Funcionamiento del Turbocompresor

Funcionamiento del Turbocompresor

Son varios los artículos que hemos dedicado en Reparatucoche.com a este componente del motor ¿Pero cuál es realmente el funcionamiento del turbocompresor o turbo? En las siguientes líneas vamos a explicar cuál es su función.

Para comprender el funcionamiento del turbocompresor, podemos empezar diciendo que los motores, por sí solos, no son capaces de aprovechar toda su potencia. Mucha de la energía generada en su interior, provocada por la combustión, es expulsada y por tanto desaprovechada en el tubo de escape. Fue Alfred Büchi, ingeniero de nacionalidad suiza, quien en 1905 decidió aprovechar estos gases para crear el primer turbocompresor.

Sin embargo, su aplicación en el mundo de la automoción no llegaría hasta los años 60, siendo el primer vehículo con motor turbodiésel el Mercedes 300D.

¿Qué beneficios se obtienen con el uso del turbocompresor?

Podemos decir que cuanto más aire entre al motor de nuestro vehículo, mejor será su rendimiento. Para conseguir este cometido existen dos opciones:

  • Aumentar su volumen interno para disponer de una mayor capacidad.
  • Comprimir el aire mediante el turbocompresor, lo que nos permite introducir en una cilindrada más pequeña mucha más cantidad de aire.

Cuanta más capacidad de bombear aire tenga el turbo, mayor será su potencia. Esta última opción es conocida como sobrealimentación.

Pero profundicemos un poco más en el funcionamiento del turbocompresor

Está instalado en el colector de admisión, concretamente en su entrada. Consiste en un compresor centrífugo en cuyo eje se instala una turbina impulsada por los gases de escape. El aire que pasa a través del filtro es comprimido e introducido en los cilindros a mayor presión. Este incremento de presión, hace que la cantidad de oxígeno sea mayor, consiguiendo motores más potentes. Supera las 100.000 revoluciones por minuto y puede llegar a temperaturas de más de 750 ºC. En determinados casos y para mejorar su refrigeración, se suele instalar un enfriador o intercooler.

Un motor turboalimentado es más potente que un motor atmosférico de similares características. Su aumento de consumo es proporcional al incremento de volumen de aire en motores gasolina.

Esto no sucede en los motores diésel, donde el volumen de aire no es proporcional a la cantidad de combustible. El sistema de inyección consigue que la masa de aire siempre sea en exceso, cualidades que hacen que este tipo de motores sean los más utilizados para su aplicación, motores turbodiésel.

Artículos relacionados que te pueden interesar Mantenimiento del turbo del coche y Te enseñamos a evitar averías de turbo.

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas?PAGA HASTA EN 6 MESES SIN INTERESES
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *