Cómo aparcar tu coche sin agobios

El mayor reto del conductor es aprender a aparcar bien y más si eres novel. Hoy te explicamos unos trucos para que sea todo más fácil.

Llegamos a cualquier sitio, y tenemos que buscar el hueco para no complicarnos la existencia a la hora de aparcar. Pero no siempre es de color de rosa. Y después de muchas vueltas encontramos el aparcamiento, donde nos surge mil preguntas, una de ellas es: ¿mi coche cabe en este hueco? Los nervios nos juegan una mala pasada, el coche de atrás no tiene paciencia, se me da mal aparcar, batería…. aparcar en batería, ¿qué es eso? Cuántas veces nos hemos ido de un sitio sin aparcar por no seguir haciendo el ridículo o dejar de hacer tantas maniobras.

Pero hay momentos que no podemos dejar escapar y es el momento de intentarlo y hacer todas las maniobras posibles para que nuestro coche, se quede aparcado de una vez por todas. Por eso queremos que leas este articulo y seas el mejor aparcando.

Tipos de aparcamiento:

  • Aparcamiento en línea: Este estilo de aparcamiento en conductores jóvenes o personas que no usan el coche a diario puede provocar dudas y dificultades.
  • Aparcamiento en batería: Uno de los aparcamientos más sencillos la única pega es la falta de espacio para maniobrar.
  • Aparcamiento en oblicuo: Este sí que es uno de los aparcamientos más sencillo y fácil, siempre y cuando lo hagamos de morro. Olvídate de aparcar marcha atrás, y si por algún casual decides hacerlo, enviarnos fotos, estaremos encantados de verlas.

Aparcamiento en línea:Aparcar linea

  • Avisaremos de la maniobra: como siempre debemos de alertar a los conductores con antelación para evitar colisiones
  • Coche de referencia: nuestro coche lo colocaremos en línea, paralelo al coche que se encuentra delante de nuestro hueco para aparcar. Este vehículo va a ser nuestra referencia todo el rato. Y en este punto tenemos dos opciones.
    • Alinear el eje trasero de nuestro coche con el parachoques trasero del coche que se encuentra delante.
    • Colocamos el morro del coche en paralelo con el espejo retrovisor del coche de referencia

Hasta aquí, no hemos realizado ninguna maniobra de volante, el volante debe estar recto

  • Girar y marcha atrás: ahora llega el momento de aparcar, giramos el volante en el mismo sentido hacia donde queremos aparcar. Seleccionamos la marcha atrás y vamos retrocediendo suavemente. Hasta que veamos el faro delantero izquierdo del coche de detrás
  • El último toque: En este paso debemos cambiar el giro del volante al lado contrario y continuamos la marcha atrás. ¡Y ya está aparcado! d

Aquí tienes un video de la DGT dónde nos explican cómo aparcar

 

Aparcamiento en batería: aparcar bateria

  • Avisaremos de la maniobra: debemos de alertar a los conductores con antelación para evitar colisiones.
  • Coche de referencia: Pondremos el coche en perpendicular a los coches que ya están aparcados. El final del parachoques trasero estará alineando al coche que ya está aparcado a la izquierda.
  • Girar y marcha atrás: Giramos todo el volante a la derecha, seleccionamos marcha atrás y retrocedemos poco a poco, miramos por los retrovisores para no dar ningún golpe a los vehículos tanto de la izquierda como la derecha.  Si no está quedando como nos gusta, siempre podemos ir hacia delante enderezar el vehículo e ir recto marcha atrás.
  • El último toque: ajustamos el coche al espacio tanto en primera y marcha atrás, colocamos el freno de mano y ¡¡por fin aparcado!!

Y aquí tenemos otro video de la DGT, de cómo se aparca en batería.

 

Aparcamiento en oblicuo:

  • Avisaremos de la maniobra: Ponemos el intermitente hacia el lado que vayamos aparcar. Estamos pendientes de nuestro retrovisor cuando llegue a la altura de la esquina trasera izquierda, será el momento de girar.
  • Giramos toda la dirección en el sentido que queremos aparcar, y observamos por los retrovisores, para no rozar ninguno de los coches laterales.
  • Para irnos sacamos el coche en línea recta giramos, cuando el eje trasero del coche llegue a la esquina trasera del vehículo enderezamos.

 El secreto:

Vamos a dejar de vivir de ilusiones, no existe el gran secreto para ser un crack aparcado. Para aparcar mejor o peor depende de tus cualidades al volante, tu experiencia. Otro motivo es el miedo a aparcar en paralelos, conocido como paralelofobia, el miedo es el único enemigo que no te deja aparcar, así que la próxima vez, ¡inténtalo y vence a tu miedo!

Otro día os contaremos con calma las señales de aparcamiento. Si te interesa este tema, tambien puedes mirar asistentes de aparcamiento, ¿Cómo funcionan?

Dos pasos para reparar tu coche al mejor precio: ¿qué necesitas?FINANCIACIÓN A TU MEDIDA
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
o

Dinos qué le pasa a tu coche:

He leído y acepto las condiciones de uso y la política de privacidad
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *