Por qué y cómo maltratas tu coche

cómo maltratas tu coche

Casi siempre pensamos lo mismo “¡Si yo cuido muy bien mi coche!” Reparatucoche te pone a prueba con estos seis hábitos para saber por qué y cómo maltratas tu coche

¿Comenzamos?

1. Depósito de combustible

¿Eres de los que apura la reserva? ¿Ves con frecuencia la luz que indica que has llegado al final del depósito?

Si has contestado afirmativamente a estas preguntas, ya tienes un punto negativo en el cuidado de tu vehículo, ¿por qué?

Esta luz indicadora nos avisa que el depósito de combustible está llegando a su fin y tienes normalmente un máximo de 50 kilómetros para buscar o llegar a una gasolinera a repostar.

El depósito de combustible tiene una suciedad que, en parte se queda en el propio combustible pero, no sólo se mantiene suspendida, sino que tiende a hacer posos y quedar en el fondo del depósito.

Debes saber que el sistema de alimentación de combustible tiene cuatro componentes: Depósito, bomba y filtro de combustible e inyectores. Por lo que, si apuras la reserva consumirás esos posos y ¿qué puede suceder?

Para empezar, la bomba de combustible tendrá que hacer más esfuerzo para absorber el combustible. El gasoil o gasolina refrigera la bomba cuando pasa por ella, por lo que, un nivel bajo de combustible podría formar burbujas de aire impidiendo la adecuada refrigeración e incrementaría las posibilidades de un fallo o avería o, simplemente, de que se pare el coche y te toque llamar a una grúa o a los expertos de Reparatucoche.com

Por otro lado, la bomba podría absorber los posos que quedan en el fondo del depósito, por lo que, con el tiempo, se atascarían partes de la bomba, el filtro y posiblemente los inyectores. Una avería de los tres elementos puede darse en casos extremos, ¿puedes imaginarte el importe de una reparación así?

2. Dirección y silentblocks

¿Qué son los silentblocks?

La suspensión de nuestro vehículo está formada por amortiguadores y muelles. Pero también existe otra pieza muy importante para que la suspensión sea efectiva, los silentblocks.

Esta pieza hace unión entre los elementos de suspensión y el coche. Lleva en su interior una goma o caucho y, en el caso de que esta goma se rompiese, provocaría una holgura a la vez de unos ruidos en el interior del vehículo, por lo que deberías pasar por un taller para la reparación o llamar a nuestros expertos de Reparatucoche.com.

Es una pieza que se puede dañar con facilidad y el cambio no suele llevar mucho tiempo y que debe conllevaruna alineación de la dirección, ya que al trabajar sobre la suspensión y la dirección se deben restablecer las cotas que indica el fabricante.

Y… ¿sobre la dirección?

En un vehículo con dirección asistida hay que tener en cuenta varios aspectos para su cuidado:

  • Debes girar la dirección estando el coche movimiento y sin pisar el freno. De este modo las ruedas girarán con mayor facilidad y reducirás esfuerzos.
  • No llegar al tope de la dirección, de lo contrario, oirías un ruido y observarías salir un chorro de aceite rojo por uno de los lados al haber producido una avería en la dirección asistida.

3. Cómo sobrepasar los badenes o resaltos

La finalidad de estos elementos no es otra que reducir la velocidad, por lo que debes tener cuidado al sobrepasarlos si no quieres provocar averías en tu coche. En post de este blog ya te dimos consejos a este respecto.

4. Calentar el coche antes de emprender la marcha

Un consejo que se decía en los 70 u 80 era: “Hay que dejar cinco minutos a ralentí el coche para que coja temperatura”. En la actualidad no es necesario. No obstante, para el vehículo no es malo, aunque puede serlo para tu salud si te encontraras dentro de un garaje por ejemplo, debido a la emisión de gases que se producen.

Para evitar posibles averías deberías calentar el coche sí, pero saliendo despacio y rodando sin brusquedades durante unos minutos. De esta forma, estarás calentando el motor mucho mejor.

¿Qué averías se pueden producir si no lo haces?

  • El hacer funcionar el cambio de velocidades con el aceite frío conlleva una falta de engrase por estar más denso.
  • Forzarías el embrague y las pastillas de freno

E, incluso podrías reventar un amortiguador por tener el aceite helado y pasar deprisa por un badén, resalto o bache pronunciado.

5. Costumbres adquiridas con los pies en los pedales cuando estamos parados en un semáforo

En este punto te interesará leer un artículo publicado en nuestro blog: Malos hábitos con el embrague.

6. La palanca de cambio

Existen dos tipos de cambio, el cambio manual y el cambio automáticoEn ninguno de los dos tipos debe dejarse el coche en punto muerto al realizar una bajada de una calzada o carretera. ¿Por qué?

En el cambio automático, cuando circulas en punto muerto (poniendo la palanca de cambio en la N o neutral) no se generaría avería, pero el problema existe cuando desplazas la palanca en la marcha D. Este cambio está hecho para realizar este paso estando parado, no circulando por ejemplo a 80 o 100 kilómetros/hora.

En el cambio manual, si el vehículo lleva una velocidad alta al poner punto muerto y luego volver a meter la velocidad que tú crees que debería llevar, puedes equivocarte y meter una marcha totalmente diferente, con lo cual se puede producir una avería importante en la caja de cambios.

Un vicio muy perjudicial, el llevar la mano apoyada sobre la palanca de cambios (manual) Con este hábito estas forzando los sincronizadores del cambio, a corto plazo no apreciarías nada pero, con el tiempo, provocaras una avería muy cara.

El sincronizador es uno de los elementos más importantes de la caja de cambio manual, se encarga de la suavidad durante el cambio de marchas.

Durante el funcionamiento, todos los piñones están girando continuamente pero sólo uno está colocado en el eje mientras el resto gira sobre el mismo. El sincronizador es el encargado de colocar y descolocar los piñones al eje. Primero, iguala las velocidades entre el piñón y el eje y, a continuación, lo sitúa en su punto justo.

Para ampliar información, te puede interesar leer este artículo:

Cajas de cambio: Posibles Averías

Y ahora, ¿porqué y cómo maltratas tu coche?

Como ves, desde Reparatucoche mimamos tu coche tanto como tú.

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas?PAGA HASTA EN 6 MESES SIN INTERESES
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *