Síntomas de avería sonda lambda

Sonda Lambda

El sensor de oxígeno es un elemento anticontaminante del coche. Te contamos los síntomas de avería y sus consecuencias

La sonda lambda, también llamado sensor de oxígeno porque cumple una función importante dentro del sistema anticontaminación del coche. Trabaja junto con el catalizador. Los síntomas de avería de la sonda lambda pueden ser bastante claros, en Reparatucoche.com te lo explicamos.

¿Cómo funciona la sonda lambda?

Esta situada en el sistema de escape del coche, generalmente en los gasolina, si bien se puede encontrar también en algunos de diésel. Su función es analizar los gases emitidos por la combustión del motor, enviando esta información a la centralita del coche. Esta centralita regula la emisión de combustible inyectado en función de estos datos.

Dando un paso más, lo que regula este sensor de oxígeno es la correcta mezcla de combustible y aire, de manera que las emisiones de gases estén dentro de los parámetros legales.

sensor de oxígeno coche

¿Qué pasa si no funciona correctamente la sonda lambda?

Esto generará dos posibles situaciones:

  • Habrá más aire y menos combustible: En este caso el motor tendrá problemas para combustionar, pudiendo generar que el vehículo se pare.
  • Habrá más combustible y menos aire: Se genera más hollín y monóxido de carbono, contaminando más. Esto es debido a que el motor no puede quemar todo el combustible.

Síntomas de avería

Cuando no funciona correctamente del modo explicado anteriormente, podrás notar en el coche los siguientes síntomas: Mayor consumo de combustible, entrono al 15%, humo negro saliendo por el sistema de escape y aviso de ‘fallo motor’ en el testigo del panel del coche. Además, el coche podría entrar en el sistema ‘a prueba de fallos’, reduciendo la potencia del motor de manera sustancial.

Estos síntomas mejorarían anulando la sonda lambda, pero has de saber que esto es ilegal, además que no podrás pasar la ITV.

Recomendaciones de mantenimiento sonda lambda

La sonda lambda, como es natural, se desgasta con el paso de los kilómetros. Especialmente debido a que se encuentra en un tramo caliente del gas de escape, con altas temperaturas, agentes químicos, vibraciones… Es recomendable revisarla cada 30.000 kilómetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *