarla.

La bujía presenta acumulación de óxido en la punta de encendido

Uno de estos síntomas puede estar relacionado con la mala calidad del combustible, pero también es posible su aparición de forma natural. Vivir en zonas de mucha humedad y sobre todo si tu coche pasa mucho tiempo parado, pueden acentuar su aparición. El óxido provocará que la chispa sea deficiente, provocando que el motor no rinda bien. Una vez más la solución es cambiar las bujías.

Desgaste anormal de la bujía

En este caso los electrodos sufren una degradación muy acentuada en la zona de chispa. Una vez más los problemas de arranque y la perdida de potencia son los síntomas más comunes. Este problema suele aparecer en motores que utilizan gasolina con plomo. El cambio de bujías es una operación delicada y no debes llevarla a cabo salvo que seas un entendido en la materia. Si tu coche sufre algunos de estos síntomas y precisas que sean reemplazadas, solicita el cambio de bujías y evita problemas. Pincha este enlace.

Lo más recomendable es solicitar la ayuda de un profesional que diagnostique bien al coche. Es posible que después de estropear la bujía, otras partes se vean gravemente afectadas. No obstante, este video explicativo sobre cómo cambiarlas puede servirte de orientación.

Puedes encontrar otros artículos sobre bujías pinchando en este LINK.

 

 

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas? PAGA HASTA EN 6 MESES SIN INTERESES
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *