Embrague y sus grandes enemigos

atascos

El embrague y su variante con embrague bimasa, es una de nuestras reparaciones más habituales. Por ello hemos dedicado nuestro último estudio a analizar sus grandes enemigos. Uno de ellos es el propio conductor con sus hábitos adquiridos. Pero los datos demuestran además que, en relación a su parque móvil, las grandes ciudades tienen una ratio de avería de embrague muy superior a la media. Los atascos son el principal culpable.

Nuestros coches no fueron concebidos para los atascos. Por este motivo sufren en cada uno de ellos mucho más que si condujéramos por carretera o autovía algunos cientos de kilómetros. Para que entiendas cómo afecta a sus componentes, piensa en una salida a caminar. Por casualidad te encuentras con varios conocidos lo que te obliga parar continuamente a saludar. Al volver a casa, tendrás las rodillas y la espalda doloridas y, probablemente, sientas un cansancio similar al de haber asistido a una carrera. El problema es simple, el ritmo no era el adecuado.

Un coche sufre de manera parecida al callejear en exceso o cuando, por trabajo o rutas al colegio, nos vemos obligados a caer, de manera continua, en un embotellamiento diario.

Tanto es así, que nuestros últimos estudios reflejan que en ciudades como Madrid o Barcelona la tasa de aparición de averías de embrague es mucho mayor a la media. En general, el cambio de embrague está entre las averías más solicitadas por nuestros usuarios. Concretamente, el 22,8% de las reparaciones que nuestros talleres colaboradores han realizado en 2019, está relacionada con este elemento. Solo lo supera el cambio de la Correa de Distribución, otro de los principales elementos de desgaste y que supone el 27% de las solicitudes realizadas por nuestros usuarios.

atasco

Principales Culpables: Desplazamientos cortos y paradas en exceso

En la Comunidad de Madrid, la incidencia de las reparaciones de embrague con y sin volante bimasa, supera el 25% de todas las reparaciones demandadas. Contrasta, por ejemplo, con el 9.1% de Baleares o el 16% de incidencia de esta avería en provincias más pequeñas como Alicante.

Además, nuestro estudio refleja que Ford es la marca con mayor número de averías de embrague y volante bimasa. Le siguen Citroën y Peugeot. Si atendemos a modelos, el Ford Focus y el Peugeot 307 han sido los vehículos sobre los que más intervenciones de cambio de embrague y/o embrague bimasa hemos tramitado a lo largo del año.

Por su precio, ésta es, demás, una de las operaciones más temidas. Sobre todo, cuando incluye cambio de volante bimasa, lo que encarece mucho la reparación. De los 420€ de media que puede costar un cambio de embrague, hasta los más de 1.000€ que puede suponer la reparación cuando el vehículo monta volante bimasa.

¿Cómo remediar los efectos de los atascos en nuestro vehículo?

  • Realizar una conducción más eficiente y prestar atención al embrague.
  • Guardar la distancia de seguridad reducirá los cambios de velocidad en trayectos cortos.
  • Revisar su estado periódicamente.
  • Poner el coche en punto muerto en caso de que la detención se alargue.
  • Arrancar sin acelerones tras la pequeña retención.
  • Pisar siempre el pedal a fondo para el cambio de marcha.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *