Duración de los neumáticos

como cambiar neumaticos

Te explicamos como saber cuando ha llegado el momento de cambiar los neumáticos, y como alargar su vida útil

Con toda seguridad, los neumáticos del coche son un elemento básico para la conducción y la seguridad en tu vehículo. Unos neumáticos desgastados restarán adherencia con el asfalto además de eficiencia del coche, pudiendo generar en un accidente de tráfico. Se estima que el 20% de los accidentes son generados por un mal estado de los neumáticos.

¿Cuál es la vida útil del neumático?

Antes que nada, debemos de saber cual es la vida útil de nuestra “goma”. De su duración dependen varios factores, como las indicaciones del fabricante, condiciones meteorológicas del lugar donde vives, estado de las carreteras… Pero como norma general un neumático de calidad puede llegar a durar hasta 50.000 – 60.000 kilómetros. Sin embargo, uno de baja calidad no pasará de los 10.000 kilómetros.

De esto también depende el tipo de cubierta que utilices, pues una más blanda te dará más adherencia pero menor vida útil respecto de otra más dura.

Estado de los neumáticos
Las condiciones climatológicas de tu región influyen en la vida útil del neumático.

Otro factor a tener en cuenta es la fecha de fabricación del neumático. Un neumático, si se conserva correctamente, puede empezar a utilizarse hasta 10 años desde la fecha de fabricación. A partir de entonces no es recomendable montarlo. Además, tampoco se recomienda darles uso más de 5 años, pues las condiciones climatológicas hacen ‘mella’ en la goma, generando grietas y un desgaste del material.

La fecha de fabricación (DOT) la puedes encontrar en el lateral del neumático. Esta se encuentra en el código en el que has de tomar las últimas 4 cifras (2 para la semana del año, 2 el año) del código.

¿De qué depende la vida de los neumáticos?

Además de la calidad y el tipo de goma, hay otros factores que inciden en la vida útil del neumático. El más importante es el estilo de conducción. También tener unos neumáticos originales, de calidad.

El tipo de conducción influye, una conducción agresiva (entrada con exceso de velocidad en las curvas, frenazos, acelerones…) reducirá enormemente la vida de los neumáticos, por lo tanto la primera recomendación es realizar una conducción eficiente para que los neumáticos duren.

Otro aspecto a tener en cuenta, es la presión de los neumáticos. Se ha de cumplir con las recomendaciones del fabricante en todo momento. Un neumático por debajo de su presión se desgastará mucho antes, además de ser menos seguro y gastar más carburante. El beneficio principal de llevar los neumáticos en su presión correcta, es que el desgaste en el mismo será uniforme, y no irregular, con los problemas que ello conlleva.

Además de estas recomendaciones como las dos principales, hay otras consideraciones a tener en cuenta para aumentar la vida del neumático:

  • Los neumáticos que compartan eje han de ser de la misma marca, medida, estructura (radial y diagonal) y modelo.
  • La banda de rodadura no puede ser inferior a 1,6mm.
  • Se ha de realizar de manera regular un alineado o paralelo de las ruedas para evitar su desgaste prematuro.
como cambiar neumáticos de coche
Es importante revisar también los daños internos del neumático.

¿Cuándo ha llegado el momento de cambiar los neumáticos?

El desgaste de las cubiertas se suele controlar con la profundidad del dibujo. A nivel legal, cuando la banda de rodadura ha llegado a ser inferior a 1,6mm debes de sustituir el neumático de inmediato pues, además de ilegal, es peligroso circular con unas cubiertas en ese estado. Por lo tanto, esta es su profundidad mínima.

Sobre la presión del neumático, es tan perjudicial circular con sobrepresión en el neumático, así como con una presión insuficiente.

Al circular con unasobrepresión en las cubiertas, la superficie de contacto con el asfalto será menor. Esto, además de una menor adherencia con el asfalto, provocará un mayor desgaste de la parte central del neumático.

Sin embargo, al ir con una presión baja, la superficie de contacto con el suelo será superior, provocando un sobre-calentamiento en toda la cubierta, además de un mayor desgaste, especialmente en los laterales. Esto tiene dos consecuencias, la primera es un mayor consumo de combustible, la otra, debido al mayor desgaste y sobre-calentamiento neumático, es la posibilidad del ‘reventón’, con todos los peligros que ello conlleva.

Como excepción, en el caso de circular muy cargados de peso, o a altas velocidades (por ejemplo por Alemania y sus famosas autopistas sin límite de velocidad, la autobahn), habrá que añadir una presión extra, para ello has de consultar el manual del fabricante.

Datos que tienes que conocer sobre los neumáticos

Generalmente, la profundidad de la banda de rodadura de un neumático nuevo es de 8 a 9 milímetros. Es habitual que los neumáticos cuenten con un testigo al llegar a los 4mm y al límite legal de 1,6 milímetros.

Las condiciones climatológicas son muy importantes a la hora de cambiar un neumático. No es aconsejable en lugares climatológicos de frio, lluvia y nieve tener una banda inferior a 4 o 5 milímetros.

frenada neumáticos
Metros de frenada de 80 a 0 km/h en condiciones de lluvia (Fuente:
Continental Reifen Deutschland GmbH )

El estado de las carreteras es importante a la hora de desgastar un neumático. Por ejemplo, circular en autovía está demostrado que reduce el desgaste de las cubiertas, ofreciendo muchos mejores datos que las carreteras convencionales o metropolitanas.

Como ‘tip’ o pequeño truco en mecánica, puedes tener en cuenta que, si cambias los neumáticos del eje trasero al delantero y viceversa cada 20.000 kilómetros, podrás dar un tiempo de vida extra a tus cubiertas, pues el desgaste será más uniforme. La explicación es que el eje trasero se desgasta menos que el delantero, pues soporta menos peso.

¿Qué neumático debo elegir?

Es una pregunta importante, pues las distintas marcas (Michelin, Bridgestone, Goodyear…) ofrecen distintos modelos para todo tipo de terreno.

Según la condición climatológica de tu región(si bien en España no suele haber condiciones extremas) , deberás plantearte poner un neumático u otro para una conducción segura, además de desgastar lo menos posible los neumáticos. Existen estos tipos:

  • Neumáticos de seco: Están adaptados especialmente a condición de seco, soporta la lluvia pero no en exceso. Por debajo de 7ºC pueden perder fiabilidad.
  • Neumático para todas las climatologías: Funcionan de manera correcta en seco y mojado, pero pierden adherencia en situaciones de nieve.
  • Neumáticos para lluvia: Específicos para condiciones de lluvia. Reduce el ‘aquaplaning’. Tienen más láminas de goma.
  • Neumáticos para nieve y hielo: También llamados neumáticos de invierno, sus ‘formas’ evacuan el agua y reducen el ‘aquaplaning’, aumenta la adherencia en condiciones de frío extremo. Se reconocen por sus letras M+S (barro y nieve).

Si quieres cambiar tus neumáticos, te recomendamos que realices el cambio con reparatucoche.com , ofrecemos precios por debajo del precio de mercado y nos ocupamos de toda la reparación por ti. Solicita tu presupuesto aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *