Así peritamos… Una batería que salió en llamas

mantenimiento del vehículo

El  mantenimiento del vehículo nos puede ayudar a prevenir muchos problemas. Aunque, en esta ocasión un cambio de batería no resultó ser demasiado beneficioso, veamos qué paso.

Reparatucoche.com recibió una solicitud para realizar un informe derivado de la reclamación del propietario de un Opel Insignia. El cliente reclamaba daños por incendio, como consecuencia de un fallo en el producto vendido (Batería).

Comenzamos… ¿nos acompañas?

El perito enviado por Reparatucoche.com se desplazó al lugar donde se encontraba el vehículo, procediendo a realizar algunas comprobaciones oculares y la toma de las fotografías que se adjuntan en este Informe y en las que se pone de manifiesto determinados aspectos recogidos en el mismo.

También contamos, para la realización del informe, con el Informe Técnico Pericial realizado por la Compañía Aseguradora, que incluye fotografías antes de la reparación del vehículo (Anexo I).

Un breve recordatorio

Nuestro cliente nos indica que el vehículo sufrió un incendio en la instalación eléctrica siendo asistido por el servicio de grúa hasta un taller de la localidad de Humanes de Madrid.

Ese mismo día, dio parte de siniestro a su compañía aseguradora que, una vez realizada la verificación de los daños, desestimó el siniestro, alegando que no existió tal incendio, sino una falta de mantenimiento, que, por tanto, dejaba la reparación sin cobertura del seguro para nuestro cliente.

Tras esta notificación y con el vehículo ya reparado, se realizó la reclamación a la empresa en la que adquirió la batería realizando el montaje de la misma por sus propios medios.

Vamos con la inspección…

Como siempre, empezamos por realizar una inspección ocular del coche. En dicha inspección, podemos apreciar que el vehículo tiene una batería nueva, además de síntomas de reparación de parte de la instalación eléctrica (ubicada debajo del alojamiento de la batería).

Zona cableado reparado.

Zona cableado reparado.

Realizando una comprobación con mayor profundidad, se puede observar, justamente debajo del soporte de la caja de cambios, restos de oxidación en la zona del chasis-larguero, así como los mismos restos en el soporte de la batería.

Restos de oxidación zona debajo batería

Restos de oxidación zona debajo batería

Estos restos de oxidación son típicos de caída de elementos corrosivos, siendo la batería el único elemento ubicado en esta zona que pueda contener líquidos corrosivos.

Pero, realmente, ¿el problema es la batería?

Debido a esta circunstancia y a que el vehículo se encontraba ya reparado, sin posibilidad de verificar la batería sustituida y original del vehículo, comprobamos la batería que llevaba el coche en el momento del incidente. Esta batería fue comprada en una empresa de venta de recambios, por lo que nos desplazamos a las instalaciones que dispone en la localidad.

En dicha visita identificamos la batería que nos enseñan con la reclamada según el justificante de compra, tratándose una batería Marca Yeti Power que se encontraba en periodo de garantía.

Una vez identificada, nuestro perito realiza diversas comprobaciones de la batería según:

  • Verificación visual de posibles roturas y/o deformaciones en el contorno, observando un estado correcto y descartando, por tanto un derrame de líquido de su interior.
Detalle estado exterior batería

Detalle estado exterior batería

  • Verificación visual del nivel del líquido electrolito (líquido corrosivo), desmontando los tapones de sellado existentes. El nivel era el idóneo en todas las celdas por lo que descartamos un derrame de líquido de su interior.
Detalle nivel electrolito.

Detalle nivel electrolito.

  • Prueba de carga y tensión de la batería, a través de máquina de diagnosis correcta.
Detalle estado batería

Detalle estado batería

Según todas las pruebas realizadas, podemos determinar que la batería objeto de la reclamación se encontraba en perfecto estado y lista para su correcto funcionamiento, sin fugas de líquido electrolito, ni ningún otro defecto.

¿Entonces cual ha sido la causa del problema? Sigue con nosotros

No obstante y con el fin de poder profundizar en el origen del daño, realizamos un análisis de las fotografías aportadas en el informe de la Compañía Aseguradora, pudiendo detectar las siguientes circunstancias:

  • En la correspondiente a la fotografía Nº 2, se puede apreciar como existe un tramo del cableado del motor afectado por sulfatación-corrosión, no por exceso de temperatura.

 

Detalle cableado sulfatada-corrosión.

Detalle cableado sulfatada-corrosión.

En la fotografía Nº 1, aparece un borne de batería sulfato, la misma circunstancia anterior.

Detalle borne sulfatado

Detalle borne sulfatado

Estas sulfataciones son un síntoma inequívoco de la batería está llegando al fin de su vida útil, apareciendo fugas por el borne, con escapes de vapores del ácido que, en contacto con el aire, forman esa masa alrededor del borne y demás elementos (sulfatación).

Si a estos datos le añadimos que los principales fabricantes de baterías determinan 5 años como vida media de una batería en un coche de gama media y que la antigüedad del vehículo reclamante en el momento de la compra de la batería también era de 5 años, todo induce a pensar que los daños por sulfatación-oxidación eran anteriores a la compra de la nueva batería y que, al no haberse realizado un saneado (limpiado) de dichos elementos, se ha originado el daño en el cableado motor (oxidación).

En otro orden de cosas, existe otro dato que entendemos importante para la resolución de la reclamación y es que según la Ley de Garantía, el paso previo es que el comprador informe al vendedor de su disconformidad y este último pueda satisfacer al comprador bien con la reparación o bien con la sustitución del elemento, junto a sus daños y perjuicios originados, o desestimando la reclamación.

En el caso que nos ocupa, ha existido comunicación al vendedor una vez ya se encontraba totalmente reparado el vehículo.

Tras estas explicaciones, vamos con la conclusión.

Expuesto todo lo anterior y tomando en consideración los datos de que disponemos entendemos que:ROJO

  • Según las comprobaciones realizadas a la batería vendida por la empresa de recambios, se encontraba en perfecto estado de funcionamiento, sin pérdidas de líquidos (niveles correctos) y con una tensión de corriente correcta.
  • Que los daños reclamados por nuestro cliente en el vehículo de su propiedad Opel Insignia, no pudieron ser originados por la batería comprada en dicha empresa, ya que, como ha quedado confirmado en el presente informe, no presentaba ningún tipo de fallo o fuga de líquidos.

Por lo tanto y como conclusión final, entendemos que la empresa vendedora de la batería objeto de la reclamación, no tiene ningún tipo de responsabilidad en relación a los daños presentes en el vehículo Opel Insignia ni la reparación de los mismos y que deberá ser el cliente el que haga frente al gasto. Aunque, ahora sí, podrá hacerlo con la seguridad plena de estar pagando por algo que verdaderamente le corresponde… Es pues, un nuevo ENTERAO

 

El mantenimiento de tu coche te puede salir más barato gracias a nuestros pack de ahorro con los que podrás conseguir descuentos de hasta el 50% ¡Consúltanos!

Fotografías:

bateria_091bateria_10bateria_11bateria_12

Anexo:

bateria_13

 

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas? PAGA HASTA EN 6 MESES SIN INTERESES
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *