8 sencillos pasos para sustituir una correa de distribución

cambiar Correa de distribución barata

Estudios demuestran que los españoles gastamos de media 85 euros al mes en el mantenimiento de nuestro vehículo. Olvidarnos de cuidados tan mínimos y a la vez tan sencillos, pueden desembocar en graves averías. Una de las averías más comunes es el desgaste o la rotura de la correa de distribución.

Su sustitución es una tarea compleja que requiere de herramientas específicas que pueden variar de una aplicación a otra. Por ello, es importante tener en cuenta las referencias especificadas en su embalaje. Además, el procedimiento a seguir variará en función del motor, por lo que habrá que seguir unas instrucciones específicas para cada una.

Nuestra misión de hoy es facilitarte la vida y no asustarte con la ejecución de esta tarea. Para ello, te tratemos unos sencillos pasos que te asegurarán una correcta sustitución de la correa de distribución.

¡MANOS A LA OBRA!

#1 Asegúrate de la alineación correcta de las marcas de puesta a punto.

  • El punto del cigüeñal se sitúa en el punto muerto superior.
  • El rotor del distribuidor está alineado con la marca de puesta a punto del alojamiento del distribuidor.
  • El puntero de puesta a punto de la polea del árbol de levas está alineado con la marca del bloque motor.

#2 Coloca la nueva correa sobre las poleas ¡No la fuerces! ¡Y, por supuesto, nunca instales una correa usada!

#3 Afloja el tornillo de ajuste del tensor lentamente, de tal manera que pueda oscilar hacia atrás contra la correa. Coloca el tensor en su posición para que no golpee la correa. A continuación, asegúrate de que el resorte del tensor está acoplado de manera correcta. Si, por el contrario, no existe ningún tensor accionado por resorte, ajusta la tensión de la correa siguiendo las recomendaciones marcadas por el fabricante.

#4 ¡Gira el cigüeñal! Dos vueltas completas como mínimo para que, si hay holguras en la correa, éstas sean eliminadas. Y, también, para que sus dientes se encajen de manera correcta en las cavas de la polea.

#5 Afloja el tensor y ajusta la tensión de la correa de nuevo siguiendo las recomendaciones del fabricante. En el caso de que la transmisión disponga de un tensor fijo, comprueba la tensión. Después, aprieta los pernos de ajuste y pivote del tensor.

#6 ¡Instala los componentes que se hayan desmontado! ¡También la cubierta de la correa! ¡Aprieta los tornillos de manera correcta!

#7 Conecta el cable a tierra de la batería.

#8 Y, por último, arranca el motor, revisa el ajuste de encendido y realiza los ajustes que sean necesarios.

Si aún te quedan dudas o prefieres ponerte en manos de profesionales, no dudes en contactar con nosotros ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas?PAGA HASTA EN 6 MESES SIN INTERESES
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *