Así peritamos una avería mecánica de Peugeot 307

avería mecánica de peugeot 307

Nuestro perito tiene hoy la misión de realizar un informe técnico sobre una avería mecánica de Peugeot 307 con motor diésel que permita determinar las causas. ¿Nos acompañas?

Antes de nada debes saber …

El Peugeot 307 es un vehículo del segmento C de la marca Peugeot. Este coche es producido desde el año 2001. Sucede al Peugeot 306 y fue el coche del año en Europa en el año 2002. Una vez que conoces estos datos, debes saber que los servicios que nos han solicitado son para realizar un informe técnico cuyo objetivo es analizar la avería sufrida en este vehículo.

Estudio de la documentación

El primer cometido en la peritación es el estudio de la documentación del vehículo. En este sentido, una vez que llegamos al taller procedemos a identificar el vehículo con el fin de verificar las reclamaciones efectuadas por el propietario. En el vehículo podemos encontrar tanto el permiso de circulación como la ficha técnica. Sin embargo, el libro de mantenimiento no se encuentra en él. Esto es esencial para poder pasar a describir la avería mecánica de Peugeot 307.

Descripción de la avería y circunstancias

A continuación, tenemos que determinar el origen de los daños presentes en el vehículo. Para ello, hablamos con el jefe de taller. Nos indica que el vehículo llegó al taller por sus propios medios para revisar un ruido motor.

El personal del taller localizó el ruido en la cadena de distribución árbol de levas. Fue entonces, cuando bajo autorización, procedieron a la sustitución de la cadena del árbol de levas. A su vez, consideran oportuno sustituir también la chupona bomba de aceite. Según nos informan, la bomba se encontraba obstruida y mientras se sustituía se detectó una rotura del turbocompresor.

En el momento de nuestra visita el vehículo se encuentra con la cadena de distribución y chupona bomba de aceite sustituida. Además, observamos que el tubo de aspiración del turbo y el escape han sido desmontados. No podemos comprobar el nivel de aceite ni el kilometraje con motivo de los desmontajes realizados..

Inspecciones realizadas en el vehículo

Accedemos al hueco motor e inspeccionamos el turbocompresor detectando la ausencia de la tuerca eje de turbinas lado admisión.  A su vez comprobamos que el eje de turbinas presenta holgura excesiva fugando aceite hacia la línea de admisión. Apreciamos también que las aspas de la turbina de admisión están deformadas por el roce de las aspas contra las paredes del turbocompresor.

Solicitamos el desmontaje de los tubos de engrase y eje de turbinas. Cuando proceden a él, nos damos cuenta que no hay restos que hayan podido obstruir el circuito y ocasionar una falta de lubricación.  Ante esto, le pedimos al jefe de taller que nos enseñe la chupona. Sin embargo, nos comunica que la ha reciclado tras su sustitución y asegura que estaba obstruida.

Tras las comprobaciones realizadas y teniendo en cuenta que la falta de la tuerca eje de turbinas admisión es un claro síntoma del agarrotamiento del eje debido a un problema de engrase en el mismo. Determinamos que la anomalía presente en el vehículo se debe a que el tamiz del tubo de aspiración bomba de aceite, se encontraba completamente obstruido con residuos y depósitos pastosos debido a una degradación del aceite, ocasionado un deficiente engrase. Lo anterior afecta de forma directa a los elementos engrasados como son los casquillos y cojinetes del eje del turbo. Estos elementos exigen unas condiciones de engrase óptimas.

Fundamentos técnicos de la avería

Reseñar que desde el inicio de la garantía contratada no ha realizado ningún mantenimiento periódico. Ahora bien, se desconoce si con anterioridad al inicio de la garantía, el seguimiento de los mantenimientos ha sido correcto y periódico utilizando el aceite apropiado. O, si se ha evitado la degradación excesiva del aceite o un nivel de aceite excesivamente bajo. Cualquiera de las acciones anteriores afectaría directamente al engrase del eje de turbinas y casquillos.

Indicar que existe nota técnica del fabricante para las anomalías presentes en el turbo de los motores DV6 1.6 HDI que monta el vehículo. En ella se especifica que, además de la sustitución del turbocompresor, es preciso sustituir el filtro de aceite. Y, no solo eso, sino también realizar un cambio de aceite, de chupona bomba de aceite y de tubos engrase. Respecto al aceite y filtro de aceite acordamos con el jefe de taller que su sustitución será asumida por el propietario del vehículo.

Si quieres profundizar un poco más en las características y funciones del turbocompresor, no dudes en hacerlo aquí. Recuerda que disponer de conocimientos técnicos te ayudará siempre a conocer el funcionamiento de tu vehículo a detectar posibles averías como es el caso de la avería mecánica de Peugeot 307.

Conclusiones

Tras lo anteriormente expuesto y tomando en consideración los datos de los que disponemos entendemos que:

  • Para la correcta reparación de la avería mecánica de Peugeot 307 será necesario la sustitución del turbocompresor por uno reconstruido y tubo y racores de engrase turbo.
  • A su vez, será preciso realizar un cambio de aceite y filtro.

Una imagen vale más que mil palabras y, por eso, hemos añadido algunas que consideramos interesantes.

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas?FINANCIACIÓN A TU MEDIDA
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *