Consejos para mantener limpio tu vehículo

mantener limpio tu vehículo

Si eres de los que les gusta llevar el coche como recién salido de fábrica, este artículo te interesa. Reparatucoche.com te aconseja, sobre cómo actuar para mantener limpio tu vehículo.

Seguro que alguna vez has utilizado el autolavado o las pistolas de agua a presión para lavar tu coche. Sin embargo, para mantener limpio tu vehículo tanto por fuera, como por dentro, toca remangarse y ponerse manos a la obra.

¿Dispuesto a dejar tu coche como nuevo? ¡No te arrepentirás!

Antes de empezar y puesto que nos vamos a meter en faena, toca ponerse cómodo. Utiliza ropa ligera o de sport, te permitirá moverte más libremente a la hora de llegar a ciertas partes del coche. Una vez preparados, comenzamos la operación mantener limpio tu vehículo.

Cómo limpiar las alfombrillas

Es quizás el elemento que más sufre. Polvo, barro acumulado en los pies, restos de comida, golosinas… Las alfombrillas pueden ser de goma o tapizadas. El método que te mostramos a continuación, es válido para ambos casos.

Antes de empezar necesitarás, un cubo, lavavajillas, vinagre blanco, un cepillo y un dosificador.

Retira las alfombrillas del interior del coche y sacúdelas enérgicamente para quitar el polvo o barro acumulados. Seguidamente, llena el cubo con medio litro de agua, no demasiado caliente. Añade la mitad de un vaso pequeño de vinagre blanco y un chorro de lavavajillas, ahora solo queda aplicar el preparado. Para ello puedes utilizar el cepillo o usar el pulverizador y dejar actuar entre 15 y 30 minutos.

Para terminar, aclara con agua a presión y deja secar al aire, hasta que no queden rastros de humedad.

Limpieza de la tapicería

Vas a necesitar, producto especial para tapicerías, una aspiradora y dos cepillos.

Aprovechando que tienes fuera las alfombrillas, vacía el coche de todo lo innecesario y retira cualquier rastro de basura. Si acabas de llegar de viaje, tienes niños… es muy probable que encuentres rastros de comida, envoltorios, papeles…

Una vez despejado el interior, es el momento de coger la aspiradora y pasarla por todo el interior. Cuando hayas acabado, aplica el producto para tapicerías, tanto en asientos como en la moqueta, utiliza uno para cada cosa. Aplica el producto en toda la tapicería, no solo en las manchas, evitaras que queden cercos en las zonas donde has frotado.

¡A por el salpicadero!

Ahora que tienes la tapicería y la moqueta impecables, no querrás volver a mancharlas, ¿verdad? Utiliza unos plásticos o papel de periódico para poner en el lugar de las alfombrillas y evitar nuevas manchas.

Para limpiar esta zona, prepara una solución con agua, jabón y un poco de amoniaco, conseguirás un resultado perfecto. Presta especial atención a las zonas funcionales, como el volante, palanca de cambio…

Humedece una bayeta de microfibra en la solución que has preparado y pásala por todo el salpicadero. Comienza desde la parte más pegada a la luna y seguidamente de arriba a abajo. Si eres fumador, no olvides vaciar el cenicero.

¿Quieres saber cómo hacer desaparecer el olor a tabaco? Te lo contamos ¡Pero es un secreto!

Una forma rápida y sencilla es colocar unos granitos de lavanda en su interior. Cuando apagues el cigarrillo las bolitas se quemarán, ambientando el interior del coche.

Si tienes una mascota, esta solución te viene como anillo al dedo. Coloca un poco de arena de gato en el interior del cenicero, el olor quedará atrapado en ella. No menos importante, lavar el cenicero frecuentemente y eliminar la ceniza acumulada en los alrededores.

¿Cómo limpiar la carrocería?

Para mantener limpio tu vehículo, no vasya con dejarlo impecable por dentro, llega el momento de conseguir que su exterior reluzca cómo el primer día.

Para conseguir una limpieza impecable, utiliza agua tibia para no dañar la pintura y añade lavavajillas o producto específico. Estos productos los puedes encontrar en gasolineras o grandes superficies.

Comienza desde el techo hacia los bajos, así evitarás que la suciedad vuelva a depositarse en zonas limpias. En el caso de que tu coche sea muy alto, utiliza una escalera pequeña o un cepillo con mango para llegar a las zonas más altas.

Para el resto de zonas utiliza una esponja de gran tamaño, especial para carrocerías. Empápala bien del producto elegido para que sea más fácil eliminar la suciedad, prestando atención a las incrustaciones más difíciles. Realiza la limpieza comienza desde la parte trasera hacia adelante y de forma circular. Aclara con una manguera o utiliza una pistola de agua a presión.

¡A por las llantas!

Para un resultado óptimo en llantas y neumáticos, utiliza un quitagrasas potente, especial para elementos metálicos.

Termina totalmente una llanta antes de pasar a la otra, aplicar y esperar no dará el resultado esperado.

Prepara un cubo con agua y añade el quitagrasas elegido siguiendo las indicaciones del fabricante. Comienza por la zona interior, deja actuar el producto y frota con un cepillo para llantas.

Una vez terminada la zona interior, continua con el frontal. No olvides aclarar cada parte después de frotar, evitarás que queden residuos abrasivos. En caso de no retirar estos restos podrían llegar a dañar la llanta o los neumáticos. Para finalizar, aplica abrillantador o cera para neumáticos con una esponja.

Luna y cristales

A pesar de su importancia, en muchas ocasiones son los grandes olvidados. Con el mal tiempo y las bajas temperaturas, observas que se empañan con facilidad, dificultando su visión. Unas veces con la mano, otras con un pañuelo… pero lo cierto es que al final, se termina ensuciando.

Su limpieza es muy sencilla, un limpia cristales y un trapo que no deje pelusa. Puedes utilizar limpia cristales especiales que evitan en gran medida que el cristal se empañe. En caso de que la luna se empañe, tienes varias opciones:

  • Utilizar la opción para desempañar disponible en el climatizador de tu coche
  • Utilizar el climatizador a gran velocidad y dirigiendo el aire hacia la luna
  • Bajar un poco las ventanillas y esperar
  • En el peor de los casos, utilizar un paño que no deje pelusa

Para el exterior puedes utilizar agua y jabón. No olvides revisar el estado de las escobillas.

¿Y los faros?

Unos faros con suciedad incrustada, pueden llegar a perder un 10% de eficacia, pasa un paño húmedo sobre ellos de vez en cuando. Puedes eliminar las manchas de alquitrán con un poco de aceite de linaza.

Para terminar, limpiaparabrisas

Para mantener limpio tu vehículo, también debes comprobar aquellos accesorios que actúan sobre él. Es muy importante mantener unos limpiaparabrisas en buen estado, que garanticen una visibilidad adecuada cuando los necesites.

Comprueba el estado de la goma, si no es necesaria su sustitución, utiliza un poco de alcohol en una bayeta para eliminar la suciedad acumulada. Más información Aprende a mantener los limpiaparabrisas

Mantener limpio tu vehículo te permitirá disfrutar de un mejor estado de conservación, pero servirá de poco sin un mantenimiento adecuado. Consulta el blog de Reparatucoche.com o en caso de dudas, pregunta a nuestros técnicos.

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas?PAGA HASTA EN 6 MESES SIN INTERESES
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *