Amaxofobia ¿qué es y cómo combatirla?

amaxofobia

¿Sufres amaxofobia? ¿Sabes lo qué es? Desde Reparatucoche.com te ayudamos a comprender y combatir este miedo a conducir.

Para detectar si sufres o no amaxofobia, te invitamos plantearte si alguna vez has tenido pensamientos cómo los siguientes:

  • Puuufff, ¡sólo pensar que tengo que conducir, ya estoy de los nervios!
  • Después de mi accidente, tengo pánico a conducir
  • Noto que estoy perdiendo facultades y no me atrevo a ponerme al volante.

Si tu respuesta ante esta reflexión ha sido positiva, estás ante un problema más habitual de lo que parece, pues este problema afecta a más del 30% de los conductores españoles. No te preocupes, continúa leyendo y encontrarás algunas claves para poder afrontarlo.

Ante todo, debes comprender lo que te ocurre. En términos de psicología, amaxofobia significa “fobia a conducir”. Se trata del proceso que hace que, cuando te planteas conducir, sientas el tráfico cómo una intimidación o amenaza y percibas a los demás conductores como peligrosos.

¿Cuáles son las causan que lo crean?
  1. Sufrir o haber sufrido un accidente de tráfico
  2. Haber padecido un ataque de pánico al volante
  3. Crisis de ansiedad en situaciones que no supiste controlar
  4. No conducir después de obtener el carnet. Éste es el apartado en el que suelen darse con más frecuencia estas fobias, ya que cuando somos nóveles o con poca experiencia hay situaciones en las que no sabemos cómo reaccionar y nos crean más tensión por encontrarnos inseguros. Quienes no superan este tipo de situaciones, son aspirantes a sufrir amaxofobia. Un consejo importante en esos momentos: Ten siempre la autoestima alta y trata de relajarte para mantener el control.
  5. Haber sufrido problemas al emprender un trayecto bajo condiciones climatológicas desfavorables (lluvias, tormentas, hielo), conduciendo de noche, o mientras circulabas en autovías o autopistas.
  6.  Problemas al tomar las curvas o hacer adelantamientos.
¿Cuáles son las principales vías que producen este miedo?

Las autovías o grandes avenidas suelen ser el principal temor de quienes sufren esta fobia ya que, al contar con mayor flujo de tráfico, producen una sensación de angustia y querer huir que no se puede solventar tan fácilmente como en vías secundarias. También desatan esta fobia las vías que que no tienen arcén y, sobre todo, las vías desconocidas.

Por último, destacan las zonas con puentes, túneles y viaductos y aquellos casos en los que la amaxofobia o miedo a conducir, puede sumarse a otras fobias.

¿Existen tratamientos? Por supuesto que sí

Existen tratamientos para superar este problema fatídico siendo su superación más o menos complicada dependiendo del grado en que se sufra. Así, una persona que haya tenido en un momento puntual una crisis de ansiedad por una sobrecarga de estrés, podría recuperarse en unos tres o cuatro meses. Sin embargo, una persona que haya obtenido el carnet de conducir y por motivos “x” haya dejado de conducir durante diez años, tendría que hacer un tratamiento combinado de terapia psicológica y autoescuela que podría conllevar entre seis meses y un año. Gracias a las subvenciones de DGT, la Fundación CEA organiza grupos para cursos terapéuticos gratuitos.

Los tratamientos para combatir la amaxofobia suelen hacerse en tres etapas:

  1. Se practica con un vehículo adaptado con el objetivo de que el conductor se habitúe a las situaciones que le produzcan miedos y desencadenen la fobia.
  2. El conductor ya ha adquirido habilidad para controlar la ansiedad. Se practica con su coche propio para que afronte el tráfico y las complicaciones que surjan siempre en compañía de un terapeuta.
  3. Por último, el conductor circula en solitario mientras el terapeuta, en otro automóvil, tiene que conseguir que le siga.

No obstante, si te sientes identificado después de leer este artículo y quieres indagar más sobre este problema, existe un cuestionario de Conducesinmiedo.com con el que podrás determinar si estás o no expuesto a este problema:

Cuestionario
  1. ¿Cuándo se qué tengo que conducir pienso en ello con frecuencia y me pongo nervioso?
  2. Circulando, ¿nunca me siento tranquilo del todo?
  3. Cuando conduzco, ¿pienso qué cualquiera que vaya cerca de mí se de un golpe conmigo?
  4. ¿Me preocupa molestar a los que circulan detrás por ir muy lento?
  5. Cuando conduzco, ¿pienso que los demás deben creer que soy un torpe?
  6. ¿Siento molestias en la espalda, en las piernas y en los brazos cuándo dejo de conducir?
  7. Cuando conduzco, ¿Me tengo qué secar el sudor de las manos con frecuencia ?
  8. ¿No entiendo porqué no puedo conducir cómo los demás?
  9. ¿Procuro ocultar mi problema con excusas?
  10. ¿Creo que los demás no entenderán mi miedo, que pensarán que soy un cobarde?
  11. ¿Me asusta la velocidad, ir a más de 80 me produce “vértigo”?

No olvides que desde Reparatucoche.com queremos que seas un buen conductor y cuides  tu seguridad.

 

 

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas?PAGA HASTA EN 6 MESES SIN INTERESES
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *